A fondo. Escuchas: un mundo subterráneo a disposición del mejor postor