Polarizada, La Rioja elige gobernador

La oposición busca vencer al peronismo, en el poder desde 1983, con el candidato radical Julio Martínez, apoyado por Sanz, Massa y Macri; el PJ postula al actual vicegobernador, Sergio Casas
Santiago Dapelo
(0)
5 de julio de 2015  

LA RIOJA.- Continuidad o cambio. Así quedó planteado el escenario en esta ciudad donde todo se mueve lento y nadie lleva prisa. La lucha está polarizada. El monumental aparato de quien ostenta el poder desde hace más de tres décadas contra la oposición, que en esta provincia logró ponerse de acuerdo y se presenta en bloque.

Aunque hay anotadas ocho fórmulas, sólo dos tienen posibilidades de llegar hoy a la gobernación. Sergio Casas, el heredero del mandatario local, Luis Beder Herrera, acompañado por Néstor Bosetti, peleará por retener el dominio para el Partido Justicialista, mientras que el binomio integrado por el radical Julio Martínez y el intendente de Famatina, Ismael Bordagaray -que cuenta con el apoyo de los precandidatos presidenciales opositores Mauricio Macri, Sergio Massa y Ernesto Sanz-, intentará hacer historia en La Rioja.

A la calma habitual se le sumó la veda electoral. Atrás quedaron los jingles de campaña, que desde las 9 de la mañana abrumaban a los riojanos durante todo el día. Las 24 horas previas al proceso electoral se vivieron en paz ante lo que se presenta en esta provincia como una pelea desigual: además de gobernador y vicegobernador, los 266.668 riojanos habilitados para sufragar deberán elegir a 18 intendentes, 20 diputados provinciales -que de los 36, sólo cuatro pertenecen a la oposición- y 150 concejales.

Se anticipa un día muy largo; el recuento de votos será engorroso y lento. Sucede que La Rioja es un "festival de colectoras", como definió los comicios Martínez, que lidera la Fuerza Cívica Riojana.

En total, habrá unos 5000 candidatos representados por 82 partidos políticos; es decir, uno de cada 53 votantes habilitados estará incluido en alguna boleta. La gran mayoría van "colgadas" de la fórmula kirchnerista. En Chilecito, por dar un ejemplo, el peronismo tiene 36 listas de concejales; en la capital, suman 30.

"La pelea no es 11 contra 11, es 11 contra 150. La pelea mano a mano no tengo duda de que la ganamos", se quejó ante LA NACION Martínez, que cuenta con el respaldo de Pro, el Frente Renovador, la Coalición Cívica, el socialismo, el peronismo disidente y Proyecto Sur.

El peso de las colectoras

"La cantidad de colectoras es lo que hace daño. Es un desastre? Nosotros tuvimos que armar colectoras, pero no el número que tienen ellos. Tienen plata, bolsones?", completó el diputado nacional. Pese a esto, Martínez y sus socios son optimistas, y consideran que la sociedad riojana está lista para el cambio.

Desde el entorno de Casas se ríen de esas especulaciones y anticipan un triunfo holgado que permitirá la prolongación del modelo. "Hoy tenemos una La Rioja más justa, más productiva, que vale la pena ser vivida, donde se han desarrollado obras que son fundamentales", destacó Casas, quien resaltó el papel que jugaron en este proceso Néstor y Cristina Kirchner.

Además de Casas y Martínez, también están anotados Fernando Gómez (Frente Riojano de Organización Popular), Silvio Torres (Frente Grande), Beatriz Martínez (Partido Comunista), Horacio Pavón (Izquierda para una Opción Socialista) y Alejandro Gallo (República y Democracia).

La seguridad del oficialismo y las dudas que muestra una parte de la oposición se explican en un antecedente demoledor: hace 32 años que gobierna el peronismo en esta provincia. Desde que el país recuperó la democracia, siete distritos no tuvieron alternancia; las otras son Formosa, Jujuy, La Pampa, Neuquén, San Luis y Santa Cruz. No hay dudas de que el oficialismo corre con ventaja.

"En todas las provincias argentinas, los oficialismos corren con alguna ventaja. En general, hay dos factores que ayudan a entender que la cancha está inclinada: la regla de reelección y la proporción de empleo público. En el caso de La Rioja, tuvo reelección indefinida hasta el cambio de la Constitución, en 2008. Este año es la primera vez que un gobernador no puede ser reelegido después de esa reforma constitucional. El segundo factor es la proporción de empleo público. En La Rioja, el 35% de quienes están ocupados poseen un empleo público", explicó Julia Pomares, directora de Instituciones Políticas de Cippec.

Esa preeminencia choca con la realidad económica que atraviesa la provincia, según relató Martínez. Sobre todo las economías regionales, que, como contó LA NACION ayer, se encuentran en crisis desde hace varios años. Eso, sumado a los bajos sueldos que tienen los empleados públicos, que representan cerca del 70% de la población activa, generó para el diputado nacional un escenario propicio para el cambio.

Ésta será la primera elección que afronta íntegramente el gobierno provincial, según informó a los medios locales el presidente del Tribunal Electoral Provincial, Mario Pagotto.

Además, por pedido de la oposición local, custodiarán la elección la policía provincial y la Gendarmería Nacional. Anteayer, por la noche, la fuerza de seguridad nacional tomó posesión del edificio que ocupa el Poder Legislativo en la ciudad y se conformó ahí el comando electoral que tendrá a su cargo la custodia de las 869 urnas.

Julio Martínez

Candidato con apoyo opositor

El diputado radical Julio Martínez es el candidato de la oposición que cuenta con el apoyo de los precandidatos presidenciales Ernesto Sanz, Sergio Massa y Mauricio Macri, y que busca hacer historia en La Rioja. Lo acompaña en la fórmula el intendente de Famatina, el massista Ismael Bordagaray. Hace muchos años que la oposición no tiene una chance tan concreta de destronar al peronismo

Sergio Casas

El heredero de Beder Herrera

Acompañado en la fórmula por Néstor Bosetti, el justicialista y actual vicegobernador de La Rioja, Sergio Casas, se presenta como el heredero del mandatario provincial, Luis Beder Herrera. Confiados en que el modelo aún no se agotó -el peronismo gobierna desde el regreso a la democracia, en 1983-, en el entorno de Casas pronosticaron un triunfo holgado

EN CLAVE RIOJANA

Presencias nacionales

Votantes: 266.668

Mesas: 869

Incidencia: 0,8% del padrón nacional Más allá de la baja incidencia de la provincia en el padrón nacional, el desenlace de las elecciones riojanas podría convertirse en otra vidriera para los candidatos a presidente. Dependiendo de los resultados, desde ya, si el ganador fuera el oficialista Sergio Casas, esta noche podrían viajar a la provincia el gobernador bonaerense y candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, e integrantes del gabinete de Cristina Kirchner.

Si, en cambio, se impusiera el diputado radical Julio Martínez, que compite con el respaldo de Sergio Massa y Mauricio Macri, para los festejos podría llegar el presidente de la UCR, Ernesto Sanz.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.