Marcelo Longobardi: "Le prestaría mucha atención a los caceroleros y a los insultadores de empresas"

El periodista criticó las dos expresiones durante la cuarentena por coronavirus
El periodista criticó las dos expresiones durante la cuarentena por coronavirus
(0)
31 de marzo de 2020  • 13:02

Marcelo Longobardi analizó dos expresiones de la sociedad argentina durante la cuarentena total y obligatoria para contener la pandemia de coronavirus . En su editorial de Cada Mañana (Radio Mitre), el conductor criticó los cacerolazos para que los políticos se bajen los sueldos. Además, desaprobó la actitud del presidente Alberto Fernández ante la decisión de Techint Construcciones de suspender a 1450 empleados ante el freno total de todas sus obras .

El periodista invitó a hacer una reflexión sobre 'dos expresiones complejas que ayer tuvimos los argentinos, la primera fue el cacerolazo y la segunda el problema que hay con la compañía Techint' . Y sostuvo que "como consecuencia de lo que ocurrió con la compañía Techint Ingeniería, una controversia con la empresa más grande de la Argentina, en términos de despidos. El Presidente tomó el asunto como una cuestión casi personal" .

Sobre el cacerolazo para exigir un gesto de humildad de la clase política, Longobardi adelantó que "probablemente se anuncie en el día de hoy o mañana, respecto de recortes de sueldos en el ámbito del Congreso de la Nación . Por ejemplo, suspensión de asesores, remate de autos, restricción de pasajes y otras medidas eventualmente destinadas a juntar fondos de ese sector de la vida pública argentina para enviar al Hospital Garrahan".

Luego, el periodista se dedicó a analizar el cruce entre la empresa constructora. "Para aquellos argentinos que se están poniendo nerviosos en todos los ámbitos, ayer el Cuervo [Andrés] Larroque -un dirigente de La Cámpora - amenazó a la compañía Techint y, me imagino que las demás compañías que están con problemas similares habrán sentido el mismo nivel de amenaza , que profirió de manera inapropiada el señor Larroque", sostuvo.

Longobardi también afirmó que "estamos discutiendo algunas cosas locales, como los sueldos de los diputados o el problema de Techint en el contexto de el mundo que está paralizado. En esencia esto tiene que ver con muchas razones, entre ellas que nadie tiene hoy muy claro qué cosa es el Covid-19". Por eso agregó: "Le prestaría mucha atención a los caceroleros y a los insultadores de empresas".

En este sentido, el periodista sugirió que "tendremos que pensar un modo de vinculación colectiva distinto. Y acá tenemos un asunto muy complicado porque la pandemia es global, pero los gobiernos no están actuando de manera global".

Crisis global

Longobardi contextualizó la crisis económica que atraviesa todo el planeta debido a la pandemia de coronavirus. "La economía se está derrumbando a nivel global y esto también va a ocurrir también en la Argentina. Por eso, digo lo de Techint es un primer caso. No saben lo que está pasando en Disney en Estados Unidos, que tiene 100 veces más empleados. O lo que está pasando con compañías aéreas, eso también va a pasar acá también" , sostuvo.

"Digo esto para poner en contexto las expresiones argentinas de ayer que parecen prematuramente alocadas. Si ayer empezamos con un cacerolazo y con tensiones entre las empresas más relevantes y el gobierno nacional, bueno, no quiero pensar lo que va a ser en junio" , dijo.

Para el conductor "hay un montón de aspectos que empiezan a conectarse generando una perspectiva sombría para el mundo que la Argentina debe tomar nota cuando a una persona se le ocurre pegar una cacerola sobre un balcón de Belgrano o al presidente Fernández o a la gente de La Cámpora insultar a un empresario. Porque este no es el problema que estamos teniendo".

Ante la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo en el conflicto de Techint, Longobardi dijo: "El Gobierno está intentando que las compañías mantengan sus asalariados sin ingresos. Eso puede durar 30, 40, 60 días. En 90 días no queda una empresa. No tengo idea cómo se resuelve, pero hay que pensarlo".

Al respecto, Willy Kohan dijo : "Y que paguen los impuestos casi sin piedad".

Longobardi cerró su editorial con una invitación a la reflexión: "Nos metimos en una pesadilla complicada cuya salida es muy incierta pero no podemos dejar de ver esta perspectiva cuando agarramos una cacerola o insultamos al señor Rocca, porque ese no es el problema".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.