No habrá vuelos de Aerolíneas Argentinas el fin de semana por un paro de pilotos

El gremio de pilotos no llegó a un acuerdo con la empresa estatal por la paritaria de este año
El gremio de pilotos no llegó a un acuerdo con la empresa estatal por la paritaria de este año Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Nicolás Balinotti
(0)
4 de octubre de 2019  • 00:00

Después de más de tres horas de negociación, los gremios de los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral no lograron ayer un acuerdo salarial con el Gobierno, por lo que mantendrán el paro previsto para el sábado y domingo próximos.

A pesar del llamado a conciliación obligatoria que dispuso la Secretaría de Trabajo, Pablo Biró, jefe de los pilotos de APLA, ratificó a LA NACION la medida de fuerza.

"La conciliación obligatoria está agotada. La de marzo fue por el mismo conflicto y ya fue acatada. Sería ilegal dictar otra conciliación", dijo el gremialista. Y añadió: "No hubo oferta de mejora salarial y nos están empujando al conflicto porque el Gobierno cree que le da rédito electoral".

Biró es un dirigente gremial alineado a la Corriente Federal, uno de los sectores disidentes de la conducción de la CGT. Representa a unos 900 pilotos que se desempeñan en la línea de bandera.

Aerolíneas: los pilotos ratificaron el paro - Fuente: el nueve

00:30
Video

El secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, advirtió ayer que sancionarían económicamente al gremio en caso de incumplir la conciliación y hasta insinuó la posibilidad de quitarle la personería gremial. "Ya lo hemos hecho con otros", dijo a LA NACION el funcionario, en referencia al conflicto que mantuvo la gestión macrista con los camioneros de Hugo Moyano.

Además, a diferencia del argumento de los pilotos, dijo que el conflicto actual no es el mismo de marzo pasado, lo que lo habilitaría legalmente a avanzar con un nuevo llamado de conciliación.

Biró y Cristian Erhardt, jefe de los pilotos de Austral, negocian un aumento salarial por la paritaria de este año, que se quedó a mitad de camino. Reclaman una recomposición de 24,5 por ciento al acuerdo sellado el año pasado. Es la primera vez en años que el gremio pierde ante lo que fue la escalada inflacionaria.

"Pedimos un aumento en línea con el IPC (Índice de Precios al Consumidor), como sucedió con las otras empresas aeronáuticas. La empresa, además, dijo que solo pagará el bono de 5000 pesos a los sueldos que estén por debajo de los $100.000", argumentó Biró.

Desde Aerolíneas Argentinas, en tanto, no dieron a conocer aún el detalle de la reprogramación de los vuelos. En un comunicado informó que "el encuentro en la Secretaría de Trabajo incluyó un debate franco entre las partes, y tuvo una duración de más de siete horas", tras lo cual la autoridad laboral dictó la conciliación obligatoria a los gremios de pilotos APLA y UALA, así como al de técnicos (APTA) y al de personal superior (UPSA). Según sus estimaciones, por la medida de fuerza se verán afectados unos 75.000 pasajeros de 650 vuelos de cabotaje e internacionales.

A la conciliación que llamó Trabajo la acatarían otros gremios del sector. Sin embargo, el aeronáutico es un ámbito particularmente sensible a la conflictividad gremial porque basta con que adhiera una sola rama para que la actividad se detenga.

El desafío a Fernández

El jefe de los pilotos, además, desconoció ayer un segundo pedido de Alberto Fernández para que levanten la huelga. "Está en campaña", dijo hace dos días el jefe de los pilotos, casi en un abierto desafío al candidato presidencial del Frente de Todos y ganador de las PASO. Ayer, en cambio, evitó opinar sobre el tema, ya que el contrapunto con Fernández le generó cortocircuitos internos en el PJ y en la CGT.

"Intento decirles que entiendo el reclamo, pero el que paga es el usuario", afirmó el exjefe de Gabinete en declaraciones a Radio Con Vos. Fernández dijo que pretende "sostener e impulsar" a Aerolíneas Argentinas en un eventual mandato suyo. Y apuntó al corazón de la gestión aerocomercial macrista: "El mundo de los cielos abiertos no le ha hecho muy bien a Aerolíneas. Porque hizo que las low-cost vayan a los destinos rentables y Aerolíneas se tiene que hacer cargo de los destinos que no son rentables (Chaco, Catamarca, Formosa)".

Desde el Ministerio de Transporte, que encabeza Guillermo Dietrich, le respondieron al candidato por sus críticas a la gestión oficial. "En la Argentina no existe la política de cielos abiertosEn un país con cielos abiertos cualquier aerolínea extranjera puede volar rutas de cabotaje con aviones de matrícula extranjera y con tripulación extranjera, y eso no sucede", dijeron voceros de Dietrich.

Cifras y claves de la huelga de los pilotos

Cancelaciones

  • Una vez que los vuelos se cancelan, los pasajeros pueden cambiar la fecha del pasaje o el destino del viaje sin costo. Siempre que un vuelo es cancelado, la compañía reubica de manera automática al pasajero. En caso de que la opción ofrecida no le resulte conveniente, puede solicitar ver otras opciones de viaje.

Devolución del dinero

  • De acuerdo con la política de contingencias que aplica Aerolíneas en casos de huelgas, es habitual que los pasajeros cuenten con la opción de no viajar y solicitar que se les devuelva el importe que hayan pagado por su pasaje.

Pasajeros afectados

  • En total, 75.000 pasajeros de 650 vuelos de la línea aérea de bandera se verán afectados por el paro anunciado para el fin de semana.

Medidas de fuerza

  • En lo que va del año, Aerolíneas Argentinas enfrentó 14 medidas de fuerza de los gremios aeronáuticos, que afectaron a 160.000 pasajeros.

Paritarias

  • El último período paritario de los pilotos arrancó el 1º de octubre de 2018 y concluyó el lunes 30 de septiembre. Aerolíneas pagó a sus empleados un bono de entre 5000 y 30.000 pesos en diciembre último, un ajuste de salarios del 10,2% en enero, 4,1% en marzo, 15,2% en abril y un bono de $ 5000 para los sueldos inferiores a $ 100.000 en el mes pasado.

Bancarios: suba salarial del 50%

Con las nuevas subas anunciadas, los bancos otorgarán un aumento salarial del 50% anual a sus empleados. El incremento, que se conoció ayer, se efectivizará en tres tramos. El primer aumento será del 10% y corresponde al sueldo de septiembre, aunque su pago se podrá extender hasta el 25 de octubre. Le seguirá una suba del 5% para este mes, y en noviembre se concederá otro incremento del 5%. A estos nuevos aumentos se le suman los ya concedidos durante el primer semestre del año, que acumulan un 30%. El sueldo mínimo de un bancario superará los 60.000 pesos a fin de año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.