"Hasta pronto" o "Esto recién empieza": nombres y fechas en danza para la marcha de despedida de Macri en diciembre

Mauricio Macri
Mauricio Macri Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Brenda Struminger
(0)
31 de octubre de 2019  • 16:57

¿Cómo se gestiona una derrota? En los días posteriores al domingo, el equipo de campaña de Juntos por el Cambio trabaja en dos ejes. Por un lado, impulsa una marcha de despedida a Mauricio Macri; y por otro, prepara la reorganización de la coalición para los tiempos que vienen.

A diferencia del período post-PASO, cuando el equipo proselitista trabajó a toda marcha para las generales, después del domingo pasado la actividad bajó notablemente y el Pro, que se hizo cargo de la campaña nacional de la coalición, sobre todo en el último tramo, se encuentra en una impasse.

En el partido aclaran que estos días de menores revoluciones no se deben a la derrota: "Lo mismo pasó en 2015. A pesar de que habíamos ganado, hubo un parate para ver cómo seguíamos", aclaró un referente macrista. "Incluso nos llamó la atención que aparecieron nuevos afiliados, sentimos un reverdecer", agregó otro, entusiasmado.

Algunas áreas dejaron de funcionar, como la de comunicación digital. Conformada por un equipo de 15 personas que trabajaron a todo vapor para las elecciones, ahora sólo quedará un puñado para mantener operativas las redes sociales en lo mínimo indispensable. Y uno de los conductores, Guillermo Riera, se alejó para dedicarse a su consultora.

Por ahora, la única actividad que proyectan es el impulso de una marcha de "despedida" de Macri. Aseguran que la idea surgió de forma "espontánea" en grupos ajenos al espacio, pero planean capitalizarla. Después de la serie "Sí se puede", una nueva movilización antes de traspaso de mando será una señal para reforzar la lectura "positiva" de las elecciones. El mensaje se basa en la idea fuerza de que perdieron la Presidencia, pero ganaron seis puntos con respecto a las PASO.

Con el aval del jefe de Gabinete, Marcos Peña, le darán impulso a la marcha, en principio, a través de las redes de la fuerza. La fecha aún no fue definida. La posibilidad más firme es que se celebre el 7 de diciembre, pero hay reparos: durante los fines de semana de diciembre, muchos porteños y bonaerenses prefieren evitar la ciudad. Además, creen algunos de ellos, la contracción "7D" está asociada a la fecha designada en 2012 para la aplicación de la controvertida Ley de Medios promovida por el gobierno de Cristina Kirchner.

La organización de una marcha para despedir al Presidente recuerda inevitablemente el masivo acto que encabezó Cristina Kirchner el 9 de diciembre de 2015, la noche anterior al traspaso de mando, en una Plaza de Mayo colmada de militantes kirchneristas. En aquel discurso, bromeó con que "a las 12" se convertiría "en calabaza".

En el caso de Macri, el espíritu de la marcha de despedida queda resumido con una frase que utilizó el Presidente el domingo: "Esto recién empieza". El nombre aún no está definido, pero se especula también con "Hasta pronto".

Distintos referentes leen la maniobra como una forma de mantener a Macri en el pico del esquema de liderazgo de la coalición opositora. Si bien todavía no está decidido si asistirán todos los dirigentes, o si se se montará un escenario, voceros de la Casa Rosada adelantaron: "El Presidente seguramente irá a saludar, porque es una marcha para despedirlo a él".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.