Nuevas detenciones y seguimiento de la red de apoyo para la fuga

Aprehendieron al hermano de Schillaci e indagan al oficial del Servicio Penitenciario
Ramiro Sagasti
(0)
8 de enero de 2016  

LA PLATA.- Cinco hombres fueron detenidos ayer, sospechados de brindar apoyo a Víctor Schillaci y los hermanos Cristian y Martín Lanatta, condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, que se escaparon de la cárcel de General Alvear el domingo 27 de diciembre pasado.

Todas estas capturas fueron pedidas por el fiscal de Azul Cristian Citterio, que investiga la fuga. Uno de los detenidos es Franco Daniel Schillaci, hermano de Víctor, que ya había sido aprehendido y luego, liberado. El oficial penitenciario César Luis Tolosa, jefe de turno del penal de General Alvear, también había sido detenido y liberado a las 24 horas por falta de pruebas. Lo volvieron a encerrar ayer, luego de nuevas declaraciones que lo complicaron, según fuentes judiciales. Hoy, Tolosa será indagado por el fiscal.

Las sospechas sobre parte del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) surgieron debido a la facilidad con la que se escaparon los criminales. Al día siguiente del escape, la propia gobernadora María Eugenia Vidal ofreció una conferencia para hacer públicas esas presunciones.

Los otros tres detenidos fueron identificados como Matías Gambuza; Rubén Darío Spital, alias "Weby", y Carlos Alberto Spital, alias "Paraguayo". Éstos, junto con el hermano de uno de los fugitivos, fueron capturados durante un operativo realizado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que incluyó 17 allanamientos en Quilmes y Berazategui, en el sur del gran Buenos Aires. Los investigadores sospechan que estas personas pudieron haber brindado apoyo logístico a los condenados por el triple crimen, o incluso haber tenido un rol durante la fuga.

Los investigadores llegaron a estas personas, según fuentes judiciales, porque sus nombres estaban inscriptos en el libro de visitas del penal. Además, en el contexto del operativo, realizado ayer por la madrugada, también fueron aprehendidos otros tres hombres: Gustavo Alejandro Seriga, José Marcelo Miele y Domingo José Miele, pero éstos quedaron a disposición de la Justicia por tenencia de arma de guerra, no por la fuga. Los efectivos de la PSA secuestraron en sus domicilios una pistola 9 mm con la numeración limada y una escopeta 12/70 sin los correspondientes papeles.

Más detenidos

Ayer, además, el fiscal de Brandsen Mariano Sibuet, a cargo de la instrucción que se abrió luego del ataque contra los policías Lucrecia Yudati y Fernando Pensawath, perpetrado la madrugada del jueves 31 en la ruta 20, a la altura de Ranchos, decidió dejar tras las rejas a los dos hombres que había detenido anteayer, en Chascomús.

Estos sospechosos, identificados como Rubén Lorenzetti y Héctor Wagner, están acusados de adulterar la camioneta Ford Ranger gris oscuro en la que se movían quienes dispararon contra los policías, con un Fusil Automático Liviano (FAL) y una escopeta 12/70. Además, durante los tres allanamientos en los que terminaron presos estos hombres, el fiscal secuestró armas y municiones de FAL y de 12/70, un cuatriciclo con pedido de captura de Florencio Varela, camionetas con patentes y números de motor fraguados y herramientas para adulterar.

También continuaba detenido Marcelo Melnyk, alias "el Faraón", acusado de ayudar a los fugitivos. Este hombre -cuya captura la pidió el fiscal Citterio- estaba inscripto en el libro de visitas de la cárcel. El mismo domingo de la fuga, el teléfono celular de Martín Lanatta se activó en la quinta que Melnyk tiene en Florencio Varela. Este hombre, que les habría dado dinero y armas, reconoció ante la policía que los prófugos habían estado allí hasta las cuatro y media de la tarde.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.