Fernández, en versión militante ante el "frentetodismo": "Habrá un banderazo de los argentinos de bien"

Alberto Fernández le habló enfervorecido a la militancia peronista
Alberto Fernández le habló enfervorecido a la militancia peronista Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
5 de septiembre de 2020  • 04:26

A Alberto Fernández no le gusta que se hable de "albertismo". El Presidente le repite a sus amigos de la política que no son tiempos de tentarse con una vertiente propia, cuando debe administrar las diferencias al interior de la coalición de gobierno. Por eso, en julio, cuando los dirigentes que reivindican su liderazgo político organizaron un acto virtual, él no participó.

Pero, ayer, una convocatoria política sedujo al Presidente, que se conectó virtualmente al encuentro desde Olivos y sacó a relucir su faceta militante, con declaraciones subidas de tono contra sus detractores. "Alberto-Cristina: frentetodismo al palo", rezaba el título del encuentro vía zoom, organizado por el diputado Eduardo Valdés (amigo en común del Presidente y la vicepresidenta) y al que se sumaron una docena de intendentes; la vicegobernadora de la provincia, Verónica Magario; el presidente del PJ, José Luis Gioja, y unos 300 militantes y referentes peronistas. Julio Rodríguez, referente de Almirante Brown, fue señalado como uno de los articuladores clave para concretar el evento.

Alberto Fernández, en versión militante ante el "frentetodismo"

03:39
Video

"No veo la hora de que la pandemia se termine porque estoy seguro que ese día vamos a salir a la calle y ese día sí va a haber un banderazo. Un banderazo de los argentinos de bien", dijo Fernández, en una clara réplica a la masiva protesta contra el Gobierno del 17 de agosto.

El Presidente continuó con un dardo filoso para Mauricio Macri: "Haremos un banderazo de los argentinos que queremos al de al lado, de los argentinos que no queremos muertes, de los argentinos que no dudamos que somos libres, de los argentinos que nos quedamos en Argentina. peleando día a día, y no nos fuimos a Suiza, no lo duden compañeros".

Enfervorecido, sus palabras mostraron un fuerte contraste con el discurso que brindó hoy durante el acto oficial por la presentación del plan de seguridad para el conurbano, cuando dijo: "Somos peronistas, es cierto, pero no somos el gobierno de los peronistas, somos el gobierno de los argentinos y así trabajamos".

Con Alberto y con Cristina

El espíritu del encuentro, que tuvo lugar anoche, fue ahuyentar los intentos por ahondar en las diferencias internas dentro del Frente de Todos, principalmente entre los grupos que reivindican al Presidente como su jefe político y aquellos que proclaman, puertas adentro, que la única líder del espacio es Cristina.

La bifurcación de esas vertientes se había materializado en los encuentros que semanas atrás mantuvieron dirigentes del peronismo porteño y referentes de los movimientos sociales y funcionarios más ligados a Fernández. Por cuerda separada, las agrupaciones kirchneristas vienen construyendo para sí, con una militancia de reivindicación a la vicepresidenta.

"Lo que tiene que quedar en claro es que somos frentetodistas y creemos que hay que armar con Alberto y con Cristina. No con unos corriendo a los otros, dentro del espacio. Acá se construya políticamente para la fórmula", dijo a LA NACION uno de los referentes que participó del cónclave militante.

"Sin falsas disputas"

Fernández también reclamó la unidad de su sector. "Si hay algo que valoro de este momento es que todos comprendimos la importancia de estar unidos. Así que, más allá de que nos quieran hacer pelear, tenemos que ser inteligentes y estar más unidos que nunca, sin caer en falsas disputas entre nosotros", aseguró. "Ahora, cuando estamos sometidos a un ametrallamiento mediático permanente, tenemos que ser más inteligentes que nunca. No nos tienen que ver a nosotros distraídos en disputas entre nosotros".

Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en un afiche de la militancia "frentetodista"
Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en un afiche de la militancia "frentetodista"

Y reclamó: "Cuando sientan que alguien salió de la senda, no vociferen. Cristina y yo aprendimos que debemos estar unidos". El Presidente habló desde Olivos, escoltado por Valdés y por su secretario de la Presidencia, Julio Vitobello.

Consultado por LA NACION, un referente allegado a Fernández justificó el tono de sus palabras. "Le habló a militantes, fue un desahogo. Venimos de semanas particulares, donde pudimos cerrar la deuda y acordar la vacuna, pero nos devolvieron con el banderazo y con un escándalo en Diputados", dijo.

El Presidente, frente a la militancia, también recordó el inicio de su vínculo con Néstor Kirchner y Cristina. "Hablábamos y llegábamos a la conclusión de que la política siempre consiste en una puja de intereses, donde el secreto es saber muy bien qué intereses representa uno, que en nuestro caso, es romper con la desigualdad. Precisamente, porque somos conscientes de esa injusticia es que abrazamos al peronismo", dijo.

Los oradores de la videoconferencia, que llevó el título "Alberto con la militancia" fueron, Valdés, Magario; Gioja; y los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda), Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Julio Marini (Benito Juárez) y Juan José Mussi (Berazategui).

"Compañero, sepa que lo vamos a acompañar a ultranza, pero fundamentalmente en este concepto que tiene usted de la unidad del peronismo", dijo Mussi, que ofició de anfitrión del encuentro.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.