Para la Policía Federal de Brasil, Arribas es sospechoso de lavado de dinero