Alberto Fernández y Axel Kicillof bajan la tensión por las diferencias en seguridad

Alberto Fernández recibió a Axel Kicillof, junto a Santiago Cafiero y Wado de Pedro
Alberto Fernández recibió a Axel Kicillof, junto a Santiago Cafiero y Wado de Pedro Fuente: LA NACION - Crédito: Presidencia
Santiago Dapelo
(0)
11 de febrero de 2020  • 10:37

Tras varios días de tensión, que incluyó un nuevo enfrentamiento entre los ministros de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, Alberto Fernández recibió ayer al gobernador Axel Kicillof para acercar posiciones y evitar que el tema escale hasta transformarse en una crisis.

El encuentro motivó, por la tarde, una reunión en la gobernación, por pedido del Presidente, entre el gobernador, Frederic y Berni.

Previamente, el Presidente y Kicillof se pusieron de acuerdo y resolvieron terminar, al menos por ahora, con las diferencias entre los responsables de Seguridad de la Nación y de la provincia, enfrentados por cuestiones de forma y de fondo.

"Hablamos con total franqueza respecto de lo que necesita la provincia y de lo que tiene la Nación. Hoy lo vamos a terminar de definir junto a la ministra Frederic y con Berni. Lo hemos dicho mil veces, necesitamos a las fuerzas federales, pero de la forma más coordinada posible", sostuvo el mandatario provincial. Por la tarde, el Presidente sostuvo en Twitter que habían repasado con Kicillof "todos los temas pendientes que vinculan al Estado nacional con la provincia de Buenos Aires". "El camino para avanzar en la solución de los problemas de los bonaerenses no es otro que el diálogo y el trabajo conjunto", agregó Fernández.

En un tramo de la reunión se sumó el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

El contrapunto entre la administración nacional y la provincial escaló tras la carta que envió el secretario de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, en la que exigía el retiro de las fuerzas federales del territorio bonaerense. La Casa Rosada rechazó el pedido, e incluso algunos jefes municipales mostraron su malestar con la polémica exigencia de Berni en un territorio con serios problemas de inseguridad.

Tras conocerse la carta, y con el objetivo de suavizar la situación, el Presidente dijo: "Todos queremos trabajar para que los bonaerenses vivan en paz y la inseguridad no sea un problema. Si el ministro de Seguridad de la provincia tiene un método propio, que lo aplique. Es su responsabilidad, no es mía". Y agregó: "No hay un ?cortocircuito' de nuestra parte. Estamos para ayudar, no para polemizar".

Durante el encuentro, también repasaron temas de gestión, educación, transporte e infraestructura, y hablaron de la negociación de la deuda. "Tuvimos una reunión de trabajo, repasamos todos los temas de la provincia y la verdad es que fue una reunión muy productiva", sintetizó Kicillof.

La primera disidencia de la administración de Kicillof con el gobierno nacional giró alrededor de la renegociación de la deuda. El gobernador primero anunció que no iba a poder pagar un vencimiento de capital y pidió a los acreedores postergar la fecha. Luego mejoró la oferta para atraer a los acreedores. Y finalmente, sin lograr llegar a una acuerdo con el 75% que necesitaba, terminó por pagar. Las idas y venidas bonaerenses amenazaron con transformarse en un antecedente negativo para la negociación nacional que lleva adelante el ministro Martín Guzmán, aunque en todo momento tanto Kicillof como las autoridades nacionales aseguraron públicamente que la respuesta había sido coordinada entre ambas administraciones.

Desde Europa, tras diferentes reuniones con mandatarios extranjeros en busca de apoyo para la renegociación, Alberto Fernández terminó por decir que no iba a poder aplicar "la lógica" del gobernador. A las diferencias por la deuda se sumó luego la polémica entre Berni y Frederic por la seguridad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.