Peña recibe a los radicales que amagan irse con Lavagna

Hoy será el turno de Storani y mañana, de Alfonsín; busca acercar posiciones
Fuente: LA NACION - Crédito: ARCHIVO
Hoy será el turno de Storani y mañana, de Alfonsín; busca acercar posiciones
(0)
23 de abril de 2019  

El plan de contención está en marcha. Ante un escenario electoral complejo, el Gobierno no quiere hilos sueltos y decidió "escuchar" los reclamos de los dirigentes del radicalismo más críticos con la gestión. El objetivo es "curar heridas" y cerrar filas.

El encargado de la tarea será el jefe de Gabinete, Marcos Peña , que hoy recibirá al vicepresidente segundo de la Unión Cívica Radical , Federico Storani, y mañana hará lo mismo con Ricardo Alfonsín . Son dos dirigentes que mantienen un discurso de confrontación con Pro.

El objetivo principal es lograr que los radicales "díscolos" bajen el tono de las críticas, pero por sobre todo que no fuercen la diáspora en la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical, que se llevaría a cabo a mediados de mayo.

Desde la Casa Rosada creen que, pese a las críticas, el encuentro en el que el radicalismo deberá definir su futuro dentro de Cambiemos se llevará a cabo sin fracturas. "Está encaminado", describió un hombre al tanto de la negociación.

El presidente Mauricio Macri y Peña ya se reunieron con los principales referentes del centenario partido. Entre los interlocutores aparecen los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy). También participan Ernesto Sanz, pieza clave para la formación de Cambiemos, y el operador Enrique "Coti" Nosiglia, quienes visitaron la Casa Rosada y la quinta presidencial de Olivos en las últimas semanas.

Duras críticas

Storani y Alfonsín sostienen una posición muy dura contra el Gobierno. Storani, por ejemplo, aseguró que Macri no es el "mejor candidato para Cambiemos" y advirtió sobre una posible ruptura en el frente oficialista: "No puedo asegurar que Cambiemos llegue a fin de año. Hoy es solo una alianza electoral".

Alfonsín, que coquetea con el exministro de Economía Roberto Lavagna, sostuvo que si Macri no fuera reelegido sería el final de Cambiemos. "Hay que crear un espacio que está vacante y lo representan distintas fuerzas que están compitiendo entre sí y que deberán reunirse en el espacio socialdemócrata", dijo el hijo del expresidente Raúl Alfonsín.

A ellos también se sumó el titular de la convención nacional, el cordobés Jorge Sappia, quien se mostró en favor de abandonar Cambiemos y enhebrar una alianza con Lavagna.

Para no sufrir sorpresas, Peña será el encargado de actuar como un dique de contención. "No tenemos problemas con las críticas", aseguraron fuentes oficiales. Lo que el Gobierno buscará es el compromiso de la mayoría radical. "Algunos se irán, pero será una minoría", especularon cerca de Macri.

Ahora, la prioridad es bajar las tensiones y evitar que el malestar generalizado por la crisis económica se contagie en otros dirigentes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.