Los gremios docentes exigen el pago acordado, pero no anticipan medidas de fuerza

Roberto Baradel
Roberto Baradel Fuente: Télam
Con matices, coinciden en valorar la cláusula gatillo, que la provincia prefiere evitar en la negociación
Constanza Bengochea
(0)
7 de febrero de 2020  

Luego de que el gobierno bonaerense anunciara el pago a los docentes con un aumento de 11,7%, pero sin un remanente del incremento correspondiente a diciembre -que se abonará con los salarios de marzo-, los representantes de los gremios docentes manifestaron su disconformidad y adelantaron los reclamos que plantearán en la reunión paritaria convocada para este lunes. Aunque hay matices, los referentes de los sindicatos más importantes no parecen inclinarse a escalar las tensiones ante el gobierno de Axel Kicillof.

"Desde el Frente de Unidad Docente (FUD) estamos realizando en este momento el reclamo correspondiente", advirtieron desde la coalición que integran el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba).

El secretario general del Suteba, Roberto Baradel, confirmó a LA NACION que le pedirá al gobierno bonaerense que se pague "lo antes posible" el remanente de diciembre en el salario docente. Como lo había hecho anteayer, cargó contra la herencia dejada por la exgobernadora María Eugenia Vidal.

Por otra parte, Romina Del Plá, diputada nacional del FIT y secretaria general del Suteba de La Matanza, fue más punzante y criticó la "cautela" de Baradel y del FUD. Dijo que "anticipa una política de entrega" de los salarios docentes que "están por el piso y sufren ahora este ajuste".

Del Plá cuestionó el "reperfilamiento" que hizo el gobierno provincial de lo adeudado a los docentes al no pagar el retroactivo de la cláusula gatillo de diciembre. "Tienen que pagarlo en forma inmediata, porque si no parece que lo que no se les pudo imponer a los bonistas se lo quieren imponer a los docentes. Los docentes no podemos pagar el pato de la boda", sentenció.

Por otra parte, el secretario general de Udocba, Miguel Ángel Díaz, afirmó que ese gremio "no está pensando en medidas de fuerza" que frenen el inicio de clases en la provincia de Buenos Aires, previsto para el 2 de marzo. Los docentes deben retomar sus tareas en las escuelas antes, el 11 de febrero.

Por otra parte, sobre la convocatoria a paritarias, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), dirigida por Mirta Petrocini, contó a LA NACION que el lunes "comienza un camino de idas y venidas" y que su intención es lograr un incremento salarial real y conformado de tal manera que se extienda a todos los docentes, incluso a los jubilados.

La dirigente de la FEB resaltó el valor no solo monetario, sino también simbólico, de la cláusula gatillo. Una herramienta que en la gobernación preferirían evitar.

En las paritarias de 2019, la entonces gobernadora Vidal y los gremios acordaron la cláusula gatillo trimestral, por la cual los sueldos se actualizan con aumentos cada tres meses de acuerdo con la inflación registrada por el Indec. "Fue una conquista de los docentes, que nos costó mucho y que además nos permite empardar la situación inflacionaria, por eso la queremos mantener", resaltó Petrocini. La gremialista rechaza la aplicación de una cláusula de revisión, como también aumentos de sumas fijas.

"Sin la cláusula estaríamos discutiendo los salarios cada tres meses, no tiene sentido: nos vamos a pasar el año discutiendo. Tampoco tiene sentido una suma fija, porque distorsiona la escala salarial", dijo Petrocini, para cerrar: "La definición del inicio o no de las clases va a depender de las propuestas".

Del Plá coincidió con la titular del FEB sobre la importancia de la cláusula gatillo, pues consideró que en un "contexto inflacionario incierto" no se puede prescindir de ese instrumento sin afectar el salario.

"Debe haber un aumento tal que el salario básico no sea inferior a la canasta básica, que está alrededor de $38.000. Aunque depende de cada jurisdicción, en la provincia de Buenos Aires el salario docente mínimo está en 11.000 pesos", sostuvo Del Plá.

"Esto recién empieza", se escudó un referente gremial sobre las paritarias docentes, que se darán en medio de una "situación financiera sumamente compleja de la provincia", según las palabras del gobernador Axel Kicillof.

Ante los reclamos de los gremios por la postergación de pago del remanente de diciembre, el mandatario provincial destacó ayer que lo primero que hizo al asumir su gestión, en diciembre pasado, "fue encarar el tema de la infraestructura escolar". Consignó que se relevaron 750 escuelas que no estaban en condiciones de empezar las clases en marzo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.