Plan Qunita: instalan un pesebre viviente frente a la quinta de Olivos para pedir que se entreguen los kits

Un grupo de madres y profesionales de la salud se presentaron con carteles junto a sus hijos; le escribieron una carta a Juliana Awada
(0)
24 de diciembre de 2016  • 14:43

Un grupo de mujeres instaló, frente a la quinta de Olivos, un "pesebre viviente" para pedir que se entreguen los kits del Plan Qunita, que están almacenados mientras se lleva adelante la investigación por un presunto caso de corrupción en torno a la licitación del programa durante el kirchnerismo.

"Estamos con madres de los barrios, y nosotros como profesionales de la salud hacemos hincapié en que las qunitas son inseguras. Lo que están haciendo es atroz, es un atropello que las familias no puedan tener las cosas que incluye el set de Qunita", dijo una de las manifestantes.

"Vamos a escribir una carta con los trabajadores de salud del barrio, con los vecinos, para que llegue a Juliana Awada y por lo menos haya una respuesta. Es pacífico esto, venimos en Navidad a que ella entregue las cunas a quienes lo necesitan", agregó, en referencia a la primera dama.

"Todos los niños recién nacidos tienen que tener una cuna donde dormir", dijo una nena vestida de ángel.

El caso Qunita

El 10 de noviembre el juez federal Claudio Bonadio elevó a juicio oral y público la causa por irregularidades con el plan Qunita del kirchnerismo, por lo que irán al banquillo, entre otros, el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y el ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán.

En la causa hay 18 procesados, mientras que quedó firme el sobreseimiento del gobernador de Tucumán y ex ministro de Salud Juan Manzur.

El expediente investiga irregularidades en la licitación del plan, un proyecto del kirchnerismo que implicó una inversión de más de 1000 millones de pesos para la compra de 140 mil kits que incluían una cuna, un bolso materno, cambiador y otros elementos "de uso cotidiano" para mujeres y sus bebés.

La Sindicatura General de la Nación (SIGEN) advirtió que algunas cunas no servían para bebés de más de siete kilos y que los precios pagados eran "excesivos e injustificados".

Según había dicho Bonadio en su escrito, esta es "una de las causas de corrupción más explícita y grosera que el suscripto tenga memoria, que derivó en una cuantiosa pérdida económica para la administración pública nacional cuando se direccionó de manera arbitraria una licitación pública para seis empresas pre-elegidas con anticipación".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.