Las coimas de Siemens: detectan fondos por US$16 millones del exministro Corach en el exterior

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado sospecha que ese dinero podría tener relación con el caso de los sobornos pagados por la empresa alemana
La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado sospecha que ese dinero podría tener relación con el caso de los sobornos pagados por la empresa alemana
Iván Ruiz
Candela Ini
(0)
18 de junio de 2019  

El exministro Carlos Corach, que estuvo involucrado en el pago de sobornos por el caso Siemens, manejó desde 1997 hasta la actualidad una fortuna en el exterior, que quedó expuesta en el último sinceramiento fiscal, cuando él y su familia blanquearon US$16 millones, según consta en una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado (Procelac) a la que accedió LA NACION.

El patrimonio de los Corach, que es superior al dinero blanqueado, giró en manos de la familia durante más de 20 años a través de sociedades offshore y fideicomisos registrados en Liechtenstein, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Uruguay, Francia y Paraguay, hasta terminar en cuentas bancarias en paraísos fiscales, pero también en inmuebles, autos y un avión privado en la Argentina.

La Procelac sostiene en su denuncia, elaborada a partir de datos de la Unidad de Información Financiera, que estas adquisiciones son sospechosas de lavado de un ilícito previo que, en este caso, serían los sobornos del caso Siemens.

"Ese dinero es producto del trabajo de la familia durante toda una vida. Está todo justificado y declarado ante la AFIP producto del blanqueo. Vamos a explicarlo ante la Justicia si hace falta", dijo Mariano Cúneo Libarona, abogado de Carlos Corach. Y rechazó que el crecimiento patrimonial estuviera ligado al caso Siemens al asegurar que esos fondos no habían sido declarados antes del sinceramiento fiscal por "una cuestión impositiva".

El exministro del Interior "coordinó" los movimientos del dinero -según la Procelac-, que corrió a través de su esposa, sus tres hijos y sus cónyuges, que participaron de decenas de operaciones financieras, comerciales e inmobiliarias.

Los investigadores consideraron que existen elementos para sospechar que el origen de los fondos proviene de las coimas de Siemens -caso ya archivado por la Justicia argentina-, como por ejemplo la correlación temporal entre la licitación para imprimir los nuevos DNI y los movimientos de fondos en las cuentas del entonces ministro menemista. A pesar de que el delito habría ocurrido hace más de 20 años, el eventual lavado de dinero -que ahora señala la Procelac- evita que prescriba la acción penal. El hecho será investigado ahora, como un caso aparte, por el juez Daniel Rafecas.

"El dinero del soborno pagado [por Siemens] habría sido luego objeto de distintas maniobras en las que habrían participado Corach y un grupo de personas de su círculo con el objetivo de alejar los bienes de su posible origen ilícito mediante distintas adquisiciones, transferencias, inversiones, administraciones, compraventa de divisas y el ejercicio de los roles directivos de las sociedades", sostiene la denuncia.

La Procelac remarca que debe investigarse el patrimonio familiar en su totalidad porque cuando se crearon las sociedades los hijos de Corach -Hernán, Natalio y Maximiliano- eran menores de 30 años. Maximiliano Corach se desempeña actualmente como subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario del gobierno porteño. "Resulta importante abordar el entramado societario y considerar que la actividad económica que desplegaron [los hijos] podría ser sospechada de ser ficticia, y cabrá definir a través de la investigación si la contaminación de su patrimonio puede considerarse total".

Las autoridades detectaron, por ejemplo, que Carlos Corach, de 84 años, administró cuentas en el LGT Bank de Liechtenstein y compró en los últimos años -a través de sociedades- cuatro departamentos en la Capital, dos camionetas y un auto. Más aún son los bienes que compró -con una red de sociedades- todo su grupo familiar: son 16 inmuebles en la ciudad de Buenos Aires más una casa en el country Highland Park de Pilar; diez vehículos, entre camionetas y autos, y un avión privado, que fue vendido en 2015.

Los Corach crearon en las últimas décadas al menos 13 sociedades en distintas jurisdicciones. Naol SA, por ejemplo, es titular de cuatro inmuebles y una camioneta Volvo cuyo valor de mercado supera los $4.5 millones. Compañía Inversora Central adquirió una casa en el country Highland Park (el lugar de descanso de los Corach), dos camionetas Toyota Hilux y un Jeep Renegade. Y también compró en 2005 un avión privado Cessna 172N, matrícula LV-OOY, que fue vendido una década después.

El caso de los DNI

A pesar de que existieron pruebas sobre el pago de sobornos de la empresa alemana a los funcionarios argentinos, la Justicia argentina archivó el caso que involucraba a Corach, Carlos Menem y otros exfuncionarios de su gobierno. El caso Siemens comenzó en 1998 y finalmente se determinó que los directivos de la empresa alemana pagaron sobornos por US$106 millones a exfuncionarios argentinos para quedarse con el contrato para hacer los nuevos DNI.

Los ejecutivos de Siemens confesaron las actividades ilícitas en Estados Unidos y también la Justicia alemana recolectó prueba que involucraba a los exfuncionarios argentinos. El empresario Ulrich Bock aportó un memo en la fiscalía de Munich con las iniciales de cada funcionario argentino que cobró coimas y la cifra correspondiente en cada caso. Por ejemplo: "9.75 CC y 16 CM", en supuesta referencia a lo que habrían recibido el expresidente Menem y su ministro del Interior. Los pagos se canalizaron a través de contratos ficticios de consultoría mediante transferencias a sociedades offshore, por lo que el dinero nunca ingresó a la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.