La pelea entre Manzur y Alperovich que inquieta a Cristina

Crédito: Prensa Alperovich
Nicolás Balinotti
(0)
6 de junio de 2019  • 19:01

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Juan Manzur hizo un alto en la campaña electoral para buscar su reelección como gobernador de Tucumán y se subió a bordo del Lear Jet 60 de la provincia. En una visita fugaz, voló el miércoles pasado a Buenos Aires exclusivamente para saludar a Alberto Fernández, que lo espero convaleciente en una habitación del cuarto piso del Sanatorio Otamendi.

Manzur regresó con el respaldo en video del candidato presidencial kirchnerista y con la sensación de que había cerrado las tensiones con Cristina Kirchner por su enfrentamiento con José Alperovich, su mentor y hasta hace unos meses, cuando el ajedrez electoral estaba más incierto, el favorito de la expresidenta para elección provincial del domingo próximo.

Pero eso cambió. Desde el Instituto Patria, según fuentes del peronismo tucumano, Cristina intentará que Manzur y Alperovich hagan las paces y fuercen una unidad para la pelea electoral del 27 de octubre. Hoy, por un decreto presidencial, Manzur y Alperovich no podrían colgar su lista de legisladores nacionales (Tucumán renueva cinco diputados) a la misma boleta, según informaron fuentes de la justicia electoral local. O compiten en las PASO o acuerdan. Habría un tercer camino: que Mauricio Macri dé marcha atrás y habilite las colectoras, sobre todo, para favorecer a María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

Después de haber tomado partido inicialmente con una foto con Alperovich, Cristina Kirchner se mantuvo al margen de la pelea tucumana. En esta provincia obtuvo el 65% en 2011 y la considera un bastión, donde el PJ conserva el poder desde hace 20 años, cuando destronó al militar Domingo Bussi.

El rostro y el nombre de la expresidenta solo figura en los afiches y las pintadas de Alperovich. Manzur, en cambio, tomó una sugestiva distancia desde que el año pasado recibió a Luis Barrionuevo en su rol de interventor del PJ y a la cúpula de lo que después sería Alternativa Federal para celebrar el Día de la Lealtad peronista. Hubo ayer otro contraste: Alperovich llamó en su acto de cierre de campaña a "trabajar para que vuelva Cristina". Manzur, que ni siquiera tuvo acto, eligió divulgar por las redes sociales su encuentro a solas con Alberto Fernández.

La pulseada entre Manzur y Alperovich ratifica que en la política las lealtades son frágiles. El senador nacional que tuvo a Tucumán en un puño durante 12 años fue una suerte de mentor del hoy gobernador. Por consejo de Ginés González García, Alperovich convocó a Manzur a su primer mandato, tras ser sanitarista en La Matanza y mano derecha de los Rodríguez Saá en San Luis. Escaló desde el ministerio de Salud provincial a vicegobernador en dos oportunidades, con un paréntesis de seis años como ministro de Salud de la Nación. Fue además candidato testimonial y convencional constituyente para allanar el tercer mandato de su exjefe.

Los roles se invirtieron. Unos 15 sobre 19 intendentes apoyan a Manzur y cuenta con mayoría propia en la Legislatura. Alperovich, ya sin la estructura del Estado, apenas reúne un puñado de legisladores entre su tropa. Los jefes comunales que antes se arrodillaban a sus pies justifican hoy su alineamiento a Manzur por el denominado "pacto fiscal", que consiste en que la provincia se hace cargo de la obra pública y de la planilla salarial a cambio de que le cedan la coparticipación federal. Ironías dl destino: el pacto fiscal surgió en 2004, por un decreto de Alperovich.

"La gente no quiere que la compren con un plan por tres meses", intentó ayer diferenciarse Alperovich. La referencia al clientelismo obsceno no fue al azar: Manzur lanzó una suerte de plan social de emergencia de $3000 por tres meses para personas que puedan constatar "una situación de vulnerabilidad".

Expectantes al desgaste del duelo entre los dos peronistas, están Silvia Elías de Pérez, de Cambiemos, y Ricardo Bussi, de Fuerza Republicana. La dispersión del PJ los invita a soñar en una provincia que a veces parece surreal.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.