Juró la jueza María Eugenia Capuchetti, que reemplazará a Oyarbide

Juró la jueza María Eugenia Capuchetti, que reemplazará a Oyarbide
Juró la jueza María Eugenia Capuchetti, que reemplazará a Oyarbide Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Candela Ini
(0)
7 de mayo de 2019  • 12:27

El Juzgado Federal N° 5 de los tribunales de Comodoro Py, vacante desde la partida del exjuez Norberto Oyarbide a principios de 2016, será ocupado a partir de hoy por la jueza María Eugenia Capuchetti, quien juró como jueza federal ante el presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, este mediodía.

El presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia Germán Garavano firmaron su decreto de nombramiento el martes pasado.

Capuchetti, de 46 años, es la extitular de la Oficina de Enlace con Organismos Oficiales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, y también se fue secretaria en el juzgado federal de Sergio Torres. Fue la elegida por Macri y los integrantes de la mesa judicial que lo asesora, donde se impuso sobre Juan Tomás Rodríguez Ponte -el titular de la oficina de escuchas y exsecretario del juez Ariel Lijo- y Agustina Rodríguez, miembro de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM). Es hija de Carlos Capuchetti, el exjefe de Seguridad de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), que asistió a la ceremonia.

Había quedado sexta en el concurso y mejoró su posición en la etapa de impugnaciones. Hace tres semanas, el Senado avaló -junto a una treintena de pliegos judiciales- el pliego de Capuchetti.

Juró la jueza María Eugenia Capuchetti, que reemplazará a Oyarbide
Juró la jueza María Eugenia Capuchetti, que reemplazará a Oyarbide Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Ahora los doce juzgados federales de Comodoro Py están completos. Dos de ellos son ocupados por mujeres: María Servini, titular del Juzgado N° 1, y Capuchetti, al frente del N° 5. La semana que viene, sin embargo, el magistrado Sergio Torres dejará el juzgado N°12, para integrar la Corte Suprema de Justicia bonaerense.

Con la presencia de los camaristas federales Leopoldo Bruglia, Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi, y ante el presidente de ese tribunal, Martín Irurzun, Capuchetti, vestida de traje blanco, juró como jueza federal. Cuando finalizó el acto, la mayoría de los funcionarios judiciales que estaban presentes se acercaron al estrado para saludarla.

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, estuvo presente en la jura y se sentó junto al procurador bonaerense Julio Conte Grand. También asistió Juan Bautista Mahíques, el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, y el presidente del Consejo, Ricardo Recondo.

La ceremonia, en la Sala Amia, que se ubica en el suebsuelo de los tribunales federales, contó con la presencia de casi todos los jueces de primera instancia. Algunos fiscales también asistieron y saludaron a Capuchetti, como Gerardo Pollicita y Eduardo Taiano. El fiscal Carlos Stornelli llegó sobre el final.

De los jueces de primera instancia estuvieron Sergio Torres, Sebastián Casanello, Marcelo Martínez de Giorgi, Rodolfo Canicoba Corral, Sebastián Ramos, Julián Ercolini y Daniel Rafecas. El juez Ariel Lijo, que subrogó el juzgado que ahora ocupará Capuchetti, llegó sobre el final. Su exsecretario, Juan Rodríguez Ponte, era otro de los nombres que se tuvieron en cuenta para ocupar el juzgado de Oyarbide. De los jueces de la Casación asistieron Mariano Borinsky, Daniel Petrone y Diego Barroetaveña. Su presidente, Juan Carlos Gemignani, a quien el Consejo de la Magistratura citó por conductas laborales vinculadas a la violencia de género, no asistió a la jura.

Causas que tendrá a su cargo

En el juzgado que ahora ocupa Capuchetti se tramitan expedientes importantes. Uno de ellos es la causa por enriquecimiento ilícito en la cual Oyarbide sobreseyó a los Kirchner en 2009. El sobreseimiento de los Kirchner fue materia de debate en ese entonces, y quedó en la mira de varios organismos de control este año, luego de que el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, declaró como arrepentido en la causa de los cuadernos que a él lo indujeron a formular balances favorables al matrimonio, que luego ser tomados como prueba clave para dictar el sobreseimiento.

Ante los planteos de cosa juzgada írrita formulados por la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA) como querellantes, se contempla la posibildad de reabrir ese expediente. El juez Ariel Lijo, que subrogó el juzgado de Oyarbide hasta el nombramiento de Capuchetti, ya pidió copias de informes que habían sido elaborados por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) en el año 2009 y que no fueron tomados en cuenta para dictar la sentencia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.