Coronavirus: prevén un aislamiento parcial y segmentado para los grupos de riesgo

Ese es el consenso de un grupo de infectólogos; será una vez que se decida levantar la cuarentena obligatoria
Ese es el consenso de un grupo de infectólogos; será una vez que se decida levantar la cuarentena obligatoria
Martín De Ambrosio
(0)
29 de marzo de 2020  

Segmentarla, parcializarla y a la vez endurecerla donde haga falta: ese es el consenso entre los especialistas respecto de la cuarentena. Si bien todos dan por sentado que se extenderá más allá del plazo del martes próximo -el lunes 13 de abril es la fecha más segura- se busca la manera de que se afine el ojo y deje de ser indiscriminada en todo el país. La lógica es que las jurisdicciones que hasta entonces -mediados de del mes próximo - no muestren circulación local, y ni siquiera los llamados casos importados, puedan empezar a tener una flexibilización del aislamiento y comenzar algunas actividades comerciales. Desde luego, sin clases presenciales de ningún tipo y con la premisa de evitar reuniones y cuidar a los grupos de riesgo más alto (mayores y con enfermedades previas).

Hasta ayer, cinco provincias no tenían ningún caso de coronavirus: Catamarca, La Rioja, San Juan, Formosa y Chubut. Si se tomaran las medidas adecuadas, podrían volver a tener cierta actividad económica en un contexto de recesión agudizada, pero de ningún modo antes del 13 de abril. Por el contrario, los lugares donde la cantidad de casos de transmisión comunitaria sea más alta todavía no podrían siquiera pensar en retomar (algunos aspectos de) la antigua normalidad. La ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana y el Chaco (donde se registran cuatro fallecidos) son los distritos donde la circulación del virus retrasaría el inicio de la poscuarentena, incluso hasta fines de abril; siempre con la oportunidad cierta de que la misma dinámica de la epidemia cambie incluso estas previsiones.

Según explicó la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, uno de los ejes en el que se está trabajando es precisamente la salida del aislamiento obligatorio. "Tenemos que pensar cómo seguimos, durante cuánto tiempo es necesario seguir con estas medidas estrictas, y cómo retomar las actividades paulatinamente, con el inmenso desafío de comunicar que este será un invierno diferente. Hay que planificar que las medidas de higiene y el distanciamiento deben sostenerse", sostuvo anteayer.

"La decisión de extender la cuarentena se basa en factores médicos, epidemiológicos, sociales y económicos", dijo Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología. "Que se continúe sería muy bueno para reducir al máximo la circulación comunitaria del virus. La propuesta de extensión es la más lógica. Luego, si nos mantenemos en cien casos por día y no se dispara la curva, sería posible levantarla en algún momento de abril, pero no para ciertos grupos de personas, como mayores, o inmunosuprimidos y los que hayan estado en contacto con casos positivos", precisó Sued, que integran el grupo de expertos que asesoran a la presidencia.

En ese marco, se elaboran escenarios entre lo peor y lo mejor para que el sistema de salud soporte una avalancha de contagiados, y se evalúa día a día la evolución de la curva de casos. Uno de los problemas con una infección que toma entre 8 y 14 días para generar síntomas (más uno o dos días de análisis) es que la foto que muestran los funcionarios del Ministerio de Salud tiene unas dos semanas de atraso. Por eso, los primeros efectos del aislamiento obligatorio se empezarán a ver los primeros días de abril.

Cómo salir del confinamiento

"No existe el día perfecto para salir de la cuarentena. Desde lo sanitario, me preocupa más cómo salimos de la cuarentena que cuándo salimos de ella", indicó Fernando Polack, director de la Fundación Infant. "El secreto del éxito de la Argentina en esta batalla contra la naturaleza es planificar cuidadosamente la salida de la cuarentena a tiempo y correctamente", explicó. Y agregó que el virus quedará circulando y generando problemas por lo menos durante todo el año. "Hay que hacer un plan. Corea del Sur y Singapur se prepararon durante años para la pandemia, lo mismo Japón, y así pudieron transitarla con menos drama que los países occidentales. Hay que imitar lo mejor posible esas situaciones", contó. "Vamos a necesitar un plan para que la Argentina produzca, trabaje, mientras cuida a sus poblaciones vulnerables y mantiene lo más bajo posible el accionar del coronavirus", completó Polack, que por estos días además tiene abundante trabajo extra como revisor de las publicaciones científicas que se generan sobre el coronavirus. Y se lamentó: "No vamos a poder seguir con la vida normal".

Pero existen opciones. "Hay países que cerraron ciudades específicas. En Wuhan había cuarentena total, pero no en Pekín", describió Sued. "La enseñanza de los otros países es que no hay que bajar los brazos. Ahora Wuhan está sin casos, pero en Corea se levantaron las medidas de aislamiento y aumentaron los casos. Hay que mantener alto el nivel de alerta. Seguir muy exigente y reducir lo que no sea imprescindible, como reuniones familiares, cines, fiestas, teatros, todo el ocio. El virus nos 'cacheteó' y no vamos a volver a la antigua normalidad, que por otro lado tenía mucho de injusto también", añadió.

Según Eleonora Cunto, jefa de Terapia Intensiva del Hospital Muñiz, en la ciudad, "para que los casos no vengan todos juntos es razonable la prolongación de la cuarentena después del 31 de marzo; por lo menos hasta Semana Santa". Si entonces la curva se aplanó, Cunto piensa que se podrán reiniciar algunas actividades económicas y otras no, siempre de manera "muy paulatina".

Pese a que su provincia es una de las que no tiene casos de Covid-19, o debido a eso, el ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich, se manifestó a favor de continuar el aislamiento obligatorio. "Queremos que siga la medida, porque gracias a ellas se mantuvo a la provincia sin casos", dijo a este diario. Chubut todavía recibirá dos vuelos la próxima semana y a partir de ahí, si se confirman la ausencia de casos, podrían permitirse movimientos internos de la población. "Hay consenso con las otras provincias que no tienen casos en actuar así y a partir del 13 de abril empezar a flexibilizar con mucho cuidado", concluyó. En Italia, la cuarentena empezó el 10 pasado, aunque había antes tomado medidas en el norte del país, el área más afectada. En España, las decisiones más radicales de impedir el movimiento de personas empezaron recién el 16 pasado (ya con unos 8000 casos y 200 muertos). Por otro lado, Francia anunció la extensión de la cuarentena hasta el 15 próximo. En la región, Perú, el país con una estrategia más parecida a la Argentina, ya la prolongó hasta el 12.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.