Para Timerman, Bonadio tuvo un "acto de desesperación"

El ex canciller ironizó que a cambio del pacto con Irán sólo obtuvo "prisión"
(0)
11 de diciembre de 2017  

El ex canciller Héctor Timerman calificó como "un acto de desesperación", que atribuyó a la falta de pruebas en su contra y del resto de los acusados, la decisión del juez Claudio Bonadio de dictar su prisión preventiva por el supuesto delito de traición a la patria en la causa por la que se investiga la firma del memorándum con Irán.

Fuente: Archivo

"Cristina, yo, Zannini, que fuimos los que tratamos el tema. Lo que obtuvimos a cambio del memorándum fue prisión", afirmó Timerman con ironía cuando se le preguntó sobre el intercambio con Irán logrado por el pacto.

En un reportaje concedido al diario Página 12 desde su domicilio, donde se encuentra detenido por orden de Bonadio, el ex ministro de Relaciones Exteriores también vinculó la acusación a su condición de judío. "A mí me golpea doblemente por ser judío. A los judíos nos acusan de doble lealtad, ubicándonos como si fuéramos argentinos de segunda categoría. Me hace volver a la infancia, cuando nos apretaban preguntándonos si éramos leales a la Argentina o a Israel. Es una infamia", afirmó. Además de Timerman, el juez Bonadio dictó el procesamiento de la ex presidenta Cristina Kirchner -a la que, además, le pidió su desafuero del Senado- y del ex secretario legal y técnico Carlos Zannini.

Consultado sobre el objetivo del memorándum de entendimiento con Irán, que para el fiscal Alberto Nisman fue una maniobra destinada a encubrir a los acusados del ataque a la AMIA, Timerman aseguró que buscó "destrabar una causa que no podía avanzar".

Al respecto, insistió en negar que el acuerdo con la república islámica haya tenido por objetivo levantar las alertas rojas de Interpol que pesaban sobre los funcionarios iraníes acusados de haber pergeñado el atentado contra la sede de la AMIA.

"Interpol fue uno de los auspiciantes del diálogo. Al norteamericano Ronald Noble, secretario general de Interpol, lo conoció antes Alberto Nisman, que, cuando le conté que íbamos a dialogar, vio la iniciativa con entusiasmo", dijo Timerman.

En ese sentido, el ex canciller contó el diálogo que mantuvo con Nisman en ese momento: "Le dije: «Mire que lo importante que tengo para sostener una negociación es la sanción que implican las alertas rojas». Él me dijo: «Quédese tranquilo, no va a haber ningún cambio»".

Timerman acusó a Bonadio de boicotear la declaración de Noble porque el ex jefe de Interpol "sostiene que no hubo ningún intento de nuestro gobierno de levantar las alertas rojas". "Por el contrario, siempre pusimos el acento en que el memorándum no cambiaba nada", agregó. "Ronald Noble dejó de ser secretario general de Interpol y las alertas rojas no cayeron. Siguen vigentes hasta hoy. El juez le recrimina que no vino a declarar y lo cierto es que el magistrado se comportó como si Noble fuera un delincuente y no un ex alto funcionario", concluyó Timerman.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.