Estados Unidos sanciona al presunto cerebro del atentado a la AMIA y ofrece 7 millones de dólares para encontrarlo

Salman Rauf Salman es un presunto coordinador de Hezbollah
Salman Rauf Salman es un presunto coordinador de Hezbollah Crédito: Europa Press
(0)
19 de julio de 2019  • 12:00

El gobierno de los Estados Unidos anunció hoy sanciones contra Salman Raouf Salman, líder del grupo terrorista Hezbollah y presunto cerebro del atentado a la AMIA, ocurrido en 1994 en Buenos Aires y que dejó un saldo de 85 muertos y más de 300 heridos.

El Departamento del Tesoro le impuso sanciones económicas y ofrece siete millones de dólares por información sobre su paradero que sirva para llegar a su arresto.

El anuncio se realizó hoy en Washington mientras el secretario de Estado norteamericano, Michael Pompeo, se encontraba hoy en una visita exprés a la Argentina. El funcionario del gobierno de Donald Trump llegó hoy a la madrugada a Buenos Aires para participar de un homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA y entrevistarse con el presidente Mauricio Macri.

El Tesoro estadounidense congeló los activos financieros de Salman y le prohibió realizar transacciones en EE.UU. tanto a nombre suyo como de la agrupación terrorista Hezbollah, según informó en un comunicado oficial la gestión de Trump.

Asimismo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha emitido sanciones contra Salman por "coordinar este devastador ataque" y dirigir, desde entonces, "operaciones terroristas para Hezbollah en el hemisferio occidental", según informó la subsecretaria del Departamento del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financieras, Sigal Mandelker, según consignó hoy la agencia DPA.

Salman, de nacionalidad colombiana y también conocido bajo el alias de Samuel Salman El Reda, es uno de los fugitivos más buscados por Interpol bajo los cargos de "homicidio con agravante de odio racial o religioso".

Durante tres décadas ha conseguido esconderse entre el Líbano y América Latina. Posee múltiples refugios, varias identidades y ha tejido una red de contactos lo suficientemente amplia como para evadir la prisión y armar una estructura de lavado de activos y tráfico de cocaína a su país, y desde allí a Europa y Oriente Próximo, según la prensa internacional.

Salman está acusado de ser el coordinador local del ataque y de haber actuado desde la Triple Frontera.

En el Líbano

"Se lo está siguiendo; tenemos información de que podría estar en el Líbano y pedimos su detención con su nombre verdadero", dijo a LA NACION el fiscal de la unidad AMIA Sebastián Basso.

La Justicia confía en que Salman puede ser el primer detenido acusado de poner la bomba contra la AMIA, a 25 años del atentado.

En el Gobierno celebraron el apoyo de los Estados Unidos y evalúan otros sospechosos (ver aparte).

En tanto, el presidente Mauricio Macri recibió hoy, en la Quinta de Olivos, a Pompeo, de visita oficial en el país para participar de la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo que se celebró en Buenos Aires.

Los acompañaron el canciller argentino Jorge Faurie; el secretario de Asuntos Estratégicos de la Jefatura de Gabinete, Fulvio Pompeo, y el embajador de los Estados Unidos, Edward Prado.

El encuentro, que tuvo lugar en el marco de un nuevo aniversario del atentado perpetrado contra la AMIA hace 25 años, se concreta a los pocos días de que el Gobierno creó un registro de entidades terroristas en el que ya fue incorporada la organización Hezbollah y sus miembros.

Tras el encuentro con Pompeo, Macri recibió una llamada del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que le agradeció por la decisión política de calificar a Hezbollah como un grupo terrorista y se comprometieron a unificar su lucha contra el terrorismo.

Salman Ingresó por primera vez en la Argentina en 1987. Dos años después se casó con una argentina, de ascendencia libanesa, llamada Silvina Saín. La hermana de esta, Karina Saín, que fue secretaria de Mohsen Rabanni, está casada con un hermano de Salman.

Salman conoce a Mohsen Rabbani, el exagregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires y prófugo por el atentado. Para la Justicia, Rabbani es el jefe local de la inteligencia iraní. Salman se insertó en el medio local con su casamiento en 1989 con Sain. Esta vinculación con Rabbani, sumada a la pertenencia a Hezbollah, "permitió trazar un puente eficaz entre la agrupación a nivel regional y el entonces gobierno de la República Islámica de Irán", escribió el fiscal fallecido Albero Nisman en 2009. La muerte de Nisman estaría vinculada a su tarea en la investigación del atentado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.