En el Gobierno analizan medidas para moderar los precios de los alimentos

Macri reunió ayer a su gabinete; allí se habló de la agenda económica, entre otros temas
Macri reunió ayer a su gabinete; allí se habló de la agenda económica, entre otros temas Crédito: Presidencia
Un amplio sector del oficialismo presiona para que se instrumenten acciones ante la fuerte suba, pero el ala económica no quiere aplicar controles; Larreta admitió ayer que hay opciones en estudio
Maia Jastreblansky
(0)
6 de abril de 2019  

"Los controles de precios ya se propusieron en el pasado... en varios gobiernos... ¡Los controles de precios no funcionaron!", exclamó Mauricio Macri esta semana desde Gualeguaychú . El Presidente manifestó en público su tajante postura frente a los remedios para controlar la inflación . Pero en las últimas semanas también fue necesario subrayar ese concepto puertas adentro del Gobierno.

Distintos actores de Cambiemos vienen reclamando en reuniones interministeriales y en mesas políticas que se tomen medidas más drásticas ante los aumentos de precios en la canasta de alimentos. Según pudo reconstruir LA NACION, un grupo de funcionarios y legisladores del oficialismo vienen insistiendo puertas adentro en que el "changuito" es la variable que más se siente en los bolsillos de los sectores medios y bajos y un factor clave de cara a las elecciones.

"Entre [el exsecretario de Comercio] Guillermo Moreno y que el libre mercado nos lleve a esta situación tiene que haber un camino intermedio", graficó un funcionario de la Casa Rosada esta semana a LA NACION. Otro funcionario de un despacho vecino se quejó por el precio de la leche. Y un ministro se lamentó por el impacto que tuvieron los aumentos de los alimentos en la cifra de la pobreza. "Se pueden aumentar los planes sociales, pero se corre siempre de atrás", reflexionó.

Medidas

El jueves, el tema estuvo sobre la mesa durante la cena que mantuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; la gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy). Durante el convite, celebrado en una mesa del restaurante Novecento, se tocó el tema de la inflación y se acordó que los gobernadores llevarán propuestas económicas a la Casa Rosada.

Rodríguez Larreta dejó entrever el asunto ayer por la mañana. "Sé que el Gobierno lo está estudiando, hay que dejar que lo anuncien. Sé que se está trabajando en acuerdos de precios y que se está hablando con los sectores, por lo menos, de los bienes más sensibles", dijo en Radio con Vos.

Desde el Ministerio de Producción, el área con capacidad operativa en materia de comercio interior, anticiparon que actualmente están trabajando en fortalecer el programa Precios Cuidados "incorporando más jugadores y productos". Aún están dialogando con las industrias y trabajando en los anuncios.

"Todos los días estamos trabajando con este tema. Pero sabemos que un control de precios no es efectivo, ni acá ni en el mundo, porque genera desajustes y desabastecimiento. Hay que entender todas las dificultades y los costos que tiene la cadena productiva", explicaron desde Producción sobre el sector alimentario.

Reclamos de los socios

En el equipo económico reconocieron los reclamos internos. "Los diputados y senadores de Cambiemos vienen con fervor creativo y dicen 'hagan algo'. Pero el congelamiento o el control de precios no fue efectivo en casi ningún lugar del mundo. Y tampoco en la Argentina en el pasado", señaló esta semana un funcionario al tanto de los dilemas internos. Así piensan el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; Peña y el propio Macri. "No se va a intervenir con los precios porque no funciona", advirtieron cerca del Presidente.

En el gabinete circula como caso de estudio lo que ocurrió en Israel en los ochenta. En 1985, ese país arrastraba una inflación de 450% anual, y se dispuso por ley la prohibición de emitir moneda junto con un conjunto de medidas de shock que incluyeron el control de precios. Pero ese caso, señalan en el Gobierno, es la excepción a la regla. Porque la cohesión social en la Argentina es muy diferente y hace impracticable la receta.

La socia del Gobierno que más se quejó de viva voz por los precios de los alimentos fue la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió . "¡Yo no voy más a un supermercado!", viene advirtiendo la diputada, que hace un año impulsó el proyecto de ley de defensa a la competencia.

Carrió apunta a los privados. Y en los últimos días estalló por los casos de faltantes en algunos comercios de la leche Armonía, la marca que está incluida en Precios Cuidados.

La líder de la CC, junto con colaboradores de su partido, terminaron presentando ayer un proyecto de "ley de competencia en la cadena alimentaria" para "ordenar las góndolas", evitar prácticas que perjudiquen a los consumidores y garantizar una mayor oferta de marcas en negocios mayoristas y minoristas .

"Este gobierno no va a seguir las recetas de Moreno o de Venezuela. Ponerles topes a los precios es una pérdida de tiempo y es mentirle a la gente. El Presidente está convencido de que tiene que solucionar los desajustes de raíz para resolver la inflación", resumió esta semana a un funcionario cercano a Macri en diálogo con este medio.

Algunos actores del elenco de Cambiemos se preguntan si esa tesis se podrá sostener hasta que lleguen los comicios de agosto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.