Fútbol para Todos gastó 1200 millones de dólares sin control