Osvaldo Acosta: "No pagamos coima ni en el caso Petrobras ni en ningún otro"

El dueño de Electroingeniería dice que la firma no fue favorecida por el kirchnerismo y rechaza las acusaciones de corrupción
El dueño de Electroingeniería dice que la firma no fue favorecida por el kirchnerismo y rechaza las acusaciones de corrupción
Francisco Jueguen
(0)
24 de enero de 2016  

Osvaldo Acosta: Las represas de Santa Cruz no se van a parar
Osvaldo Acosta: Las represas de Santa Cruz no se van a parar Crédito: Soledad Aznárez

La oficina porteña de Electroingeniería luce pequeña, sobre todo si se considera que la empresa cordobesa es la que impulsa, junto a un consorcio vinculado a capitales chinos, el proyecto de infraestructura más importante del país: las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en Santa Cruz. Es probablemente un tema de tiempos: la firma de Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta no logró adaptarse aún a la expansión acelerada que registró en la llamada "década ganada". Si en 2003 facturó US$ 40 millones, en 2012 la cifra llegó a US$ 400 millones. En la sala de reuniones sólo sobresalen dos pequeñas banderas: una argentina y una china. Para muchos, Electroingeniería fue la puerta de entrada de los capitales orientales al país en los últimos años. Otro "chino", según dicen, aportó: Carlos Zannini fue compañero de cárcel de Ferreyra en los años de militancia. "Se conocieron pero no son amigos", aclaró Acosta en una entrevista con LA NACION.

"Las represas no están paradas", agregó, convencido de que el proyecto se seguirá. Acosta se toma de un dato: días atrás, Electroingeniería logró la adjudicación millonaria -en otro proyecto con capitales chinos- de dos tramos de un gasoducto clave en Córdoba. "Es la provincia más macrista", analizó. No obstante, los trabajos troncales de las represas en Santa Cruz no arrancaron y los certificados de obra están paralizados. Tras varios años al calor del poder, otros problemas tocan a la puerta fronteras afuera. "Ni en este caso ni en ningún otro", respondió Acosta cuando se le preguntó si se pagó la coima que, según dos arrepentidos del caso del petrolão en Brasil, habilitó la operación por la que Petrobras redireccionó su venta de Transener del fondo de inversión Eton Park Capital Managment a la firma cordobesa. En esa investigación surgió el nombre de Julio De Vido.

-La Secretaría de Energía del gobierno anterior estimó que las represas, por criterios técnicos, ambientales y de costo-beneficio, aparecen entre los últimos lugares de un inventario de 30 proyectos similares. ¿Deben hacerse?

-Esto surge de un informe de 2006 del que toman datos históricos. Entre los que superan los 400 megavatios sólo hay cuatro o cinco proyectos, y están estas dos represas. Son virtuosas. No son vergonzosas. Son lo más importante después de Yacyretá. Es un proyecto de inversión que se paga en 10 años, cuando lo normal es 20 o 30 años. Y tiene 100% de financiamiento. Hubo una licitación pública internacional con 23 empresas y con transparencia absoluta. Y el precio es el más bajo de la región por megavatio instalado.

-Pero se indicó que van a trabajar al 26% todo el año y que, además, produciría una capacidad de generación 20 veces superior a la demanda de la zona.

-Eso surge de estudios de los años 70 en los que se hablaba de una potencia de 2100 megas. Acá estamos hablando de 1700 megas, una potencia menor. Así, aumenta el rendimiento a más del 34%, superior a El Chocón y Piedra del Águila, que son emprendimientos de río de montaña. Esto se hace en la Patagonia y ahora hay un sistema interconectado. Será generación no sólo para Santa Cruz, sino para Comodoro Rivadavia y Río Negro, donde por ejemplo está Aluar.

-El gobierno actual dijo que se revisarán los acuerdos firmados con China, ¿cree que finalmente se van a construir las represas?

-Las represas comenzaron en febrero y marzo de 2015 y continúan. No están paradas. Hay 1400 personas trabajando. No se están haciendo las obras principales, sí los campamentos. Están dentro de un marco de alianza entre la Argentina y China. Estas obras generan una balanza positiva de ingresos y salida de divisas para el país de 2350 millones. Macri dijo en Davos que habrá continuidad con Beijing. La UTE se reunió con Energía e Interior. Los certificados se paralizaron desde octubre pero están en el camino burocrático de aprobación. No se va a parar.

-¿Cómo se explica el crecimiento exponencial de la empresa?

-Electroingeniería nació con muy poco y siempre creció de manera exponencial hasta los 90. En 2000 facturábamos US$ 70 millones y con la crisis bajamos a US$ 40 millones.

-De 70 a 400 millones de dólares hay una diferencia grande.

-¿Y de US$ 1 millón a US$ 70 millones? Es el crecimiento natural.

-Pero no eran un gran jugador en las obras hasta los últimos años.

-Sí lo éramos en los 90. Estaban Techint, Perez Companc y Electroingeniería. Al lado teníamos a Socma o Cartellone. Estuvimos pero no nos veían. Además, en los últimos 12 años la obra pública fue muy importante.

-Un director de Petrobras confesó que recibió US$ 300.000 de coima por la venta de la transportadora Transener a Electroingeniería. Es el segundo arrepentido que cuenta lo mismo en la justicia brasileña. Se vincula a De Vido.

-Lo que hicimos entre 2006 y 2007 fue llevar adelante el proceso de compra de acciones de Transener. Petrobras tenía que desinvertir. Fuimos en la búsqueda para ofertar. Ni siquiera nos recibían. Vimos que Eton Park no tenía antecedentes en estas actividades y fuimos a Defensa a la Competencia, al ENRE, a la Secretaría de Energía e hicimos presentaciones legales. Todos fallaron a favor nuestro. La Justicia avaló el precio y la forma de pago, que fue al contado. Tengo absoluta tranquilidad. ¿Qué relación puedo tener yo con los casos de corrupción de Brasil que son de cientos de decenas de millones de dólares y, acá, estos señores hablan de US$ 300.000?

-¿Nunca pagaron una coima?

-Nunca. Ni en este caso ni en otro.

-¿Nunca les pidió De Vido que pagaran una coima?

-¿Cómo me hacés esa pregunta? Nunca. La transparencia de estos 40 años es absoluta.

-Se habla en la denuncia de un encuentro en el Four Seasons...

-Ese ejecutivo tiene 17 años de cárcel por grandes problemas en el caso del petrolão.

-¿Por qué los menciona a ustedes y a De Vido?

-A De Vido porque mantenía la relación normal entre un gobierno y una empresa como Petrobras. A nosotros porque somos los compradores, pero nada más. Cero que ver. Es inviable, Indemostrable.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.