Fernández y Larreta volvieron a reunirse y afinan su sintonía, preocupados por la pandemia

Quedaron en suspenso las medidas contra la Ciudad que impulsa la Nación
Quedaron en suspenso las medidas contra la Ciudad que impulsa la Nación
Jaime Rosemberg
(0)
18 de marzo de 2020  • 15:34

Nadie habla ya del eventual recorte del flujo de la coparticipación de la ciudad, ni propone avanzar con la revisión de los inmuebles heredados del gobierno anterior. Tampoco de las diferencias que separan al Frente de Todos y al macrismo, hasta hace poco adversarios encarnizados. "Cambiaron ellos, cambió el contexto y eso favorece la relación. No hay otro tema posible que el coronavirus hoy", explican muy cerca del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien desde que la pandemia de coronavirus se extendiera al país sostiene "contacto permanente" con el presidente Alberto Fernández.

La reunión de hoy entre ambos, que duró poco más de media hora, es sólo la punta del iceberg de un vínculo de "colaboración" que se viene afianzando mientras el coronavirus se extiende por el territorio nacional. La preocupación compartida evita, estiman de uno y otro lado, que las diferencias aparezcan. Lo que hay es, desde ambos espacios, elogios a la actitud de trabajar en conjunto.

Pocos minutos antes de las 12, el jefe de gobierno porteño llegó a la Casa Rosada. Con su look informal (remera manga larga y jeans) llegó a ver al Presidente, donde según altas fuentes nacionales y porteñas repasaron "las medidas que se vienen tomando para frenar el avance del coronavirus" en el ámbito de la ciudad.

Según pudo saber LA NACION, el Presidente le mostró a Rodríguez Larreta los índices que elabora el Ministerio de Salud día a día con la cantidad de casos y su evolución.

Larreta le explicó al Presidente "como vienen bajando" las cifras de pasajeros del subterráneo luego de las medidas restrictivas tomadas ayer. También charlaron sobre los operativos conjuntos entre la ciudad y Migraciones en hoteles de la ciudad para controlar el cumplimiento estricto de la cuarentena."En la adversidad debemos estar más unidos que nunca", escribió el Presidente en la red twitter, junto a una foto de su encuentro con el jefe comunal porteño.

Larreta y Fernández apuntan, estimaron fuentes oficiales, a "extender" la oferta de lugares en hoteles porteños para eventuales enfermos de coronavirus, en caso de que-como se presume-la cantidad de casos aumente en los próximos días. "La idea es que los enfermos graves estén en los hospitales, y que quienes se van recuperando o tienen un cuadro más benigno estén aislados en sectores de los hoteles. Hoy tenemos la oferta de los sindicatos, esto se puede extender a otros", afirmaron fuentes del gobierno porteño. Desde el edificio de Parque Patricios afirman que, por el momento, es "suficiente" con la capacidad hospitalaria de la ciudad, a la que se sumaría la oferta que ya hicieron sindicatos como los gastronómicos de Dante Camaño y los mercantiles, de Armando Cavalieri, quienes ya ofrecieron a Larreta sus instalaciones para eventuales futuros enfermos en recuperación. Desde el Gobierno, en cambio, negaron que se esté explorando esta ampliación. No se habló, al menos en la breve reunión del mediodía, de nuevas medidas, aunque el Presidente sí invitó al jefe de gobierno porteño a la reunión con los gobernadores, mañana en la quinta presidencial de Olivos.

La colaboración entre ambas administraciones no se circunscribe a Fernández y Larreta, quienes compartieron el domingo una foto "histórica" con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, en el anuncio compartido de la suspensión de clases por 14 días y el cierre de fronteras. El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y su par porteño, Felipe Miguel, se hablan "varias veces al día" (lo hicieron antes de las medidas de estacionamiento libre en el microcentro, anteayer) al igual que los equipos de salud que encabezan el ministro Ginés González García por el gobierno nacional, Fernán Quirós, por el porteño.

¿La sintonía se extenderá alguna vez a la política? "No estaría mal que se sume al Frente de Todos", ironizan cerca del Presidente, donde elogian la "capacidad política" de Rodríguez Larreta, a quien consideran una "isla" en relación a la mayoría de los dirigentes de Juntos por el Cambio. "Con él se puede hablar, la cosa no pasa de allí", relativizan en otro importante despacho oficial.

Cerca del jefe de gobierno porteño afirman que sería "irresponsable no conversar" en momentos como los que vive el mundo, y afirman que "de política se hablará cuando esto pase". Ambos apelan a la "responsabilidad social" de la población para mitigar los efectos de la expansión del virus, un cuadro que-coinciden-se agravará en los tiempos que vienen.

Nadie quiere hablar de futuro. "No sabemos si toda la plata que estamos invirtiendo, ni las previsiones que hacemos, van a alcanzar", se lamentaba un vocero importante un rato antes de la llegada del jefe de gobierno porteño a la Casa Rosada.

Las presidenciales de 2023, a las que tanto Fernández como Rodríguez Larreta están anotados de manera natural, son hoy por hoy poco menos que una utopía.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.