Preocupación en la provincia por la imagen negativa de Macri

En La Plata, estiman que una derrota de Vidal sería determinante en las elecciones presidenciales
En La Plata, estiman que una derrota de Vidal sería determinante en las elecciones presidenciales Fuente: Archivo
Santiago Dapelo
(0)
23 de mayo de 2019  

La preocupación aún no se transformó en alarma, pero hasta el momento no encuentra solución. La batalla bonaerense, por su peso electoral y los protagonistas que competirán, será determinante para el resultado de las elecciones presidenciales. La posibilidad real de que María Eugenia Vidal sea derrotada por el candidato que emerja del kirchnerismo podría tener un impacto de nocaut para las aspiraciones de reelección de Mauricio Macri . Así lo creen en el gobierno nacional y en el de la provincia.

Las últimas encuestas que circularon en el búnker de la gobernadora bonaerense muestran un crecimiento de su imagen, pero esa buena noticia no se derrama sobre la figura del Presidente. Vidal gana en cualquier escenario mano a mano, ya sea contra Axel Kicillof o Martín Insaurralde. Pero con la boleta completa, es decir, con el apellido Macri al tope, cae al segundo puesto por seis puntos. El problema para Vidal es que la elección bonaerense no tiene ballottage.

Parte de esto se habló en la reunión que compartieron el último lunes Vidal; el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. "Sin una tercera fuerza competitiva crece la posibilidad de perder", coincidieron, según pudo reconstruir LA NACION.

Es en ese punto que todos miran con desconfianza a Sergio Massa. El líder del Frente Renovador, que ayer ratificó su compromiso con Alternativa Federal, podría darle la llave del triunfo al kirchnerismo, si termina acompañándolo. "Hasta el 22 de junio falta una eternidad", resumió un hombre al tanto de las negociaciones.

Para evitar una jugada de esas características fue que Mauricio Macri puso punto final a las listas colectoras a principios de abril. El decreto presidencial fue un pedido de Vidal y de su jefe de Gabinete, Federico Salvai, ante la posibilidad de un acuerdo entre Cristina Kirchner y Alternativa Federal para "compartir" un único candidato provincial.

El equipo de campaña que lidera Peña trabaja específicamente en "levantar" la alicaída imagen del Presidente, sobre todo en el conurbano. Un estudio que realizó una de las principales consultoras que trabajan con el oficialismo dejó en claro cuál es la principal variable para lograr ese objetivo: Macri debe demostrar que puede "controlar" la inflación. La obsesión del equipo económico, que lidera Nicolás Dujovne, es justamente lograr que la tendencia a la baja se sostenga en forma ininterrumpida y llegar a octubre con un índice inferior al 2,5 mensual.

Otro tema que sepultaron en el primer piso de la Casa Rosada, donde trabajan Macri y Peña, y en el centro de operaciones que tiene la gobernadora en la ciudad, sobre la Avenida del Libertador, es el "plan V".

"Sin María Eugenia es imposible ganar la provincia", admitieron fuentes oficiales. Como sucedió en 2015, Vidal tendrá gran parte de la responsabilidad de llevar al triunfo a Macri. Hace cuatro años logró que el 6% de los bonaerenses corten boleta. Hoy, el objetivo es más modesto.

Vidal se muestra confiada. Harta de contestar sobre el "plan V", se dedica a recorrer el principal distrito electoral del país. "Será candidata a gobernadora, no hay otro plan. Habla solo de obras y de la lucha contra las mafias", reconocieron cerca de la mandataria. Por eso también se corrió del foco mediático.

Ni siquiera el nuevo escenario, con Cristina Kirchner como candidata a vice de Alberto Fernández, trastocó su recorrido. "Sigue siendo el kirchnerismo puro", analizó uno de sus principales asesores. Para Vidal y los suyos nada cambió, las ofertas electorales siguen siendo tres: Cambiemos, el kirchnerismo y Alternativa Federal.

Mientras camina la provincia, la gobernadora se prepara para dar la batalla. "Quiere salir a debatir todo. Va a dar la pelea en todos los ámbitos", confiaron desde su círculo íntimo.

En la Casa Rosada siguen la evolución de los precios y principalmente del dólar, minuto a minuto. Cada cierre diario con la divisa norteamericana sin sobresaltos es celebrado. Y se preparan para un "festival" de inauguraciones de obras. El listado es extenso e incluye varias presentaciones que, según cree el Gobierno, marcarán un hito. Por ejemplo, el Paseo del Bajo, que se pondrá en marcha el lunes.

Pero en la nómina de estrenos, que maneja el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, también aparecen el aeropuerto de Ezeiza, tres metrobuses, subterráneos y rutas. "El contraste con el pasado será muy claro", se entusiasmó un integrante del gabinete nacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.