El proyecto de emergencia se presentará hoy en Diputados y podría aprobarse el jueves

Mario Negri fue uno de los diputados que solicitó postergar la sesión del miércoles que viene
Mario Negri fue uno de los diputados que solicitó postergar la sesión del miércoles que viene Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo
Laura Serra
(0)
17 de diciembre de 2019  • 02:44

El debate parlamentario se postergó un día, pero todo indica que el megaproyecto de emergencia económica se encamina según los planes del Gobierno. Nadie conoce aún su contenido preciso, pero oficialismo y oposición ya acordaron que pasado mañana la iniciativa se discutirá en el recinto de la Cámara de Diputados. La oposición dará quorum, por lo que se descuenta que ese mismo día tendrá media sanción.

El proyecto en cuestión, que iba a conocerse ayer, finalmente se presentará hoy por la mañana en la Cámara de Diputados. Ese fue el compromiso del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y del jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, ante los representantes de Juntos por el Cambio. Según el cronograma pautado, mañana se reunirá el plenario de las comisiones de Presupuesto y de Legislación General para avanzar en el dictamen respectivo; allí se espera la presencia de los ministros Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Claudio Moroni (Trabajo), Ginés González García (Salud) y Daniel Arroyo (Desarrollo Social), y de la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

El paso siguiente será el debate en el recinto, previsto para pasado mañana. La discusión arrancará una vez finalizada la ceremonia de jura de una veintena de diputados que reemplazarán a quienes cumplen funciones en el Poder Ejecutivo o bien en sus provincias. Para el oficialismo, estos votos son claves para asegurar la media sanción del proyecto.

El interbloque de Juntos por el Cambio, presidido por Mario Negri, anticipó que facilitará el debate una vez que el oficialismo aceptó su pedido de postergar para el jueves el tratamiento en el recinto. "No queremos atropelladas", fue el argumento de los opositores. Igualmente, sus voceros adelantaron que el interbloque no avalará la concesión de superpoderes ni de facultades delegadas al Poder Ejecutivo.

"En 2002 se delegaron facultades y se le dieron 'superpoderes' al gobierno de ese entonces por dos años, y duraron 16 años. Incluso cuando la economía crecía. Al Gobierno no le conviene cometer una gula de poder semejante", sentenció Negri.

Desde el bloque de Consenso Federal, en tanto, sus voceros anticiparon que solo emitirán su postura cuando conozcan la letra fina de la iniciativa. Desmintieron, además, que voten a favor del proyecto en un acuerdo con la Casa Rosada por cargos en el Poder Ejecutivo. El propio excandidato a presidente de la fuerza, Roberto Lavagna, se encargó de rechazar las versiones en ese sentido.

"Como es público, desde la elección tuve conversaciones con el presidente de la Nación que no involucran acuerdos por cargos y menos a cambio de apoyo parlamentario. Los diputados de Consenso Federal solo votarán leyes que consideren buenas para la sociedad, sin condicionamientos", escribió Lavagna en su cuenta de Twitter.

Otro de los interbloques de la oposición, Unidad Federal para el Desarrollo, también se mostró cauto, aunque más flexible que Juntos por el Cambio. "Queremos conocer el proyecto y escuchar las explicaciones de los ministros antes de emitir nuestra opinión. A priori consideramos que si hay emergencia esta debería regir por un tiempo determinado", enfatizó el mendocino José Luis Ramón, jefe del interbloque.

Si bien no se conoce el detalle del proyecto, el Gobierno hizo trascender algunos aspectos centrales. Uno de ellos se refiere al futuro de las jubilaciones; según se supo ayer, la iniciativa propondría suspender por 180 días la aplicación de la actual fórmula de movilidad de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales. El proyecto establecería una delegación en el Poder Ejecutivo para que este elabore, en ese lapso, una nueva fórmula. En el ínterin, se dispondrán aumentos para las categorías jubilatorias más bajas.

En el plano laboral, se facultaría al Poder Ejecutivo a eximir, de manera total o parcial, del pago de contribuciones a todas las pymes y empresas que mejoren los ingresos de trabajadores. Este beneficio podría extenderse a las economías regionales.

Asimismo, el proyecto impulsa la prórroga de las emergencias social y sanitaria: se facultaría al Poder Ejecutivo a disponer medidas para recuperar programas de vacunación e instrumentar sistemas impositivos de incentivo y recuperación de clínicas y obras sociales.

Por otra parte, y bajo el título "Ataque a la economía en negro", se establecería una sobretasa de castigo a las empresas que retiran dinero en efectivo. No afectaría ni a comercios ni a personas físicas. Además, la iniciativa facultaría al Poder Ejecutivo a diseñar un nuevo esquema de revisión tarifaria e intervenir en la actuación de los entes reguladores .

Por último, el proyecto autorizaría al Gobierno a establecer acuerdos bilaterales con las provincias para suspender las obligaciones que les impone el Pacto Fiscal suscripto en 2017. Esta suspensión permitiría a los gobernadores aplicar una suba en la tasa de impuestos provinciales, como ingresos brutos y sellos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.