Milagro Sala: "La Tupac Amaru no se organizó para robar, sino para dar trabajo a la gente"

La líder de Tupac Amaru declaró en el juicio por presunto desvío de fondos públicos
La líder de Tupac Amaru declaró en el juicio por presunto desvío de fondos públicos Fuente: Archivo
(0)
4 de diciembre de 2018  • 00:35

La detenida dirigente social Milagro Sala amplió su declaración indagatoria en el marco del juicio que se le sigue a más de treinta acusados por el presunto desvío de fondos públicos, en la que sostuvo: "La Tupac Amaru no se organizó para robar, sino para dar trabajo a la gente".

En su exposición ante el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Jujuy, que se extendió por una hora, Sala denunció el accionar de la justicia jujeña, repasó las obras realizadas por la organización social e intentó dejar en evidencia las "fragilidades" de la acusación.

La causa denominada "Pibes Villeros" tiene imputadas a 31 personas, entre ellos excooperativistas y exfuncionarios provinciales, por supuesta defraudación al Estado -de unos 60 millones de pesoa- presuntamente cobrados por cooperativas para construir viviendas sociales que, según la Fiscalía, "no fueron ejecutadas".

En este contexto, Sala explicó que la Tupac Amaru llegó a contener a más de 60.000 personas a través de las obras realizadas como los centros de salud, escuelas, fábricas y las miles de viviendas creadas por las cooperativas en al menos 15 localidades de la provincia.

Señaló que los referentes sociales Mabel Balconte y Emilio Cayo eran los encargados de manejar las finanzas de la Red de Organizaciones Sociales, por lo que se desligó de los cargos que se la acusa.

Además, Sala subrayó que en "ningún momento entendió la acusación" de esta investigación debido a que no se especifican "los hechos de una asociación ilícita como tampoco en qué se defraudó al estado", al tiempo que detalló las obras realizas por la organización social las cuales "se pueden ver y tocar".

En otro tramo, la dirigente social reiteró que "nunca" estuvo "a cargo de las finanzas para la construcción de viviendas debido a que no era presidenta de ninguna cooperativa? y por decisión de la asamblea popular ese trámite lo realizaban ?otros compañeros?.

Finalmente mostró su indignación por la "falta de garantías" para defenderse. Denunció que su estado de salud y el de su pareja Raúl Noro, se vieron deteriorados en el marco de esta causa y admitió que tiene "miedo" de pedir atención médica porque no quiere "que se tomen represalias contra los médicos que la atienden".

En la audiencia de ayer por la tarde también ampliaron su declaración los imputados Mabel Balconte, Mirtha Guerrero, Mirta Aizama, donde se concluyó con la etapa probatoria.

Por el juicio que se inició el pasado 23 de julio pasaron 103 testigos y el próximo lunes 10 de diciembre comenzarán los alegatos con la exposición en primer lugar de los tres representantes del Ministerio Público de la Acusación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.