La oposición pide que Báez declare ante la Bicameral de Inteligencia

El exabogado de Leandro Báez está acusado de plantar testigos falsos para perjudicar al juez federal Sebastián Casanello
El exabogado de Leandro Báez está acusado de plantar testigos falsos para perjudicar al juez federal Sebastián Casanello
Es por la causa por testigos falsos contra Casanello, que se define en Casación
Candela Ini
(0)
22 de julio de 2019  

Hay un partido ya no tan silencioso que se juega en los tribunales federales de Comodoro Py y de Dolores, y que la semana pasada se extendió a la Cámara de Casación Penal y el Congreso.

Santiago Viola, el abogado que defendía a Leandro Báez -hijo de Lázaro Báez- y que está procesado por haber plantado testigos falsos contra el juez federal Sebastián Casanello para removerlo del expediente conocido como la ruta del dinero K , asistió a una audiencia junto a su madre y también abogada, Claudia Balbín, para que su procesamiento sea revocado.

Viola recibió la falta de mérito del juez federal Luis Rodríguez y fue procesado por la Cámara Federal hace dos meses por el delito de instigación al falso testimonio. Los dos testigos truchos que ejecutaron esa maniobra fueron a juicio oral. El fiscal de la causa contra Viola es Carlos Stornelli.

Para los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, hay pruebas suficientes en el expediente de que Viola fue el responsable de la maniobra. Este interpuso un recurso en Casación para que el procesamiento fuera revisado, y la Sala IV deberá definir su situación después de la feria judicial.

El 10 de julio, en el programa ADN, que se emite por C5N, el periodista Tomás Méndez publicó una serie de imágenes de supuestos chats entre Carlos Sidrás -un exfuncionario de la AFI- y una persona que asesoraba a los Báez. En esas conversaciones, Sidrás sugería los nombres de los abogados Viola, Rodrigo González, Claudia Balbín e Ignacio Pampliega como opciones para ejecutar la maniobra para remover al juez. También aparece mencionado Eduardo Miragaya, el fiscal que tuvo un paso por la AFI y que fue señalado como uno de los cerebros de la maniobra.

Citado por Stornelli, Tomás Méndez declaró la semana pasada como testigo y ratificó, sin revelar su fuente, el vínculo entre Viola y la central de espías. Quedaría salpicado nuevamente en esta causa Miragaya. Pero Rodríguez le dictó la falta de mérito y ninguna de las partes apeló.

Una fuente judicial que conoce de cerca ese expediente dijo a LA NACION: "Viola está cuidado en este edificio", refiriéndose a los tribunales de Comodoro Py, y se preguntó si Stornelli -que fue declarado en rebeldía por no presentarse en Dolores- avanzaría contra otro fiscal, en alusión a Miragaya.

Viola había sido designado interventor del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) por el juez Rodolfo Canicoba Corral. Fue removido de ese cargo cuando se conoció que había sido denunciado por la maniobra contra Casanello.

Mientras tanto, desde la oposición le reclamaron a la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos de Inteligencia, encabezada por el senador Juan Carlos Marino y encargada de monitorear y controlar el desempeño de la AFI, que les dedique atención a estos hechos.

Los diputados kirchneristas Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade le pidieron a Marino que citara a declarar a Lázaro Báez y a los abogados Santiago Viola, Claudia Balbín y Elizabeth Gasaro a la bicameral.

Asimismo, pidieron citar a Mirtha Legrand, Ignacio Viale, Ana Polero y Gustavo Vera, entre otros, por la supuesta operación de inteligencia ilegal que se habría desarrollado en una emisión de La noche de Mirtha.

En el expediente de Dolores, el juez Alejo Ramos Padilla incorporó material de inteligencia secuestrado en la casa del falso abogado Marcelo D'Alessio. Entre ese material se encontró una carpeta titulada "operación Natacha Jaitt".

Moreau y Tailhade también le pidieron a la Agencia Federal de Inteligencia que envíe toda la información pertinente sobre los agentes Miragaya y Sidrás.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.