La oposición cierra las puertas a flexibilizar el manejo de la deuda