Lanata: "Estamos mal como país si tenemos que responder como si fuéramos culpables"

El periodista rechazó las acusaciones en su contra de que haya inventado su retención en Venezuela; aseguró que a él y a su equipo le robaron archivos de sus computadoras y celulares
(0)
10 de octubre de 2012  • 10:15

El periodista Jorge Lanata rechazó las acusaciones en su contra de que habría inventado el hecho de que fue retenido en el aeropuerto de Caracas, Venezuela, por parte del servicio de inteligencia del gobierno de Hugo Chávez, quienes le borraron archivos de sus computadoras y teléfonos.

Ayer, desde el Gobierno acusaron a Lanata de "vedettismo" por el episodio.

"Me parece que estamos mal como país, que estamos muy enfermos si nosotros que fuimos víctimas de un atropello tenemos que responder como si fuéramos culpables", expresó el periodista y conductor ayer en su programa radial Lanata sin filtro. "Es muy perverso lo que se nos plantea. No es tan distinto a lo que se planteó en la dictadura cuando decían: ‘Algo habrán hecho’", agregó.

Para el periodista, "esto no es distinto a lo que les pasó acá a 30 mil personas en la dictadura, que te chupan en un lugar los tipos de los servicios de inteligencia, te interrogan y se quedan con tus cosas. Entonces, qué, ¿hay dictaduras buenas o dictaduras malas?"

Según relató, él y su equipo estuvieron en el segundo subsuelo del aeropuerto de Caracas, donde fueron interrogados por el servicio de inteligencia del Ejército. "Nos borraron las computadoras, nos borraron los teléfonos, nos borraron cosas personales, usaron esa información, se quedaron con los discos... llegamos a Argentina a explicarle a un montón de pelotudos malintencionados que lo que decimos es cierto. ¿Y saben qué? Me parece injusto", se quejó.

Lanata cargó contra colegas como Gabriela Cerutti, hoy legisladora porteña, Reynaldo Sietecase y Víctor Hugo Morales, y hasta contra el ex jefe de gobierno de la Ciudad Aníbal Ibarra, quienes pusieron en duda la veracidad de las denuncias del periodista que trabaja en varios medios del Grupo Clarín.

"Lo menos que nosotros podemos esperar como periodistas es, de nuestros colegas, una solidaridad básica. Que significa preocuparte por lo que pasó", expresó.

Y apuntó: "Este no es un problema político, es un problema de solidaridad del gremio, es un problema de libertades individuales, un problema de respeto a las personas. Estamos hablando de eso. ¿Qué importa si somos kirchneristas o qué carajo somos?"

También criticó al embajador argentino en Venezuela, Carlos Cheppi, quien no respondió a sus llamados cuando fue detenido. "No me importa si el tipo se llama Cheppi o se llamaba Rockefeller o Magoya, no puede pasar", señaló, antes de subrayar: "Está mal que pase".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.