Fuerte advertencia de EE.UU. por la relación con Evo Morales y Venezuela

Alberto Fernández y Maurice Claver-Carone
Alberto Fernández y Maurice Claver-Carone Crédito: Frente de Todos
Gabriel Sued
(0)
14 de diciembre de 2019  • 00:00

Las tensiones con el gobierno de los Estados Unidos, expuestas el martes pasado por la partida anticipada del enviado de Washington al acto de asunción de Alberto Fernández, se agudizaron ayer, después de la llegada de Evo Morales a la Argentina.

Mauricio Claver-Carone, el funcionario estadounidense que abandonó la Argentina el martes, el más importante funcionario de la Casa Blanca en la región, advirtió que la llegada de inversiones y de ayuda internacional al país dependen de un cambio de rumbo en la relación que la Casa Rosada mantiene con el gobierno de Venezuela y con los expresidentes Evo Morales y Rafael Correa.

"Le hemos hecho una pregunta muy contundente al presidente Fernández, consistente con su discurso [de asunción], que es si va a ser un abogado de la democracia en la región o si va a ser un apologista para las dictaduras y para estos caudillos que no quieren retirarse del poder, sea Maduro, o sean excaudillos, como Correa y Morales", dijo Claver, en una conferencia telefónica con medios de la región. El funcionario es director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, un órgano que en la administración de Donald Trump ganó peso en la política exterior en detrimento del Departamento de Estado.

Hasta anoche no hubo respuesta de parte del gobierno de Fernández. Tampoco la habrá en las próximas horas. En la Cancillería destacaron que se trata de declaraciones periodísticas y que, al margen de las manifestaciones públicas de Claver, no hubo ningún planteo formal del gobierno de los Estados Unidos por las vías diplomáticas correspondientes. Si eso ocurriera, el gobierno argentino daría una respuesta, dijeron.

En la Casa Rosada relativizan el peso de Claver en la política exterior de Washington y destacan que, pese a la partida anticipada del funcionario, Fernández almorzó el miércoles con Michael Kozak, subsecretario para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

"Juzgaremos a la Argentina por sus hechos y el tiempo dirá. Nosotros queremos que la Argentina tenga éxito, que el presidente Fernández tenga éxito. Pero es una relación mutua y es importante que no haya sorpresas", manifestó el funcionario, en diálogo con la prensa.

Inversiones y ayuda

La conferencia fue convocada para presentar el programa América Crece, una iniciativa de Washington para impulsar la inversión en el sector privado en energía, infraestructura y telecomunicaciones en América Latina y el Caribe. Después de destacar que el futuro de la Argentina depende del desarrollo de Vaca Muerta, Claver señaló que habían comprometido inversiones con la administración de Mauricio Macri y dijo: "Quisiéramos seguir trabajando con la administración actual, para ayudarlos con eso".

El funcionario, que antes de llegar a su cargo actual pasó por el Tesoro y por el board del FMI, insistió en que se había ido antes de tiempo de la Argentina, enojado por la presencia en las celebraciones del expresidente de Ecuador Rafael Correa y del ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, Jorge Rodríguez. Es uno de los funcionarios de Maduro sancionado el 3 de diciembre, a instancias de Washington, por los países que forman parte del Tratado de Asistencia Recíproca (TIAR), un instrumento de la época de la Guerra Fría.

"Tuvimos una situación desagradable en la toma de posesión. El nuevo gobierno violó los acuerdos del TIAR, permitiendo a una persona sancionada no solo por los Estados Unidos sino por más de 12 países de la región. No es solo una falta de respeto para los participantes, sino también para las democracias de la región", remarcó ayer Claver.

En relación con América Crece, advirtió: "La relación entre Estados Unidos y la Argentina beneficia a la Argentina. Este es un programa para que la Argentina pueda crecer, pueda pagar sus deudas y salir de la crisis. Es para el bien de la Argentina. Todos estos caudillos y dictadores son parásitos que le quitan a la Argentina. Fernández es un hombre inteligente y ojalá vea que esas relaciones perjudican a su país".

Claver, que se había reunido con Fernández en noviembre en México, se manifestó en contra de la presencia de Morales en la Argentina. Sostuvo que sería "muy negativo para la región y la democracia" y algo que su gobierno vería "como un grave problema", si Morales estuviera en la Argentina "fomentando la inestabilidad y la violencia en Bolivia".

La posición crítica de Estados Unidos contra Morales ya había sido planteada por Kozak. "Evo renunció porque sabía que el pueblo boliviano no aceptaría una elección fraudulenta, con serias irregularidades como 'alteraciones en las actas y falsificación de firmas' por parte de sus funcionarios electorales. Su versión puede cambiar, pero los hechos, no. No al fraude", dijo en Twitter, horas después de la llegada a la Argentina del expresidente de Bolivia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.