La cúpula de la CGT recibe hoy a Alberto Fernández

Fuente: Archivo - Crédito: NA
Alberto Fernández se reúne con Daer y Acuña tras haber privilegiado su alianza con Moyano y Palazzo
(0)
16 de julio de 2019  

Después de haber privilegiado a Hugo Moyano y Sergio Palazzo con el reparto de las listas y exhibirlos como sus interlocutores sindicales, Alberto Fernández tendrá hoy su foto de campaña con la CGT durante un almuerzo en la sede del gremio estatal de UPCN.

La decisión de no recibir al candidato presidencial del Frente de Todos en la mítica sede de Azopardo 802 fue para evitar diferencias internas en la CGT, ya que no todos respaldan al compañero de fórmula de Cristina Kirchner.

Se generó ayer un debate sobre el alineamiento electoral de la CGT, ya que no hubo una manifestación orgánica en referencia a la elección presidencial. Sin embargo, Héctor Daer, uno de los dos jefes de la central, señaló ayer vía redes sociales: "La CGT no es neutral. Es peronista y jamás apoyará a este gobierno. ¿Cómo va a ser neutral si este gobierno pretende eliminar los convenios colectivos de trabajo después de las elecciones?"

El precandidato presidencial del kirchnerismo evitó hacer referencia al silencio de la CGT de cara a las próximas elecciones y sostuvo que "son internas" de la central obrera peronista. "Mi problema no son los sindicalistas, mi problema es la gente", minimizó Fernández.

Al encuentro con Alberto Fernández se sumarán otros dirigentes que están hoy fuera del consejo directivo cegetista. Se trata de Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria; Guillermo Mosser, de Luz y Fuerza, y el portuario Juan Carlos Schmid, que renunció al triunvirato de mando en septiembre del año pasado por cortocircuitos con Daer y Carlos Acuña.

El binomio presidencial Fernández-Kirchner priorizó más de una vez su vínculo con el camionero Hugo Moyano y el bancario Sergio Palazzo que con la cúpula de la CGT. No solo fueron premiados en el reparto de las candidaturas en un cierre de listas que dejó una magra cosecha para el sindicalismo en general, sino que son los dos referentes gremiales del sector que sobresalen del armado del kirchnerismo. Esto generó malestar entre los popes cegetistas.

Sumaron incluso más tensión interna los argumentos de Palazzo sobre los gestos de Cristina y Alberto Fernández. "Que vengan a nuestro gremio fue un claro respaldo al sindicalismo que en este tiempo estuvo en la calle y que frenó la flexibilización laboral. Cristina nos lo hizo saber", dijo Palazzo, diferenciándose de sus colegas de la CGT, tras lo que fue una foto de campaña con la expresidenta, Fernández, Axel Kicillof, Verónica Magario y un numeroso grupo de sindicalistas.

La intención de la CGT es reunirse con todos los candidatos presidenciales, aunque suena hoy más a una salida retórica que a una verdadera intención. De hecho, la gran mayoría de gremios de la CGT tomó distancia, por ejemplo, de Roberto Lavagna, cuando el exministro de Economía no aceptó competir en una elección interna en lo que era Alternativa Federal, el fugaz espacio que sirvió de refugio del peronismo no kirchnerista.

Para pasado mañana, en tanto, la cúpula de la CGT fue convocada a un encuentro con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para conocer en detalle los alcances del preacuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur. Los gremios tomaron por ahora distancia del pacto antes de rechazarlo de manera contundente. "Queremos conocer la letra chica", dicen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.