Gabriel Katopodis: "Estamos disputando el territorio con los narcos"

El intendente de San Martín cuestionó con dureza la política de seguridad de la provincia y reclamó más efectivos a la provincia y Nación; "Con 50 gendarmes no se puede pelear", advirtió
Facundo Chaves Rodríguez
(0)
7 de noviembre de 2013  • 12:18

El intendente del partido bonaerense de San Martín, Gabriel Katopodis, advirtió hoy que en el conurbano, los municipios están "disputando el territorio con los narcos" y reclamó al gobierno provincial de Daniel Scioli y al nacional de Cristina Kirchner más medidas de seguridad y el envío de policías y gendarmes.

En una entrevista con LA NACION, el dirigente alineado con el intendente de Tigre y diputado electo Sergio Massa, cuestionó la reunión que mantuvo Scioli con jefes comunales kirchneristas y alertó que "algunos se juntan para repartirse cargos en el PJ, mientras los vecinos piden más seguridad y que nos ocupemos de los problemas".

Katopodis aclaró que en San Martín -un municipio con decenas de asentamientos y villas de emergencia- "se está dando una pelea" contra grupos ligados al narcotráfico, una problemática que "se va agravando y que el gobierno no le encuentra una solución".

¿Cómo tomó la reunión que encabezó el gobernador Scioli con los intendentes kirchneristas?

Mientras algunos se juntan para repartirse cargos en el PJ, nosotros queremos trabajar para hablar de los problemas que tienen los vecinos, que es la seguridad. El 27 de octubre votó un cambio y nos pidió con ese voto que nos ocupemos de los problemas y el principal es la inseguridad.

Pero ya anticiparon que van a convocar a los intendentes opositores a que presenten sus propuestas...

Llevaremos en ese momento nuestras propuestas, como la Policía Municipal. Nosotros ayer, con Sergio Massa, nos reunimos 20 intendentes que ya pusimos más de 7 mil cámaras y tenemos entre 40 a 60 móviles en nuestros distritos, pero sin el recurso y sin una ley que estamos exigiendo no se puede. Se necesita coordinar esfuerzos y trabajar juntos.

El gobierno bonaerense plantea un proyecto propio en materia de Policía Municipal, ¿ustedes lo apoyaría?

Da la sensación que Scioli piensa que el problema está bien encarado y funciona bien. Nosotros, como intendentes, somos el primer escalón y el primer mostrador de la democracia, pero necesitamos que haya voluntad política para resolver los problemas. No queremos una prolongación de la Policía Bonaerense, queremos que la fuerza municipal pueda depender del intendente, bajo su conducción política, porque conoce muy cerca los problemas de su ciudad, y no que dependa del Ministerio de Seguridad.

¿No es peligroso que el intendente sea jefe de policía? ¿No se le da demasiado poder?

Lo que planteamos es una policía de prevención y de proximidad, más para prevenir y disuadir que para hacer investigación de delitos complejos. Esto apunta a aportar un problema al que la Provincia no le encuentra la vuelta, dándole fuerte participación de las instituciones y foros de seguridad para que exista control social de la ciudadanía.

¿Por qué piden más gendarmes?

Nosotros necesitamos que la Gendarmería pueda tener presencia fuerte, pero que su presencia sea coordinada. Necesitamos gendarmes porque hay muchos puntos críticos y muchos delitos, como el narcotráfico, que requieren de presencia y saturación de uniformados. En San Martín repartieron alguna docena de gendarmes, sin convocarnos a nosotros.

¿Saben cuántos gendarmes mandaron desde el gobierno nacional?

Hoy hay gendarmes dando vueltas sin protocolo de acción. No puedo decir ni la cantidad de efectivos que hay, aunque creo que son 50 a 60 gendarmes, un número insignificante. En San Martín, en algunos lugares necesitamos más investigación y fuerzas más profesionalizadas porque, por ejemplo, el narcotráfico no se resuelve con voluntarismo.

¿Cómo evalúa el problema de la droga y el narcotráfico en la Provincia?

Al problema de la droga no le han encontrado la vuelta. El Estado y la política no le encuentra una vuelta, mientras los vecinos de los barrios denuncian los hechos, se escriben crónicas en diarios de bandas de narcos y no pasa nada, porque no hay una decisión firme de luchar.

¿Cree que el narcotráfico está fuera de control en la provincia?

Es un problema que se va agravando y que hoy está de alguna manera imponiendo en muchos barrios reglas de funcionamiento. No sólo tienen poder de muerte, sino de imponer otro orden social en esos barrios. Nosotros tenemos que garantizar en esos barrios la presencia del Estado. El Estado tiene que estar y garantizar que ese territorio no quede en manos de tipos que lucran con la vida de nuestros pibes. Desde el gobierno municipal fortaleciendo la presencia con las escuelas, el deportes y el centro de salud.

¿Los narcos tienen algún territorio bajo control en San Martín?

No. Desde el gobierno municipal estamos dando esa pelea todos los días. Apuntamos a sostener la salita [de primero auxilios], el campo de deportes, la educación y con mucha presencia. No hay un solo barrio en el que no estemos dando esa pelea. Tenemos una política por la cual el Estado municipal va generando en cada uno de los barrios políticas de promoción y ampliación de derechos.

¿Cómo hacen para enfrentar a las bandas narcos?

Hacemos acuerdos con curas e instituciones del barrio, conformando mesas de trabajo. No miramos para otro lado ni planteamos que en esos barrios no se puede entrar. Yo voy personalmente. Y en general tenemos en todos los barrios una fuerte presencia desde lo social, promoviendo estas cosas. Cuando el Estado no está, el territorio queda fértil para los grupos que lucran con la vida de nuestros pibes.

¿Hay una pelea con los grupos narcos por el control del territorio?

Hay una disputa de territorio entre los grupos de narcotráfico a los que hay que neutralizar y combatir, pero desde el municipio no la podemos dar esa disputa solos. Se requieren políticas de inclusión y promoción, fuertemente articulada entre el gobierno nacional, provincial y el municipio. Lo otro que es muy llamativo es que los vecinos denuncian los hechos, que se saben los lugares donde operan las bandas y eso genera todavía una preocupación mayor.

¿Es una salida la presencia de gendarmes para combatir el narcotráfico?

Sí, pero con 50 gendarmes es imposible luchar contra las bandas de narcos, porque hay denuncias de complicidad con la Policía. En los hechos ocurridos en José León Suárez, semanas atrás, se escuchó con fuerza el reclamo de los vecinos. Sienten que la comisaría no está comprometida con estos temas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.