María Eugenia Vidal ya tiene secretario de Derechos Humanos: Santiago Cantón, aliado de Massa

Santiago Cantón, nuevo secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires
Santiago Cantón, nuevo secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires Fuente: Archivo
El ex titular de la CIDH es un crítico del chavismo y del “uso político” que el kirchnerismo hace de los derechos humanos; su designación no cayó del todo bien en el Frente Renovador
Marcelo Veneranda
(0)
23 de diciembre de 2015  • 22:18

Como anticipó hoy en exclusiva LA NACION, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , le ofreció la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia al ex titular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Santiago Cantón. Para más datos, un aliado de Sergio Massa , un crítico acérrimo del chavismo venezolano y del "uso político" de los derechos humanos por parte del kirchnerismo.

Hace instantes, desde La Plata confirmaron que Cantón aceptó el ofrecimiento y que se haría cargo del área a mediados de enero, luego de resolver asuntos familiares y laborales en los Estados Unidos, donde está radicado hace años. Fuentes de la gobernación remarcaron la "satisfacción" de la mandataria "por una nueva incorporación que prestigia su gabinete".

La llegada de Cantón podría traer un giro radical en la óptica actual de la secretaría. El cargo fue ocupado hasta diciembre por Guido Carlotto, hijo de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto , quien fue nombrado en mayo de 2012 por el entonces gobernador Daniel Scioli para aplacar los ánimos del kirchnerismo duro, en ese entonces en guerra con la anterior titular, Sara Cobacho.

Cantón sostiene que el trabajo de Madres y Abuelas y los juicios contra los delitos de lesa humanidad son "parte del ADN" de los argentinos, pero considera una "perversión política" el uso de los derechos humanos por parte del kirchnerismo. En más de una oportunidad señaló que su prioridad son las violaciones actuales de los derechos humanos, como la violencia de género, la desigualdad o la corrupción.

Como secretario ejecutivo de la CIDH (entre 2001 y 2012), fue un crítico acérrimo de las violaciones de la libertad de expresión y la violencia política en la Venezuela de Hugo Chávez, quien llegó a definir al argentino de "excremento humano". De hecho, Cantón dejó el cargo en la CIDH para que la entidad pudiera volver a ingresar a la República Bolivariana.

Vidal se había reunido con Cantón el viernes pasado para hacerle la oferta, pero el actual directivo del Robert F. Kennedy Center for Justice & Human Rights regresó a los Estados Unidos sin darle una respuesta. La secretaría está siendo coordinada provisoriamente por el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador.

La demora en la respuesta de Cantón tuvo que ver con varios factores, según indicaron fuentes al tanto de las conversaciones: por un lado, las dificultades familiares y laborales que implicaría su regreso al país; por el otro, las tensiones "políticas" que su integración a un gabinete de Pro generarían en el massismo.

Sucede que el Frente Renovador se trazó como línea de conducta no ocupar puestos de gestión en los gobiernos de Cambiemos, sino cargos en los organismos de control. Una "directiva" que hasta hoy tiene un solo infractor: Adrián Pérez, que aceptó ser funcionario en el Ministerio del Interior.

De hecho, Cantón llegó el miércoles pasado a Buenos Aires y, antes de reunirse con Vidal, visitó a Massa en su casa del barrio Isla del Sol. La gobernadora ya le había anticipado al tigrense que quería sumar al profesor de la Georgetown Law School y la UBA. Si Massa estuvo de acuerdo o no es una incógnita que desde Tigre prefirieron dejar abierta. Un síntoma, quizás, del malestar del tigrense ante el ofrecimiento.

De todos modos, Vidal y Cantón se vieron el viernes. Al día siguiente, Cantón tomó un vuelo de regreso a los Estados Unidos. Esta noche, llamó a Vidal para aceptar la oferta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.