Los gobernadores desconfían por ahora de la convocatoria de Macri

Los mandatarios toman distancia del acuerdo de estabilidad y se focalizan en las disputas electorales de sus distritos
Los mandatarios toman distancia del acuerdo de estabilidad y se focalizan en las disputas electorales de sus distritos Fuente: Archivo
Lucrecia Bullrich
(0)
8 de mayo de 2019  • 13:47

Con cautela y bajo perfil. La mayoría de los gobernadores de la oposición piensa sacarle el cuerpo y evitar hasta donde les sea posible la convocatoria de Mauricio Macri a discutir un acuerdo de gobernabilidad para el último tramo de su gestión.

Sin embargo, y pese a ese clima, dos de ellos ya entraron en contacto con el Gobierno por el tema. El chaqueño Domingo Peppo estuvo esta mañana con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el entrerriano Gustavo Bordet prevé reunirse con él en las próximas horas.

Entre los gobernadores reinan la precaución y cierta desconfianza, ambas motivadas por el trasfondo de campaña electoral y por la falta de información sobre cómo seguirá el proceso que la Casa Rosada abrió con el envío de los "10 puntos" a referentes de la oposición, los empresarios, la CGT y varios credos, entre otros sectores.

¿Habrá una convocatoria formal a todos los gobernadores para escuchar de su boca lo que tengan para decir de la carta del Presidente? ¿O se repetirá la fórmula de las reuniones bilaterales a la que la Casa Rosada apeló varias veces en el pasado? Los gobernadores no tienen respuestas. Tampoco las esperan y, sobre todo, no las buscarán.

Es que para la mayoría de ellos, la prioridad es hoy retener el poder en sus provincias. Nadie lo va a decir en público, pero para ningún gobernador es negocio "enredarse" en el debate de la crisis económica, la inflación el pacto con el FMI o la concreción de reformas profundamente impopulares como la laboral y la previsional cuando faltan días o semanas para las elecciones en sus territorios.

El calendario es elocuente. El domingo próximo habrá elecciones en Córdoba , -un motivo más para el habitual silencio del gobernador Juan Schiaretti frente a estos temas-, y el domingo siguiente, en La Pampa . A lo largo del mes de junio pondrán en juego su reelección los gobernadores Sergio Uñac ( San Juan ), Gustavo Bordet ( Entre Ríos ), Mariano Arcioni ( Chubut ), Juan Manzur ( Tucumán ), el oficialista Gerardo Morales ( Jujuy ), Gildo Insfrán ( Formosa ), Alberto Rodríguez Saá ( San Luis ) y Rosana Bertone ( Tierra del Fuego ). También habrá elecciones en Misiones , donde el gobernador Hugo Passalacqua no puede acceder a otro mandato e impulsa a Oscar Herrera Ahuad, en Santa Fe , donde Omar Perotti buscará destronar al socialismo. Mendoza tendrá primarias el 9 de junio.

"Falta un mes para la elección. Lo último que quiere [el gobernador] es sumarse un quilombo o meterse en una discusión que no le suma y puede restarle mucho. No quiere aparecer echando leña al fuego, pero tampoco quiere quedar pegado", razonó sobre la agenda de su jefe el vocero de un gobernador del norte.

"Los problemas nacionales son responsabilidad de Cambiemos, no de las provincias", sopesó otro vocero ante la consulta de LA NACION.

Otro motivo de desconfianza entre los gobernadores es el hecho de que los 10 puntos propuestos por Macri son en rigor una ratificación del rumbo económico del Gobierno. Es decir, en los hechos, no parece posible proponer grandes cambios, más allá de que en el texto el Presidente haya dejado asentado que "está abierto a escuchar agregados y aportes que refuercen el mensaje de previsibilidad".

El gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora planteó la contradicción. "Se busca confluir más allá de las diferencias, en una búsqueda de consensos, pero el oficialismo dice que no va a modificar nada de lo que está haciendo", advirtió. "Frente a una situación económica compleja, hay que sacar al país adelante, y eso se logra desde la política, no de otra manera", añadió en un canal de televisión provincial.

Solos o en grupo

Por otro lado, hay un reparo inicial de los gobernadores a que las reuniones con Macri o con alguno de sus ministros sean de a uno y no en grupo. Lo dejó claro el tucumano Manzur, que además admitió que acusar recibo de la carta del Presidente no está entre sus preocupaciones más urgentes. "No está previsto que respondamos por el momento. Yo hablo con todos los gobernadores, pero todavía no hemos tomado una decisión común", dijo a medios de su provinvcia. Manzur no es el único que cree que cualquier llamado a los gobernadores debe ser conjunto.

Pero hay matices. "Siempre que nos convocaron hemos ido porque queremos lo mejor para nuestro país y para nuestra provincia", aseguró el entrerriano Bordet. Sin embargo, también deslizó: "Espero que este acuerdo sea franco y pueda tener una viabilidad". Agregó que "lo importante" es "trabajar para resolver los problemas coyunturales" y que a los 10 puntos planteados por Macri "hay que agregar muchos puntos más". Bordet pasará hoy por la Casa Rosada convocado por Frigerio.

Mucho más conciliador se mostró el chaqueño Domingo Peppo, que ya pasó por la Casa de Gobierno. "Es necesario un acuerdo nacional. Si sirve como señal a los mercados y al FMI y permite estabilizar la situación económica, bienvenido sea", dijo el gobernador de Chaco a LA NACION. El gobernador estuvo esta mañana con Frigerio. Había pedido una audiencia por las inundaciones que azotan su provincia. Hablaron de ese tema urgente, claro, pero también de los 10 puntos que impulsa Macri.

En el otro extremo se ubicó Insfrán, que ayer formalizó su respuesta a Macri a través de una carta. El gobernador de Formosa comenzó por resaltar que los gobernadores "acudieron en busca de consensos" cada vez que el Gobierno los convocó, pero que esos consensos "fueron incumplidos y no por acción de las provincias" y aludió a "la crisis a la que hemos sido conducidos en los últimos tres años y medio". Tras nueve párrafos de críticas más o menos directas, concluyó: "Vuestra carta tiene la limitada intención de justificar lo hecho y reducir a una simple mirada económica una discusión mucho más profunda".

También rechazó la iniciativa oficial el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, que recibió la carta de Macri en las últimas horas. "Presidencia de la Nación nos convoca a firmar un acuerdo para llevarle tranquilidad a los mercados", indicó el puntano en declaraciones a la prensa local. Y remató: "Presidente Macri, ¿por qué no hablamos de darle tranquilidad al pueblo argentino?"

Otro gobernador que expuso sus reclamos públicamente y sin medias tintas fue el chubutense Mariano Arcioni. Tildó la convocatoria de "netamente electoralista" y dijo no estar "convencido" de su "honestidad" . Y aunque destacó el "respeto institucional" que "le merece" el Presidente, añadió: "No estoy de acuerdo con los puntos ni con la forma en que se ha realizado la convocatoria ni la invitación al debate con esos 10 puntos". Puntualmente. cuestionó que en la carta no se mencione a las economías regionales y que Macri no haya consultado a los gobernadores en otros momentos de su gestión. "¿Por qué no nos invitaron a debatir y a proponer antes de tomar las medidas de ajuste que estamos sufriendo?", se preguntó Arcioni.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.