¿Habrá condiciones para sortear "la grieta" tras las elecciones?

Fuente: Archivo
Para los intelectuales, es "posible y necesario"; en el Gobierno evalúan que la "polarización" lo perjudicó, mientras Fernández da señales de moderación
Mariano Obarrio
(0)
25 de agosto de 2019  

Por conveniencia o por convicción, en el horizonte parece asomar un clima más propicio para atenuar la famosa "grieta" entre el kirchnerismo y el macrismo. No solo porque en el entorno del Presidente evalúan conveniente abandonar la campaña negativa y en el de su rival, Alberto Fernández, no hacen más que dar señales de moderación. También los analistas e intelectuales consideran "posible y necesario" suturar las antinomias. Consultados por LA NACION, Santiago Kovadloff, Alejandro Katz, Luis Tonelli y Rosendo Fraga coincidieron en que será difícil resolver las diferencias, y se reservaron dudas de que pueda ocurrir.

Según relataron a LA NACION fuentes oficiales, el Gobierno analiza replantear el eje amigo-enemigo para las elecciones del 27 de octubre próximo. Es un primer paso. "No podemos seguir con la estrategia de buenos y malos, nosotros o Venezuela", dijo un funcionario de la Casa Rosada. "De tanta campaña negativa, el fantasma de caos y la vuelta al pasado, los mercados se asustaron, hubo incertidumbre y el voto castigo se consolidó a través de Alberto", agregó la fuente oficial.

Por su parte, si llega al Gobierno, Alberto Fernández fundará una Mesa de Diálogo o un Consejo Económico y Social para superar la radicalización de los conflictos. "Todos son caminos posibles. Pero lo central es la decisión política", dijo Fernández a LA NACION. Sus allegados aseguran que Fernández "promoverá la apertura del diálogo entre empresarios y actores sociales para conformar un ?nuevo contrato social' y derribar desconfianzas".

El candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, en tanto, mantendrá su convocatoria al Consejo Económico y Social con empresarios, sindicalistas, sociedad civil y credos religiosos. Su campaña se basa en "superar ambos polos de la grieta".

¿Existen condiciones para morigerar la polarización? "Es posible y también necesario y conveniente cerrar la grieta, pero también digo que no va a ser fácil", señaló a LA NACION el analista Rosendo Fraga.

El editor y ensayista Alejandro Katz coincidió en que "no será fácil ni rápido recrear lo que durante ocho o diez años se ha venido dañando". Y añadió: "Si las dirigencias marcan un camino de reconstrucción de la amistad cívica, algo se podrá avanzar, aunque no hay que hacerse demasiadas ilusiones".

El filósofo Santiago Kovadloff agregó que "hubo sorpresas con las candidaturas presidenciales y otra sorpresa podría ser que la actual oposición, si venciera, propendiera al diálogo, o sea al republicanismo". Pero advirtió: "La otra, más probable (por el sonoro silencio de la expresidenta Cristina Kirchner), es que la grieta se acentúe en nombre del populismo triunfante".

Al origen de "la grieta" lo describió el politólogo Luis Tonelli, para quien la radicalización del populismo al extremo se inició durante el kirchnerismo con los conflictos con los militares, la prensa, el campo o la Iglesia.

"Esa fractura social encontró justificación explicativa en teóricos de izquierda (como Ernesto Laclau y Chantall Mouffe) que recuperaban sorprendente y explícitamente la perspectiva del jurista de Hitler, Carl Schmitt, que la esencia de la política es la distinción ?amigo-enemigo'", remarcó.

Para Tonelli, "el Gobierno se colocó enfrentando esa distinción, pero paradójicamente cayó en la trampa schmittiana al considerar ?enemigos' a los que planteaban que los adversarios eran enemigos en vez de aislarlos y privilegiar a los opositores moderados".

La magnitud de la crisis de los últimos días obligó a Fernández a enviar señales de moderación y confianza: no habrá default, ni cepo cambiario, ni intervención del Indec, ni nuevas devaluaciones, ni programas de TV como 678, ni se inspirará en Venezuela: negociará con el FMI y los acreedores. Nada se hará mediante el conflicto. "Ninguna sociedad puede vivir en paz con esa grieta", dijo el candidato del Frente de Todos.

Los impulsores de la idea de archivar la "polarización" en Cambiemos son el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Vidal y Rodríguez Larreta "provincializarán" sus campañas y evitarán la presencia de Macri en sus territorios.

Se enfrentaron así a quienes hasta ahora fogonearon la campaña negativa, especialmente el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba y el jefe del Gabinete, Marcos Peña.

Kovadloff pronosticó que "no habrá superación de la grieta si el sistema republicano no vuelve a ser el escenario común de todas las diferencias a ser gestionadas por las fuerzas partidarias". Y concluyó que "de no ser así, en octubre la disputa electoral tendrá lugar entre representantes de dos sistemas políticos y no de dos agrupaciones".

Según Tonelli, "la resolución de la grieta se dificulta en medio de ?tiempos difíciles' económicos. En el Gobierno tiene que imperar una concepción ?pragmática' y no ideologizada, y la oposición responsable tiene que presentar alternativas y canalizar el descontento para evitar outsiders oportunistas que generen una grieta todavía más profunda".

Para Katz, "la grieta instaura una especie de guerra civil verbal, en la cual ya no es posible tener interacciones cooperativas con el oponente, ya no hay nada que negociar, sino solo imponer". Y señaló que "en caso de ganar Alberto Fernández intentará restablecer una cierta armonía en la vida pública, estableciendo un clima de cooperación, negociación y moderación".

"Si eso ocurre, se verificará especialmente en el nivel superestructural, pero temo que en la micropolítica habrá clima de retaliación y tensiones en ciertos ámbitos", agregó.

Rosendo Fraga dijo que "esto implica de toda la dirigencia una actitud y un cambio de lenguaje, y tiene que ir bajando a la sociedad, que no toda fue alcanzada por la grieta. La campaña tiene que ser la oportunidad en la que los candidatos muestren esa actitud, una competencia entre rivales no entre enemigos".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.