No solo el bolsillo: las razones por las que la corrupción no pesó en las urnas

Elecciones 2019: la corrupción no pesó en las urnas
Elecciones 2019: la corrupción no pesó en las urnas Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalán
La unidad del PJ y el descrédito judicial habrían potenciado el enojo por la crisis y licuado el voto "castigo" a los exfuncionarios denunciados
Iván Ruiz
(0)
19 de agosto de 2019  

Una expresidenta en juicio oral por corrupción y con más acusaciones en marcha. Una decena de exfuncionarios kirchneristas condenados por delitos vinculados a la defraudación del Estado; varios, incluso, inhabilitados. Procesamientos por docenas y la irrupción de dos casos cinematográficos, como los bolsos de José López y los cuadernos de las coimas.

Todo eso ocurrió en los últimos tres años, pero la corrupción parece no haber pesado en las urnas el domingo de las PASO, cuando el Frente de Todos, que impulsa la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Kirchner, arrasó en casi todo el país. ¿Por qué? El descrédito de la Justicia, la unificación del peronismo y, sobre todo, los problemas económicos son algunos de los motivos.

Andrés Malamud, investigador de la Universidad de Lisboa, eligió contestar la consulta de LA NACION con una imagen: la pirámide de Maslow. Esa teoría psicológica sobre la motivación humana sostiene que lo más movilizante para los individuos son las necesidades personales, como la autorrealización y el reconocimiento y, luego, la seguridad física y económica.

"Billetera mata galán. No tengo dudas: voto económico y peronismo unido liquidan la elección", sintetizó Malamud. Y agregó que "los escándalos de corrupción suelen ser más útiles para voltear gobiernos, pero no para elegirlos".

Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional, sostuvo que la crisis económica fue el principal motivo de un "voto bronca" contra Mauricio Macri y que, en ese contexto, el interés por casos de corrupción pasó a segundo plano.

"Hay una pésima situación económica que ha determinado que muchos votantes dijeran: 'No queremos más' esto. A esto hay que sumarle que en estas PASO no se decidía nada, entonces era el momento para que muchos ciudadanos que estaban preocupados por la corrupción kirchnerista le hicieran saber al Gobierno que no están conformes con el rumbo económico sin arriesgar una decisión, como pasará en las elecciones de octubre", opinó la experta en temas electorales.

Mariano Borinski, juez de la Cámara de Casación Penal, es uno de los funcionarios que acusaron a Carlos Menem por el contrabando de armas y acaba de confirmar la condena contra Amado Boudou por el caso Ciccone.

La fórmula de Alberto Fernández-Cristina Kirchner sacó una amplia ventaja en las PASO
La fórmula de Alberto Fernández-Cristina Kirchner sacó una amplia ventaja en las PASO Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

"La corrupción transversal en la Argentina no es un valor social. Vivimos en un país individualista. La sociedad salió a la calle por el corralito, pero no salió por un caso de corrupción. Y si a la sociedad no le preocupa la corrupción, sonamos", afirmó el camarista. Y recordó que la reacción del Gobierno después de las PASO tampoco incluyó temas institucionales: "¿El presidente Macri habló la semana pasada de justicia? ¿O tomó medidas económicas?".

Descrédito judicial

En cambio, Marcelo Leiras, director de Ciencias Sociales en la Universidad de San Andrés, apuntó sobre la poca credibilidad de la Justicia Federal para explicar la poca influencia de los expedientes de Comodoro Py en el proceso electoral.

"La Argentina fue capaz de juzgar con garantías delitos más graves, como lo hizo el juicio a las juntas militares. Pero ahora, en delitos menos complejos, hace estas payasadas. No es sorprendente que la gente no se conmueva", argumentó.

En ese contexto, entonces, el intelectual que forma parte del Grupo Fragata sostuvo que "para una parte del electorado las acusaciones contra Cristina Kirchner no son creíbles".

La expresidenta es la única referente del kirchnerismo acusada por casos de corrupción que forma parte de la lista del Frente de Todos. El exministro Julio De Vido, preso por las irregularidades en la mina de Río Turbio, también fue precandidato, pero en otra lista.

Natalia Volosín, autora del libro La máquina de la corrupción, está convencida de que "el acto de votar es tan complejo que nadie vota por una sola cosa" y agregó que "de todas formas la corrupción nunca ha sido un factor determinante. "Nadie come con los juicios de Comodoro Py", dijo la abogada especializada en temas de corrupción.

Por último, propuso que Alberto Fernández también se sume en la próxima campaña electoral a hablar de estos temas: "Que no hable de [José] López y [Ricardo] Jaime si lo perjudica, pero que explique qué va a hacer con los fondos reservados de la AFI y con la Oficina Anticorrupción".

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.