Suscriptor digital

La oposición rechaza tres cambios electorales que Macri hizo por decreto

Las normas modifican el modo en que votan los argentinos en el exterior, los agentes de seguridad y los presos; piden que las medidas se debatan en el Congreso
Las normas modifican el modo en que votan los argentinos en el exterior, los agentes de seguridad y los presos; piden que las medidas se debatan en el Congreso Fuente: Archivo
Gabriel Sued
(0)
20 de febrero de 2019  

Las principales fuerzas opositoras impugnan modificaciones en las reglas electorales que el Gobierno introdujo el mes pasado por decreto. Se trata de tres textos, dictados entre el 11 y el 16 de enero, que regulan el voto de los argentinos residentes en el exterior, de los procesados con prisión preventiva y de los agentes de las Fuerzas Armadas y de seguridad que custodian los comicios.

Mientras que para los argentinos residentes en el exterior se creó un régimen de voto por correo postal, para los presos y los agentes de seguridad se dispuso un sistema de voto anticipado.

El grupo más numeroso es el de los residentes en el exterior: son más de 360.000 argentinos, según el padrón de 2017, una cifra que supera a los electores de seis provincias, aunque con la particularidad de que el voto de ese sector es optativo.

Los procesados con prisión preventiva y los agentes de seguridad que quieran votar deberán hacerlo entre 7 y 12 días antes de la fecha de las elecciones. Hasta ahora, los presos votaban con boleta única el día de los comicios, mientras que los agentes de seguridad eran habilitados para sufragar en el centro de votación que custodiaban.

Para hacer los cambios el Gobierno apeló a decretos reglamentarios, por lo que la discusión no pasará por el Congreso. Las críticas a esta modalidad unifican el rechazo del kirchnerismo, el PJ y el Frente Renovador. Coinciden en que las modificaciones introducidas solo pueden hacerse por ley, dado que exceden una mera reglamentación y porque la materia electoral está vedada para los decretos de necesidad y urgencia (DNU).

"Se modifica el Código Electoral por decreto en pleno mes de enero, cuando todos sabemos que son cuestiones que deberían resolverse en un año no electoral y que tendrían que pasar por el Congreso, como establece la Constitución", dijo a LA NACION Jorge Landau, apoderado del PJ nacional.

Los apoderados del Frente Renovador también encendieron las alarmas: "Estamos a favor de un trámite sencillo y rápido para el voto de estos sectores. No es menos cierto que el voto anticipado no está contemplado en el Código Electoral. Habría que reformar la ley".

En Unidad Ciudadana las críticas van más allá de lo procedimental y de estas reformas puntuales. "Reclamamos transparencia porque vemos que desde el oficialismo hay una voluntad de perpetuarse y de hacer modificaciones en pleno año electoral de todo el sistema electivo, que difícilmente se condice con la existencia de elecciones libres", dijo el excanciller Jorge Taiana, el miércoles pasado, en una reunión del Parlamento Europeo, en Francia.

Todos estos cuestionamientos confluirán el viernes, en una reunión en el Ministerio del Interior, a la que fueron convocados los apoderados de todos los partidos nacionales. Antes de la citación, el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, había reclamado una audiencia con el ministro Rogelio Frigerio.

En el Gobierno le bajan el tono al conflicto y sostienen que solo se apeló a las facultades reglamentarias que la Constitución le da al Poder Ejecutivo para garantizar de manera efectiva los derechos electorales de tres sectores que, aunque están habilitados legalmente para votar, en la práctica encuentran dificultades para hacerlo. "Sin afectar los principios de secreto y universalidad, pretendemos garantizar el derecho en tres sectores en los que el voto nunca supera el 10 o el 15%", dijo a LA NACION el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez.

El funcionario encabezará la reunión del viernes, en la que el Gobierno intentará llevar tranquilidad respecto de la transparencia de los comicios. El PJ y Unidad Ciudadana pondrán el acento en el decreto 45/2019, que habilita el voto por correo de los residentes en el exterior.

De acuerdo con la norma, esos ciudadanos pueden votar como hasta ahora en la sede diplomática argentina más cercana a su domicilio o inscribirse hasta 90 días antes de la votación en un registro online que los habilita a votar por correo postal. Una vez que se anotan reciben tres sobres, con una boleta única, un instructivo y una declaración jurada para acreditar su identidad. El elector debe enviar la documentación en sobres separados hasta cuatro días antes de las elecciones.

"Los partidos políticos no tienen la posibilidad de fiscalizar la emisión de esos votos", advirtió Landau. Por ahora fuera de micrófono, otros dirigentes del peronismo sostienen que es una maniobra del Gobierno para incrementar la participación de un sector que en su mayoría simpatiza con el oficialismo. "En un ballottage parejo como el que se viene esos votos te pueden definir la elección", se quejan.

En la segunda vuelta de 2015, Mauricio Macri ganó en Miami, con el 93%; en Santiago de Chile, con el 85%, y en Londres, con el 72%, por citar solo algunos casos. Pero el porcentaje de argentinos residentes en el exterior que votan es bajísimo: en 2017 se alcanzó el récord de 14.006 sufragios, menos del 4% del total.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?