Acuerdo. La Corte no quiere relevos de los conjueces que propuso el Gobierno