Los errores y aciertos de las campañas electorales de Alberto Fernández y Mauricio Macri

Juan Courel y Marcos Peña, cerebros de las campañas del FDT y Juntos por el Cambio, participaron en el mismo evento de asesores políticos pero no se cruzaron
Juan Courel y Marcos Peña, cerebros de las campañas del FDT y Juntos por el Cambio, participaron en el mismo evento de asesores políticos pero no se cruzaron
Brenda Struminger
(0)
15 de noviembre de 2019  • 21:49

Errores, aciertos, autocrítica y la inevitable comparación con el rival. Un mes después de las elecciones presidenciales, los dirigentes a cargo de las campañas del Frente de Todos, Juan Courel, y de Juntos por el Cambio, Marcos Peña, reflexionaron sobre sus estrategias en un encuentro que reunió a decenas de consultores políticos.

La presencia de ambos en la 5ta Conferencia Anual de la Asociación Argentina de Consultores Políticos pendió de un hilo por meses. El evento empezó a organizarse en julio, y Courel confirmó recién su presencia después del triunfo de Alberto Fernández en las PASO del 11 de agosto. Peña, en cambio, lo hizo recién después del 27 de octubre, cuando el oficialismo logró achicar la brecha de la derrota en las primarias.

Estaba previsto que el jefe de Gabinete de Mauricio Macri Courel compartan el panel denominado "Campañas Presidenciales", agendado para ayer, a las 15.30.

Pero tres días antes de lo pautado, Juntos por el Cambio avisó que Peña debía cambiar el horario por cuestiones de agenda. Así que su presentación se debió reprogramar para la mañana, mientras que la de Courel permaneció agendada para la tarde, como estaba previsto inicialmente. El cambio de planes postergó la foto conjunta de los cerebros detrás de las campañas de Macri y Fernández.

Relegado del nuevo esquema de poder que proyecta Juntos por el Cambio para cuando le toque ser oposición, Peña expuso en un formato de "conversatorio"y respondió preguntas durante media hora.

Luego de las fuertes críticas que recibió al interior de su fuerza por minimizar el contacto directo con el electorado -sobre todo en el primer tramo de la campaña- el principal estratega del macrismo cuestionó el uso de las herramientas digitales.

"Lo relevante es no enamorarse de las herramientas", dijo Peña cuando le preguntaron sobre sus "aprendizajes" en el gobierno y en el partido. Sonó a una suerte de autocrítica.

Después de una campaña con base digital, Peña habló de "no enamorarse" de las herramientas tecnológicas
Después de una campaña con base digital, Peña habló de "no enamorarse" de las herramientas tecnológicas Crédito: Asacop

"Me sorprendió el mito del Big Data, por ejemplo. En democracia, el control social no es deseable ni posible. Si creés que vas a poder manejar emociones o sentimientos porque tenés datos, estás sobrevalorándolos. Y creo que así se obvia lo más importante", agregó, frente a un auditorio integrado en su mayoría por consultores políticos.

Y lanzó: "El mensaje es la falta de representación política, la sensación de abandono. Lo tecnológico está después, y va mutando. Si no entendés que la representación es más importante que la herramienta, te vas a comer sorpresas".

Más tarde fue el turno de Courel, exsecretario de Comunicación de la provincia de Buenos Aires. Contrastó la campaña de este año con la estrategia que terminó en la derrota de Daniel Scioli en 2015. Courel, quien tuvo un rol central en ambas batallas electorales, atribuyó la diferencia entre los resultado a la "coherencia" de la dirigencia.

Courel, jefe de campaña de Alberto Fernández
Courel, jefe de campaña de Alberto Fernández Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"La posibilidad de construir un mensaje coherente viene de arriba, de una coherencia desde arriba. En 2015 hubo trabajo y voluntad, pero no logramos plasmarlos en la realidad. Este año, cada vez que se mandaba un mensaje, se mandaba en todo el campo. En 2015 también sabíamos que se hacía así", lanzó el exasesor sciolista.

Al igual que Peña, Courel estuvo acompañado por un moderador en el escenario, aunque la dinámica de su presentación fue distinta. De pie, micrófono en mano, durante una hora realizó un repaso pormenorizado de la estrategia de campaña, detalló las ideas detrás de los spots, los mostró uno a uno y los acompañó con gráficos que mostraban la intención de voto antes y entre las dos elecciones nacionales.

Courel reveló que antes de las elecciones hubo planteos para "correr" a Cristina Kirchner de la campaña. Lo argumentó: "A nadie se le iba a ocurrir esconder un elefante detrás de un vaso. Nos dijimos: 'Usémoslo como atributo político, que le va a dar fuerza a nuestro candidato, porque si ella no estuviera, él no existiría. Cristina iba a estar, era parte fundamental".

Malestar social

Courel también comparó la campaña de Juntos por el Cambio con las del kirchnerismo cuando era gobierno. "Si hay un contexto de malestar social, quizá centrar la campaña en el "hacer" no sea lo mejor. No lo ha hecho solo Cambiemos ahora, también lo hicimos nosotros en 2009, en 2013 y en 2015", admitió a modo de autocrítica.

Sin entrar en polémicas, Courel consideró que el oficialismo "tardó en leer el escenario electoral". Y agregó: "Recién después de las PASO empezó a hablar en contra del aborto y abandonó el discurso de las obras, dio vuelta su discurso y lo ideologizó".

Es decir, se acentuó la grieta, que es lo que reflejó finalmente el resultado electoral, con 48 por ciento del electorado volcado con el Frente de Todos, un 40 por ciento con Juntos por el Cambio y el 12 por ciento restante repartido entre las otras cuatro fuerzas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.