La Justicia de EE.UU. investiga al general Milani

El general retirado Milani está detenido en el marco de una causa de derechos humanos
El general retirado Milani está detenido en el marco de una causa de derechos humanos Fuente: Archivo
Hugo Alconada Mon
(0)
23 de diciembre de 2018  • 18:04

A pedido de la Justicia argentina, el gobierno de Estados Unidos comenzó a investigar al exjefe del Estado Mayor General del Ejército, teniente general (RE) César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani , por presuntos actos de corrupción cometidos con la connivencia de una empresa norteamericana, según surge de documentos judiciales de ese país a los que accedió LA NACION.

La jueza federal con asiento en Washington, DC, Deborah Robinson, autorizó la pesquisa, que delegó en Teresita Mutton, una abogada de la oficina de Asuntos Internacionales que funciona dentro de la División Criminal del Departamento de Justicia, y encara ahora la recolección de evidencias.

Mutton concentra su investigación en la compra de puentes móviles a una empresa de Estados Unidos que el general Milani autorizó en noviembre de 2014, pero que la Justicia argentina sospecha que se habría digitado para defraudar al Estado nacional en supuesta connivencia con la empresa Acrow Corporation, cuya casa matriz se encuentra en New Jersey, y cuenta con oficinas en Canadá, Italia y Sudáfrica.

Robinson dispuso que Mutton, ya convertida en auxiliar de la Corte, deberá recolectar las evidencias pertinentes para colaborar con la Justicia argentina y que, para eso, podrá ordenar la citación de testigos, la entrega de documentación y disponer operativos para recolectar material "en cualquier punto de los Estados Unidos".

La decisión de la Justicia estadounidense es un paso adelante en la pesquisa que en Buenos Aires instruyen la jueza federal María Romilda Servini de Cubría y la fiscal federal Alejandra Mangano, quien buscó la colaboración de ese país para reconstruir cómo fue el proceso de licitación, adjudicación y desarrollo de la compra de esos puentes.

Comparada con otras investigaciones penales en curso, el monto del presunto negociado bajo sospecha es menor: poco menos de US$ 1,5 millón, pero de alto contenido simbólico. Entre otros motivos, porque la pesquisa ahora en pleno desarrollo en Estados Unidos se centra en quien se convirtió en el puntal del kirchnerismo dentro de las Fuerzas Armadas y afirmó que colocaba al Ejército "al servicio del proyecto nacional y popular".

Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat

Procesado por presunto enriquecimiento ilícito y detenido por su presunta participación de delitos de lesa humanidad, Milani solicitó su excarcelación a fines de junio, pero la Cámara Federal estimó que no existían razones de salud que justificaran autorizar su arresto domicilario, por lo que dispuso que continúe en prisión hasta el juicio oral.

Estados Unidos, sin embargo, colabora con la Justicia argentina en otra investigación, centrada en una compra directa que impulsó la Agregaduría Militar argentina en Washington, DC -por entonces bajo el mando del Brigadier Juan Rodolfo Brocca-, mediante un proceso que la fiscal Mangano sospecha que "fue direccionado desde sus comienzos".

Según la Fiscalía, la Agregaduría contó con el apoyo de Milani, quien dictó una resolución para habilitar la compra de determinados bienes y servicios, al mismo tiempo que derogó otra resolución que regía los actos contractuales en el exterior, al tiempo que también modificó los montos autorizados en esas operaciones.

Módulos sospechados

Tras esas modificaciones regulatorias, el Ejército le compró a Acrow Corporation of America un "puente de paneles modular metálico y accesorios", como los que el Ejército suele utilizar en lugares afectados por inundaciones, operación que se desarrolló entre octubre de 2014 y septiembre de 2016.

Según explicó el Departamento de Justicia estadounidense al solicitar la autorización de la jueza Robinson, la compra de esos modulares quedó bajo sospecha por cuatro motivos: se definió los materiales del puente como "especiales" -por lo quedó exento de cualquier precio de referencia-; la Agregaduría no le exigió a Acrow una garantía o seguro como impone la legislación argentina; se incumplió con las pautas impuestas por ley para publicitar la convocatoria a la licitación; y se incluyeron especificaciones técnicas a los oferentes que, en la práctica, solo Acrow podía satisfacer.

"Por todo esto", resumió el Departamento de Justicia en su presentación ante la jueza Robinson, "las autoridades argentinas creen que Brocca y Milani, a través de la Oficina del Agregado Militar, intencionalmente manipularon el proceso licitatorio para beneficiar a Acrow en violación de la legislación argentina".

"Habiendo considerado plenamente el asunto -replicó la jueza-, ordeno que Teresita Mutton sea designada como delegada de esta Corte para ejecutar la solicitud [de la Justicia argentina] y adoptar los pasos que sean necesarios para recolectar las evidencias solicitadas".

Requerimiento en Washington

Fuente: LA NACION

Con este documento, la jueza federal de Washington Deborah Robinson autorizó la pesquisa a Teresita Mutton, abogada de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia, para recabar evidencias. La investigación se centra en la compra en 2014 de puentes móviles a la empresa Acrow Corporation, cuya casa matriz se encuentra en Nueva Jersey. Se trata de un puente de paneles modular metálico y accesorios como los que el Ejército suele utilizar para inundaciones

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.