Pablo Schoklender acusó a Bonafini

Afirmó que ella es la que firma los cheques y habla con frecuencia con el Gobierno
(0)
8 de julio de 2012  

"La que firma los cheques y se la pasa hablando con el Gobierno es Hebe. No es una persona que desconozca el funcionamiento del poder", disparó ayer Pablo Schoklender, al acusar a la titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, del desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales.

Tras recuperar su libertad por el pago de la fianza de $ 40.000, el hermano menor de los Schoklender dijo que "es una locura" la causa que investiga el juez federal Norberto Oyarbide, quien le había fijado originalmente una caución de $ 4 millones, que fue rebajada por la Cámara Federal.

"Después de echarme a mí, la que firma los cheques y pagos, es Hebe, no puede desconocer lo ocurrido", apuntó Schoklender, que estaba detenido desde mediados de mayo.

El acusado responsabilizó también al juez Oyarbide por "manotear medidas, realizando allanamientos en 70 lugares, llamando a declarar a 45 personas y con un expediente de más de 30.000 fojas".

Al hablar por Radio América, Pablo Schoklender estimó que fue involucrado en la causa por "un informe equivocado de la Unidad de Investigaciones Financieras [UIF], que se basó en un reporte de un banco de Santiago del Estero".

Al igual que su hermano Sergio y el contador Alejandro Gotkin, Pablo Schoklender es investigado y acusado de integrar con ellos una asociación ilícita.

Molesto por los pasos procesales dictados por el juez Oyarbide, declaró: "No entiendo adónde va, no sé qué investiga, y se toman medidas compulsivamente".

"Hebe miente y tiene que aclarar un montón de cosas", señaló el acusado, que sucedió a su hermano Sergio en la administración de la Fundación y luego fue relevado por Alejandra Bonafini, hija de Hebe.

"No me gustaría volver a hablar con Hebe. Todos tienen que contestar en el expediente y no en los medios", añadió.

"Origen erróneo"

"En esta causa, hay que defenderse sin nombrar a nadie", dijo Schoklender, luego de revelar que el juicio en su contra se inició por "un informe erróneo" de un banco santiagueño a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF).

Aseguró, además, que desde su separación de la Fundación no volvió a hablar con la presidenta de la entidad, y acotó: "Tengo entendido que no quería hablar conmigo".

Los lazos de Bonafini con los hermanos Schoklender están interrumpidos desde que estalló el escándalo por el desvío de fondos del programa Sueños Compartidos, administrado por la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Como informó ayer LA NACION, Sergio Schoklender -hermano de Pablo- acusó a Hebe de Bonafini por la desaparición de $ 130 millones de la Fundación y responsabilizó del escándalo a funcionarios kirchneristas de estrecha llegada a la Presidenta, como el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.