Generó una polémica un programa de Grondona

Duros cruces con Néstor Kirchner
(0)
13 de mayo de 2003  

Un informe periodístico emitido anteanoche en el programa de TV "Hora clave" desató una serie de acusaciones cruzadas entre el candidato Néstor Kirchner y el conductor de ese ciclo, Mariano Grondona.

El periodista, que esperaba contar con la presencia de Kirchner, dijo al aire que su producción recibió presiones para no emitir un informe realizado en Santa Cruz sobre la gestión del gobernador en el que se veía cómo un cronista y un camarógrafo eran agredidos cuando intentaban acercarse al candidato. Casi al mismo tiempo, pero en el programa que conduce Jorge Lanata, Kirchner acusaba a la producción de "Hora clave" de extorsionarlo con la amenaza de emitir un informe contrario a su persona si no concurría al programa de Canal 9.

"El martes anterior al programa recibí la sugerencia de que si yo no mandaba a Santa Cruz el equipo periodístico para hacer el informe él podía venir al programa", relató Grondona a LA NACION.

El periodista dijo que no se sintió extorsionado, pero sí "discriminado", porque desde hace seis meses el dirigente patagónico no concurre a su programa. El domingo 4, Grondona recibió en su programa al rival de Kirchner, Carlos Menem -a quien otorgó un amplio espacio-, y le ofreció al santacruceño un trato similar.

En el entorno de Kirchner interpretaron los hechos de manera opuesta. "Grondona me anticipó que si Kirchner no concurría se iba a ver obligado a pasar un informe de la naturaleza del que se vio", dijo a LA NACION Alberto Fernández, jefe de campaña de Kirchner, para quien el periodista "se equivocó". Fernández explicó que Kirchner no aceptó la invitación porque consideraba que Grondona había sido "parcial" durante la campaña.

Según Marcelo López Masía -el periodista a cargo del informe-, "la idea era hacer una nota con lo bueno y lo malo de Kirchner". El cronista relató que durante tres días intentaron consultar a funcionarios santacruceños acerca del monto y destino de los fondos provinciales que Kirchner depositó en el exterior. Al no lograrlo, buscaron preguntarle directamente a Kirchner, el sábado. "Cuando traté de acercarme alguien me cortó el cable del micrófono -contó López Masía-. Luego nos rompieron otro micrófono. La tercera vez que me acerqué recibí un empujón y caí al suelo." Fernández calificó la versión como "un disparate".

Ayer, la Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina(ADEPA) lamentó la agresión que sufrió el periodista.

Más información: ADEPA, contra una agresión

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.