La diputada rebelde de Cambiemos dijo que quiere asumir su banca

Joanna Picetti apeló el fallo de Servini que hizo lugar a la impugnación de sus propios compañeros de lista
Joanna Picetti apeló el fallo de Servini que hizo lugar a la impugnación de sus propios compañeros de lista
Laura Serra
(0)
28 de octubre de 2017  

Crédito: @Joannapicetti

Joanna Picetti, número ocho de la lista de candidatos a diputado de Vamos Juntos por la Capital, desató un vendaval dentro del oficialismo: aseveró que quiere asumir su banca y que apeló el fallo de la jueza federal María Romilda Servini de Cubría que hizo lugar a una presentación de los compañeros de su lista y que la desafectó como postulante a legisladora nacional.

Picetti fue excluida de la lista después de las primarias de agosto pasado por presunta corrupción infantil hacia sus propios hijos. Elisa Carrió, que lideraba la lista de candidatos, escuchó personalmente el testimonio de la hija mayor de Picetti (quien, con sus hermanos, vive con su padre por orden judicial) y se convenció. "Picetti no puede estar en la lista. No va a asumir como diputada nacional", sentenció.

Pero Picetti está dispuesta a dar pelea. "Soy diputada electa, fui elegida en las PASO y fui elegida en las últimas elecciones y no estoy notificada del fallo que vi solamente en los medios, con lo cual debería ser diputada electa", enfatizó en declaraciones a Infobae.

La candidata anticipó que apeló el fallo de Servini de Cubría, quien la semana pasada hizo lugar a la impugnación presentada por la lista de Vamos Juntos. "Ante una situación imprevisible que podría ocasionar perjuicios irreparables a la alianza electoral que postula esta lista, resulta atendible lo resuelto en el seno de la agrupación", dijo la jueza en su fallo.

Allí, la magistrada tomó en cuenta que no existe "sentencia condenatoria" en la Justicia contra la candidata, pero afirmó que ante el pedido de sus compañeros de lista "debe evaluarse" su continuidad como postulante.

La "voluntad" de excluirla de la lista de Vamos Juntos es, para la jueza, determinante, y así lo deja en claro en su fallo, sin entrar en el fondo de la cuestión, esto es, las denuncias contra Picetti.

Con la apelación, la definición queda ahora en manos de la Cámara Nacional Electoral (CNE), que debe resolver la cuestión de fondo. Si los jueces le dan la razón a Picetti, ella podrá asumir y, si Cambiemos insiste en impedir su ingreso, deberá conseguir los dos tercios de los votos de la Cámara de Diputados.

El dilema está planteado. Por un lado, los compañeros de Picetti están convencidos de que ella no es idónea para ocupar una banca en la Cámara baja.

"Si el 10% de lo que consta en la causa del juzgado de familia de Lomas de Zamora (por la cual se le entregó al padre la tenencia de los chicos y prohibió a la madre todo contacto con ellos) es cierto, Picetti no puede asumir como diputada nacional", enfatizó ayer un encumbrado diputado nacional.

Pero el problema está en las formas en cómo se dispuso el desplazamiento de la candidata de la lista. "Se violó escandalosamente el principio de inocencia", enfatizó el abogado de Picetti, Daniel Sabsay, a LA NACION.

"Picetti fue sobreseída en la justicia penal y nunca se la citó a declarar en este proceso (que derivó en el fallo de Servini de Cubría). Ella no tuvo oportunidad de defensa. De buenas a primeras, un grupo de dirigentes políticos decide sacarla de la lista cuando su candidatura estaba oficializada y participó de una elección primaria. Los partidos políticos no tienen facultad para eso", completó Sabsay.

Llegada a la lista de candidatos por recomendación del Ministerio del Interior, Picetti es actual asesora en AySA.

"Siento que me quisieron sacar a los empujones y yo no puedo tolerar los atropellos, el abuso de poder -enfatizó Picetti-. A veces me pongo triste, leo las noticias que dicen: «La candidata rebelde», «la candidata que no hace lo que le dicen que tiene que hacer» y yo digo: ¿por qué? ¿Porque alguien pide mi cabeza hay que decir: «Sí, señor, me bajo»? No estoy de acuerdo con eso", sostuvo.

"Viví todo como un atropello y por eso estoy acá, contando mi verdad y siguiendo para poder representar a los argentinos en el Congreso de la Nación", añadió.

Consultada sobre las causas que le imputaban maltrato infantil, Picetti contestó: "Todas esas causas están sobreseídas, una está archivada y la otra está sobreseída por fiscalía, juez de primera instancia, Cámara de Apelaciones y Cámara de Casación".

"Me expuse a la Justicia con todas las pruebas y su debido proceso y quedamos sobreseídos todos, mi familia, porque no fue sólo en contra mía, fue en contra de mi mamá, mi papá, mi hermano, mía, y si estaba el perro también lo iban a acusar al perro, con lo cual lo viví como una agresión total", agregó. "Me sometí a la Justicia porque soy una persona honesta y de bien y es lo que corresponde", sostuvo.

"Es gravísima la acusación contra Picetti. Si efectivamente un 10 por ciento de las cosas que se escuchan fueran ciertas, no cabe duda de que no tiene la investidura para ser diputada", aseguró el jefe del bloque Pro, Nicolás Massot, a Radio Rivadavia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.