Fernando Espinoza: “Cristina tiene que ser Lula, y Scioli, Dilma”

El intendente de La Matanza, que aspira a ser gobernador de Buenos Aires, dice que aunque Scioli gane y llegue a la Casa Rosada, su líder seguirá siendo Cristina Kirchner
Diego Sehinkman
(0)
21 de marzo de 2015  

La entrevista con el presidente del PJ bonaerense e intendente de La Matanza tuvo lugar en su despacho, en San Justo.

–¿Usted es precandidato a gobernador ?

–Sí. Llevo nueve años como intendente y quiero gobernar mi provincia para hacer lo mismo que hicimos en La Matanza. Hace diez años, La Matanza era la capital de la desigualdad, hoy es la capital industrial de la Argentina. En 2003, en la Universidad Nacional de La Matanza teníamos 10.000 alumnos. Hoy, 50.000.

–¿Y por qué cree que si su gestión es tan exitosa Cristina bendijo a Julián Domínguez como candidato a gobernador?

–No, Cristina no bendijo a ningún candidato, ni a gobernador ni a presidente.

–Suponga que no lo bendijo. ¿No cree que, por lo menos, lo avaló?

–No. Nosotros somos hoy cuatro o cinco precandidatos. Ninguno es candidato todavía. Oficialmente somos Diego Bossio, Patricio Mussi, ahora Domínguez, Gabriel Mariotto y yo.

–¿No se olvidó de alguien?

–¿De quién?

–Y, no sé. Piense...

–Cristina Álvarez Rodríguez puede ser. ¿Santiago Montoya?

–¿No conoce a un tal Martín?

–Ahhh [risas] Insaurralde no sabemos todavía candidato de qué partido quiere ser. Aparte, me parece un poco triste para la democracia que se juegue con esas especulaciones. Si va por un partido, por el otro. Esto, en una democracia como la de Estados Unidos, sería muy difícil.

–¿Qué es lo que le parece triste?

–La borocotización de la política. No podés ser hoy de Boca y mañana de River. No creo en la gente que cambia de partido político.

–Pero se dice que si Insaurralde decidiera presentarse para el FPV, Scioli no se negaría...

–Si quiere competir, que compita.

–¿Cómo fue que Domínguez decidió ser candidato a gobernador?

–Se veía claramente que no levantaba en las encuestas a presidente y ya se especulaba hace mucho tiempo con que podía pasar esto. Pero bienvenido sea, Julián es un gran compañero, de convicciones.

–Se dice que "es el candidato del Papa"...

–Francisco dijo hace poco que a veces se sentía usado por algunos sectores de la política. El único candidato del Papa creo que es el pueblo argentino. Sería bueno que algunos sectores políticos dejaran de generar lecturas políticas erróneas.

–Le recuerdo que esa versión salió desde adentro del kirchnerismo...

–No somos buenos en todo, tenemos errores. Es un error invocar al Papa.

?-Carlos Kunkel dijo que Cristina podría promover dos fórmulas a presidente y otras dos a gobernador. Una más ortodoxa –dijo Kunkel– y otra "peronista con matices liberales moderados", en alusión a Scioli, con quien usted sueña gobernar la provincia.

–A ver. Lo respeto mucho a Kunkel, lo quiero mucho, pero "peronismo liberal" es un oxímoron. Esto es lo mismo que vos me digas que la vida es muerte. No hay peronismo liberal.

–¿Y Menem qué fue?

–¡No era peronista! Menem era, mientras fue gobernador tres veces de La Rioja. Después, cuando fue presidente, se olvidó…

–Si Scioli fuera presidente, ¿quién sería su jefe político? ¿Scioli o Cristina?

–Cristina.

–¿Usted afirma que, aun con Scioli presidente, su líder va a ser Cristina?

–Sí. Cristina tiene que ser a la Argentina lo mismo que Lula es hoy a Brasil. Y Daniel, Dilma.

–Pero ¿qué margen de maniobra le queda a Scioli si tiene a Cristina supervisándolo?

–Dilma gobierna todos los días. Una cosa es la construcción estratégica de un país, los acuerdos multilaterales, los acuerdos económicos con otros países, las cuestiones que son los ejes de un plan de desarrollo argentino. Y otra cosa es gobernar todos los días.

–Y si Scioli fuera presidente, ¿Cristina sería también la líder del peronismo?

–Sí. Creo que, cuando nosotros logremos esto de que un presidente gobierne y un estratega marque el rumbo, ahí vamos a estar en la Argentina que necesitamos.

–¿Y el peronismo "clásico" está de acuerdo con esto? Mire, por ejemplo, lo que le pasó a Paco Pérez por armar listas excluyendo a La Cámpora.

–No hay nada superior al peronismo. Y el que gana conduce y el que pierde acompaña.

–¿Qué respondería si le dijeran: "Vas de precandidato a gobernador, pero el resto de la lista te la ponemos nosotros"?

–Las listas se van a consensuar.

–¿Usted está seguro? Le contesto con esta foto. ¿Quién es?

–Juan Carlos Mazzón.

–¿Y por qué fue desplazado Mazzón, el principal armador político del Gobierno?

–No fue desplazado, renunció.

–¿Renunció? Qué gentil…

–Es de muy caballero hacer lo que hizo. Él pensaba que las cosas había que solucionarlas de una forma, y no se solucionaron de esa forma. O no hubo acuerdo, no sé bien qué pasó.

–Ottavis dijo que a La Cámpora le gustaría que fuera presidente Máximo, o Wado, o "el Cuervo" Larroque, o Kicillof.

–Me parece bien. Creo que tenemos que ser un poco más amplios.

–¿Cristina va a encabezar la lista de diputados en la provincia?

–No sé. Ella va a saber decidir qué es lo mejor para el país.

–Hubo una versión de que Cristina, a último momento, podría no dejarlo competir a Scioli dentro del FPV...

–No, eso es imposible.

–Insisto: ¿no hay escenario donde Cristina lo deje afuera a Scioli?

–No hay escenario.

?-Por último, ¿usted como gobernador se sentiría más cómodo con Scioli presidente o con Randazzo?

–Con el que el pueblo elija.

–Pero ¿cuál es la diferencia entre ellos?

–Que uno anda en lancha y otro en tren. Eso sí: Scioli va a 230 km por hora. El tren no anda a más de 60.

–Dejamos acá.

Historia clínica

Fernando Espinoza

Edad: 50

Ocupación

Intendente de La Matanza. Presidente del PJ bonaerense.

Observaciones

Aun en su estilo dialoguista y no confrontativo, define sus preferencias políticas y marca dónde se quiere parar en la cancha. Parece tener claro su rumbo.

Junto con Domínguez en La Matanza

  • El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, recorrió ayer su distrito en compañía del diputado Julián Domínguez, flamante precandidato a gobernador bonaerense por el oficialismo tras la bendición de Cristina Kirchner. Así, Espinoza se mostró con uno de sus rivales en la interna del Frente para la Victoria para suceder a Daniel Scioli.
  • Domínguez, que definió a La Matanza como "el corazón del peronismo" intercambió elogios con Espinoza. Tras el encuentro, voceros del intendente debieron ratificar las aspiraciones de su jefe a ser candidato a gobernador. "No se baja", dijeron, tajantes.
  • Hace tres días, Domínguez bajó su precandidatura a la Casa Rosada tras una charla con la Presidenta. Desde entonces, se volcó de lleno a la campaña bonaerense y es uno más en el amplio lote de aspirantes del oficialismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.