En la veda, Alberto Fernández asistió a un homenaje a Carlotto y almuerza con Santaolalla

Alberto Fernández con Estela de Carlotto en la Universidad de Tres de Febrero
Alberto Fernández con Estela de Carlotto en la Universidad de Tres de Febrero Crédito: Prensa Frente de Todos
Gabriel Sued
(0)
25 de octubre de 2019  • 19:34

Alberto Fernández empezó la veda electoral con perfil alto. El candidato se mostró ayer a la tarde en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref), donde asistió a la entrega del título de Doctora Honoris Causa a la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

"No es una actividad de proselitismo; es una actividad académica", se atajaron en el entorno del candidato del Frente de Todos.

Agotado por el trajín de la campaña y una semana cargada de viajes, Fernández llegó con el último esfuerzo al tramo final, sostenido por la adrenalina de la votación. Ayer la mañana mantuvo reuniones informales con sus colaboradores y encuentros con periodistas.

El descanso llegará hoy: el candidato tiene previsto pasar el día anterior a los comicios en su departamento, en Puerto Madero, entre familiares y amigos. Uno de los que pasará a visitarlo es el productor musical Gustavo Santaolalla, que reside en Estados Unidos y llegó especialmente a la Argentina para votar al Frente de Todos, según contaron en el entorno del candidato. Fernández lo invitó a almorzar.

Santaolalla cumplirá de esa manera con la promesa que le hizo al candidato antes de las PASO. Esa vez, lo llamó para desearle suerte y le dijo que tenía previsto viajar al país antes de las elecciones generales.

El domingo Fernández hará lo mismo que antes de las PASO. Recibirá en su casa a dirigentes cercanos y al atardecer irá al centro cultural C, en el barrio de Chacarita, donde funcionará el búnker del Frente de Todos.

El candidato votará alrededor de las 9 en la sede de la Universidad Católica Argentina, tal como lo hizo en las PASO. En aquella oportunidad, almorzó con su mujer, Fabiola Yañez, y con sus amigos Julio Vitobello y Alberto Iribarne, dirigentes del peronismo porteño.

Si de repetir rutinas se trata, el candidato sacará a pasear a su perro, Dylan, una tarea que comparte con "Dani", su chofer y asistente todo terreno. Por su departamento de Puerto Madero pasará también su vocero, Juan Pablo Biondi, y Esteban, el fotógrafo principal de la campaña. Después de haber cumplido con todos esos rituales, Fernández emprenderá su camino hacia el búnker del Frente de Todos.

Esta vez, el candidato compartirá las horas de espera con su compañera de fórmula, Cristina Kirchner. La expresidenta viajó ayer a Río Gallegos y regresa mañana, después de emitir su voto en la escuela Luis Piedrabuena, en la capital provincial. Volverá a Buenos Aires en un avión privado, dado que no hay vuelos programados hasta la madrugada del lunes.

En el búnker también estará Máximo Kirchner, que para evitar esas complicaciones optó por no ir a votar a Santa Cruz, donde sigue teniendo su domicilio, pese a que vive hace un tiempo en Buenos Aires. Otras presencias aseguradas son las de Sergio Massa, Axel Kicillof y Matías Lammens.

La relación entre Fernández y Carlotto es muye estrecha. Él la invitó a principios de mes al lanzamiento del plan "Argentina contra el hambre", la propuesta que presentó en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo se sentó en primera fila, al lado del candidato. Además, Fernández la llamó esta semana para saludarla por su cumpleaños 89°.

La Untref distinguió a Carlotto, se informó en un comunicado, por "su activismo infatigable en la búsqueda de las nietas y nietos apropiados con alteración de su identidad, por su valiente denuncia contra la dictadura cívico-militar y los crímenes de lesa humanidad, y por su militancia permanente en defensa de los derechos humanos". El acto se realizó en la sede del rectorado de la universidad, ubicada en Recoleta, y tuvo como oradores al rector Aníbal Jozami y a la concejal de La Plata Victoria Tolosa Paz.

Justo después de llegar al búnker, alrededor de las 20.30, Fernández y Cristina recibirán el informe de escrutinio que elabora el equipo del Frente de Todos, a partir de 2000 mesas testigo en todo el país. En las PASO ese cálculo solo difirió en un 0,3 por ciento de la cifra oficial. En el frente opositor creen que puede servir de resguardo ante una eventual demora en la publicación de datos oficiales.

El candidato se muestra confiado en ampliar la ventaja que obtuvo en las PASO, tal como lo indican los sondeos que circulan en el comando de la calle México, sede de las oficinas de Fernández. Las principales preocupaciones de los dirigentes cercanos al jefe opositor están enfocadas en las horas posteriores a la difusión de los resultados, como quedó claro por los comentarios de quienes asistieron al acto de cierre de campaña, en Mar del Plata.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.