Macri le pidió a Dujovne bajar el gasto y apurar leyes clave para el equilibrio fiscal

Quiere que el futuro ministro de Hacienda dé señales claras a los mercados y al empresariado; busca así obtener financiamiento a baja tasa y que el sector privado concrete inversiones
Mariano Obarrio
(0)
28 de diciembre de 2016  

Qué le pide el Gobierno a Dujovne para 2017

02:28
Video

Luego de pedirle la renuncia a Alfonso Prat-Gay , el presidente Mauricio Macri le ordenó al ministro de Hacienda que asumirá el lunes, Nicolás Dujovne , un plan para reducir el gasto público improductivo sin generar conflictos políticos. Busca así mostrar un sendero de disminución del déficit fiscal hacia el equilibrio y la baja de la inflación como señal doble: a los mercados, para lograr financiamiento a baja tasa de interés, y a las empresas, para acelerar las inversiones.

Dujovne comenzó a trabajar en acelerar dos leyes anunciadas: la reforma tributaria y la de responsabilidad fiscal. Ambas conciernen a los impuestos y los gastos de la Nación y las provincias, según adelantó un ministro a LA NACION.

"Esperamos que ambas se traten en 2017 en el Congreso", agregó una alta fuente de la Jefatura de Gabinete, que dirige Marcos Peña.

Fuente: LA NACION

También se pondrá al frente de un plan de Macri, transmitido por el vicejefe de gabinete Mario Quintana a todos los ministros hace tres semanas. Todos los ministerios deben reducir decenas de programas improductivos en cada cartera y fusionarlos o eliminarlos, tal como adelantó LA NACION el sábado pasado. Macri sospecha que Prat-Gay no se preocupó por bajar el gasto porque tenía aspiraciones presidenciales y no quería ser acusado de un ajuste desde el progresismo.

La ley de responsabilidad fiscal buscará garantizar que la Nación alcance las metas de déficit de 4,2% del PBI en 2017, 3% en 2018 y 1,5% en 2019 y que en ese lapso las provincias logren el equilibrio fiscal.

El ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, conversó sobre esto con Dujovne.

También hablaron sobre la necesidad de acelerar los pagos a las provincias y municipios por obras públicas y por viviendas. Hay pagos autorizados por 6000 millones de pesos que la cartera de Hacienda de Prat-Gay tenía "pisados".

Pero, pese al ajuste de gastos, Macri necesita estimular la economía para ganar las elecciones de 2017. En ello trabajará el entrante ministro de Finanzas, Luis Caputo: conseguir financiamiento a baja tasa.

La Casa Rosada apuesta a inyectar recursos mediante la obra pública; el plan de participación público privada; el blanqueo anunciado ayer de 90.000 millones de dólares; la reactivación del consumo vía paritarias, y el rebote de algunas actividades, como el campo y ciertos sectores industriales.

Dujovne se encargará de bajar el gasto. Caputo, de conseguir dinero. El plan fiscal es de Dujovne: gasto público, disminución del déficit y la política tributaria. El plan de Caputo será así el financiamiento del Estado, el desarrollo del mercado de capitales y la relación con los organismos de crédito.

Hoja de ruta

También se prevé un plan de formalización de la economía y la fase final del sinceramiento fiscal. El ascenso de Caputo y la llegada de Dujovne cambiarán también los hábitos de las reuniones desde mediados de enero. "Hay que mejorar la productividad del gasto y el foco de Dujovne estará en eso por perfil y porque no tiene otra cosa a qué dedicarse en Hacienda. El presupuesto, el gasto, la AFIP y el Indec. No a cosas que no son del ministerio. Prat-Gay se ocupaba de otras cosas y no del gasto", dijo un ministro.

La prioridad de Macri es dar señales a los mercados para conseguir financiamiento a baja tasa y a los capitales para acelerar inversiones y empleo: mostrar una hoja de ruta para reducir el déficit fiscal y la inflación. "Lo importante es marcar un sendero a largo plazo mostrar cómo lo vas a hacer y que eso sea creíble", dijo a LA NACION un funcionario de la Jefatura de Gabinete.

Otra vía para bajar el gasto podría ser la reducción a futuro de ministerios y secretarías, en un posible reordenamiento del Estado. Pero todavía es embrionario y depende de futuros cambios de gabinete, como se informa por separado. Frigerio estuvo ayer con todos los gobernadores en la Casa Rosada y les habló de acelerar una reforma tributaria integral, de impuestos provinciales y nacionales, en un acuerdo entre la Nación y los 24 gobernadores. Las primeras reuniones serán a fines de enero.

El plan para reducir programas de bajo impacto en los ministerios y fusionarlos o eliminarlos todavía está en pañales. Frigerio ya resolvió fusionar siete planes de vivienda en un solo plan nacional. También se podrían fusionar decenas de programas de entrenamiento laboral o planes superpuestos entre los ministerios de Desarrollo Social, Salud, Educación y Trabajo, entre otros. "Hay que reducir el gasto que no genere conflicto político en el año electoral y mejorar la productividad del gasto", dijo un ministro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.