María Eugenia Estenssoro: "Soy más una ciudadana independiente que una militante política"

La legisladora porteña por UNEN renunció a su banca y la política partidaria; dijo que se dedicará a la sociedad civil y el periodismo
Jaime Rosemberg
(0)
5 de marzo de 2015  

Pocos antecedentes registra la decisión de María Eugenia Estenssoro. Con tres años de mandato por delante, la legisladora porteña por SUMA decidió dejar su banca a partir del mes próximo. Y no sólo eso: la ex senadora de la CC-ARI también aclaró a LA NACION que dejará la política activa "para estar en lugares donde me sienta más útil". Especifica que esos lugares serán "la sociedad civil y el periodismo". Con un tono de voz tranquilo y pausado, pero sin dudas, Estenssoro dice varias veces la palabra "libertad", una manera de rastrear las verdaderas razones de su alejamiento de la vida política activa luego de once años consecutivos en cargos legislativos.

-¿Se trató de una decisión intempestiva o de un proceso que derivó en esa decisión?

-No es una decisión apresurada, para nada. Vengo conversando de esto con Martín Lousteau y mi bloque, no quería entrar en el año electoral sin definiciones. Siento que en este momento puedo hacer un aporte significativo desde la sociedad civil y el periodismo. Lo partidario me limita.

-¿Y dónde piensa volcar ese aporte?

-Me llamó el ministro de Educación porteño [Esteban Bullrich] para colaborar con proyectos de su área. También pienso en colaborar como pueda con Eduardo Costa y Mariana Zuvic, que enfrentan una elección crucial en Santa Cruz y también van a necesitar equipos y ayuda. Necesito sentir que lo que hago es útil.

-Muchos legisladores o funcionarios se dedican a otros ámbitos sin renunciar a sus cargos.

-Entiendo que mi banca me limita, y hoy la ciudad no es el distrito clave. Se juegan cosas mucho más fuertes como la Nación y algunas provincias en particular. Quiero sentirme libre y poder moverme con distintos actores y proyectos.

-¿Se va de la banca y de la política también?

-Abandono la política partidaria, pero mi vocación por la cosa pública sigue intacta. No quiero tener una identificación con un partido.

-Estuvo años junto a Elisa Carrió, ahora con Lousteau. ¿Se desilusionó?

-Lousteau es un gran político, tendrá mucho futuro y hará una gran elección en la ciudad. Pero el marco más amplio, UNEN, no ha sido lo que se esperaba de él, por eso cada uno de quienes lo integramos lo resuelve a su manera. Siempre he sido más una ciudadana independiente que hace política que una militante.

-¿Se cansó de las internas? UNEN se acaba de dividir....

-Se juntan o se separan de acuerdo con el lugar que ocupan en las listas. Necesito otro marco, ha sido una gran experiencia, pero no tomo a la política como un "camino de ida". Para mí, es de ida y vuelta [se sonríe].

-¿Cómo ve el futuro y dónde se ubica en él?

-Soy optimista en lo que respecta al país, tendremos un año muy duro, pero después de diciembre todo estará mejor. Tenemos que pensar la Argentina del futuro y perdemos demasiado tiempo discutiendo el pasado. Hace falta más libertad para cuestionar y pensar hacia adelante.

-¿Y dónde se ve, entonces?

-La sociedad civil, la ciudadanía, y también el periodismo independiente han sido fundamentales para frenar el abuso de poder del Gobierno. Me quedo con la sensación de que no hay que pertenecer a un partido para ayudar al desarrollo del país. Estaré en esos ámbitos intentando aportar mi granito de arena.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.