Jueces. Las negociaciones de Angelici inquietan a la oposición

Tiene el poder de quebrar la frágil paridad del organismo capaz de designar magistrados
Tiene el poder de quebrar la frágil paridad del organismo capaz de designar magistrados Fuente: AFP
Damián Nabot
(0)
19 de septiembre de 2020  

La reforma judicial logró un amplio consenso acerca de lo dudoso de sus beneficios. Pero arroja una certeza: si el proyecto se aprueba, se abrirán las puertas para un festival de nombramientos de magistrados; una renovada tentación del poder político para controlar el futuro de la Justicia. De ahí el escozor que provocaron en la oposición las sigilosas negociaciones que se abrieron con Daniel Angelici como figura central, y que pueden darle al peronismo un nuevo bloque aliado en el Consejo de la Magistratura, capaz de dotarlo de la mayoría necesaria para nombrar o separar jueces a su agrado.

La fecha clave es noviembre. En dos meses, el Consejo de la Magistratura verá cambiar su equilibrio interno. La representante de los abogados Marina Sánchez Herrero, que se identifica con el sector de la UCR que tiene como referente a Ernesto Sanz, y Juan Pablo Más Vélez deberían dejar su cargo para cumplir con un acuerdo interno.

La silla que dejará Sánchez Herrero en el Consejo la ocuparía el abogado Carlos Matterson. "Es Angelici", califican en Pro sin metáforas sobre el reemplazante. La actividad de Matterson como abogado de bingos no lo ayuda a diferenciarse. Cuando la firma Cronopios, de Angelici, se hizo cargo del bingo de Villa Allende, en Córdoba, Matterson apareció como su representante.

Al kirchnerismo solo le faltan dos votos para contar con la mayoría del Consejo de la Magistratura, la llave mágica para designar magistrados a gusto y placer. La fuerza oficialista la integran el presidente del organismo, el juez Alberto Lugones; el camporista Gerónimo Ustarroz; el rector de la Universidad de Lomas de Zamora, Diego Molea; los senadores Mariano Recalde y María Pilatti de Vergara, y la diputada Vanesa Siley. De ahí que la noticia de una reunión entre Molea y Angelici en el departamento del Tano, en la Avenida Libertador al 4000, alteró los ánimos.

La actual representante de los abogados, Sánchez Herrero, suele votar con la oposición. Pero en torno a su reemplazante, las negociaciones de Angelici extendieron las dudas. Sus propios problemas judiciales son un incentivo para explorar solidaridades en el peronismo. Los mensajes hacia el oficialismo ya llegaron. Incluso, antes del recambio.

Si se aprueba la reforma judicial, el Consejo tendrá la posibilidad de avanzar con la designación de decenas de jueces
Si se aprueba la reforma judicial, el Consejo tendrá la posibilidad de avanzar con la designación de decenas de jueces

Angelici tiene un canal directo con el albertismo a través de Juan Manuel Olmos, el asesor judicial de Alberto Fernández con quien comparten ascendencia en la Justicia porteña. En la Casa Rosada juran que están fuera de la negociación entre Angelici y el peronismo. Olmos puede vencer la incomodidad de La Cámpora de sentarse a acordar con Angelici, a quien Cristina Kirchner ubicaba en la mesa judicial de Mauricio Macri, usina de todos los males en el imaginario kirchnerista. Se conocen desde hace años. Pero en el Consejo de la Magistratura reconocen que Matterson tiene interlocución propia con el peronismo.

A la confluencia entre Angelici y Olmos el mundo tribunalicio le atribuye un logro primigenio: gestiones para la liberación de los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, el antecedente que luego entrelazó otras excarcelaciones emblemáticas, hasta llegar a la más reciente, con Lázaro Báez. Se cumple un año de aquel encadenamiento de fallos favorables, que comenzó el 13 de septiembre de 2019 con la resolución de la jueza María Eugenia Capuchetti. Pero Olmos fue conminado a tomar distancia del universo de Comodoro Py por Alberto Fernández. Juran que cumplió la promesa.

Sobre la reunión entre Angelici y Molea, los maliciosos la describen como el armado de "una pyme"

A Molea, el oficialista rector de la Universidad de Lomas de Zamora, los virajes le resultan naturales. En 2015 acusaba al gobierno de Cristina Kirchner de actuar con "soberbia y prepotencia". "El kirchnerismo está avanzando y atacando a la Justicia", denunciaba entonces, como puede disfrutarse todavía en el video que permanece en YouTube. "Es un gobierno que fue perdiendo el rumbo, que se radicaliza cada vez más", decía entonces. Nada que ver con el presente.

En el bloque opositor del Consejo de la Magistratura suelen congregarse el diputado Pablo Tonelli, los jueces Ricardo Recondo y Juan Manuel Culotta, los abogados Sánchez Herrero y Juan Pablo Más Vélez, y la senadora Silvia Giacoppo.

El armado que quiere ofrecer Angelici se volvería imbatible si, además, suma a Diego Marías, quien concluyó su mandato como legislador el porteño 10 de diciembre y espera el turno para reemplazar en noviembre a Más Vélez. Es la otra ficha del acuerdo interno de los representantes de los abogados. A Marías lo recomendó Pablo Clusellas, quien fuera secretario legal y técnico de Mauricio Macri. Con dos votos, la "pyme" cotizaría a valor oro.

Una frágil paridad

La paridad de seis contra seis se quebró en la definición del Consejo de la Magistratura contra los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi con el voto de la peronista Graciela Camaño, quien acompañó al kirchnerismo. El equilibrio de fuerzas es frágil. El Consejo de la Magistratura no solo tendrá la oportunidad de elegir decenas de nuevos cargos si se aprueba la reforma judicial. También, de elegir a los magistrados subrogantes, mientras se definen los candidatos para los nuevos juzgados federales. Una incitación a la oferta y la demanda. Y, de trasfondo, el riesgo de construir un nuevo Poder Judicial moldeado a imagen y semejanza del oficialismo de turno.

De todas formas, a la pyme le apareció un primer estorbo. Los inesperados resquemores de Más Vélez y Sánchez Herrero por cumplir el acuerdo y dejar el cargo en noviembre.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.