Para Cobos, se registran hechos que afectan la libertad de prensa

En la SIP, el vicepresidente dijo además que la ley de medios podría modificarse
Jorge Rouillon
(0)
10 de noviembre de 2009  

En un nuevo capítulo de su enfrentamiento con el kirchnerismo, el vicepresidente Julio Cobos cuestionó ayer los bloqueos del gremio de camioneros a los diarios y advirtió que la ley de medios que impulsaron los Kirchner podría ser modificada. Para hacer estos planteos, el vicepresidente eligió la apertura de la 65a. Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), cuyas sesiones culminarán hoy.

"Es un hecho lamentable que tiene que ser condenado", dijo el vicepresidente al hablar de los bloqueos a las plantas de impresión de Clarín y La Nacion que la semana pasada protagonizaron los trabajadores del sindicato de camioneros, liderado por Pablo Moyano. Además, poco antes de dar su discurso en la SIP, Cobos expresó: "Hay hechos puntuales que no favorecen a la libertad de prensa". Las expresiones del vicepresidente contrastaron con el silencio de la Casa Rosada ante los ataques a la prensa de parte de los camioneros.

El vicepresidente destacó la función social que cumplen los medios de comunicación y pidió que los funcionarios mejoren el vínculo: "Tiene que haber relaciones institucionales. Más allá de las diferencias de postura, hay que restablecer una relación lógica. Suena difícil, pero no es imposible", dijo. Y pidió a los medios trabajar "con la responsabilidad que se necesita".

Por otra parte, Cobos señaló que la nueva ley de servicios audiovisuales ha sido un primer paso, pero formuló salvedades. "Podríamos haber realizado una norma enriquecida por la reflexión que otorga un diálogo profundo, un tiempo prudencial de discusión y una mayor apertura a las sugerencias", reflexionó Cobos ante un auditorio colmado.

Inmediatamente, el vicepresidente expresó que esa ley "deberá ser perfeccionada en tiempos venideros, porque en democracia todo es perfectible".

Video

En este sentido, Cobos señaló que el proceso de construcción de las normas "debe realizarse en beneficio de todos, no en perjuicio de algunos, demostrando así que somos capaces de construir metas colectivas, sin afectar derechos individuales o sectoriales".

En el estrado escuchaban el presidente de la SIP, Enrique Santos Calderón; el presidente del Comité anfitrión, doctor Bartolomé Mitre, director de La Nacion; representantes de The Washington Post y de otros medios del continente; el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, y otros directivos de la SIP.

Cobos saludó la presencia entre los invitados especiales de los ex presidentes César Gaviria (Colombia), Carlos Mesa (Bolivia) y Julio Sanguinetti (Uruguay).

La presidenta Cristina Kirchner había sido invitada a la asamblea hace seis meses, pero no respondió la invitación. Tras disertar, Cobos recibió preguntas y aludió al 10 de diciembre: "Es una ley que es perfectible y que seguramente va a ser modificada conforme a la inquietud que puedan tener los nuevos legisladores que van a incorporarse en ambas cámaras y conforme a las necesidades que irán surgiendo respecto de los cambios tecnológicos". Y señaló que una ley así "no puede generarse en medio de un conflicto para que salga bien".

Antes de entrar en el recinto colmado, Cobos fue abordado por una nube de reporteros. Preguntado sobre los bloqueos a los diarios, estimó que "es un hecho lamentable que tiene que ser condenado políticamente" y requiere la intervención de quienes tienen la responsabilidad de "garantizar el derecho de trabajar libremente"; no sólo la policía, sino también la Justicia, "que cuando ve que algún derecho se vulnera tiene que reaccionar".

Preguntado si ese bloqueo era gremial o tenía connotaciones políticas, deslizó: "Entiendo que es una protesta gremial, pero que está mal llevada porque se están vulnerando derechos. Una cosa es protestar en base a un derecho, pero otra cosa es restringir los derechos de los demás". Y añadió que "si se da en este contexto, dentro de esta asamblea (la de la SIP) se puede prestar para suspicacias en ese sentido".

En su discurso, Cobos afirmó: "Cortar rutas o impedir que se trabaje libremente no es el camino a seguir. Ejercer nuestros derechos sin vulnerar el derecho de los demás sí lo es". Al abrir el acto, el doctor Mitre señaló que "se viven tiempos difíciles y a veces contradictorios para la libertad de expresión".

Luego, Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín, dijo que "el poder político prepara el terreno para que los que aún pueden ser un contrapeso real -por su llegada a las audiencias, por su dimensión empresaria- terminen desguazados a merced de cualquier oportunista sin vocación en el periodismo". Y afirmó: "Se trata de que todas las voces se escuchen poco, que es lo mismo que decir que ninguna se escuche demasiado".

Santos Calderón recordó la confiscación de La Prensa, en 1951, y la intimidación a la SIP en un encuentro posterior en Montevideo, al cual llegó un grupo de 53 delegados peronistas. Pero señaló que la SIP no se dejó intimidar. "Hoy, a fines de 2009 -apuntó-, observamos una Argentina que otra vez enfrenta amenazas a la libertad de prensa [...] Acciones como el bloqueo de los camioneros a los diarios Clarín y LA NACIONno hacen sino agudizar las inquietudes sobre las garantías para la libre circulación de la prensa".

A su vez, Cobos eludió ante una pregunta pronunciarse sobre cómo actuaría en caso de ser elegido presidente. "En caso de nada", replicó, rápido. Dijo que siempre hay roces, pero la relación con la prensa debe ser "lógica e institucional". Antes había dicho que el Estado "no puede limitar las libertades ni funcionar como un dique que impida su desarrollo; debe funcionar como un canal".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.