Quién es quién en la familia de Lázaro Báez

Melisa Soledad, Luciana, Martín, Leandro y Norma Calismonte, la exesposa del empresario
Melisa Soledad, Luciana, Martín, Leandro y Norma Calismonte, la exesposa del empresario Fuente: Archivo
Mariela Arias
(0)
25 de abril de 2019  • 12:02

Norma Calismonte, exesposa (60 años)

Es la exesposa de Báez y madre de sus cuatro hijos. Vive en la casa familiar de la calle Villarino, en Río Gallegos. Cuando Lázaro Báez fue detenido, ella se encargó del cuidado de su suegra, que vivía en la misma casa, hasta que falleció el año pasado. Tras el divorcio con Báez, mientras estaba en prisión, ella no volvió a visitarlo a Ezeiza.

Pertenece a una familia tradicional de Río Gallegos, emparentada con el ex intendente, Raúl Cantín (FPV) quien llegó al cargo apoyado por Báez y tuvo que renunciar en medio de denuncias judiciales y un gran descontrol en la gestión. Es una mujer sencilla, que no tuvo participación en las empresas principales. Solo registró a su nombre una empresa de viajes, Escalatur, junto a su sobrina Andrea Cantín. En Río Gallegos, muchos la conocen, por su ayuda social que realizaba con reserva y por mantenerse al margen de los negocios familiares.

Luciana Báez, hija mayor (39 años)

Cuando Lázaro Báez quedó en prisión designó a su hija mayor como la heredera del emporio, que entraba justo en quiebra. Ella llevaba años trabajando junto a su padre en Austral Construcciones. Antes de la caída, ella se explayó comercialmente en la constitución de varias sociedades como Genika donde se asoció a su hermano menor, Leandro para la compraventa, consignación, mandato, permuta, importación y exportación de vehículos. También creó una productora de contenidos audiovisuales y emisora de publicidad a la que nombró Grupo4 SA, y a otro rubro tan diverso como la venta al por mayor de carnes y derivados, excepto la carne de aves, con domicilio en Río Turbio. También se interesó por comprar tierras y tuvo la mayoría accionaria de Integral Alem, un negocio de venta de neumáticos.

Por tener la firma autorizada en las empresas de su padre, cuenta con un abundante historial de mas de 600 cheques rechazados en cuentas jurídicas según informó el Banco Central. Cercana a su padre, lo visitó en Ezeiza, pero después ya no lo frecuentó más.

Martín Antonio Báez, hijo (38 años)

"El compartía oficina con Lázaro, sino estaba Lázaro estaba él", así lo definió Leandro Báez a su hermano mayor. Martín es el hijo al que Báez preparaba como su principal heredarlo. A él le dejó el momento de mayor brillo, cuando lo designó para hablar en la inauguración del Club Boca, frente a la presidenta Cristina Kirchner y el titular de la AFA, Julio Grondona en 2011, pero el país lo conoció cuando su imagen fue vista contando dólares en la financiera "La Rosadita".

Durante una década fue la mano derecha de su padre, compró campos y propiedades y fue accionista en la mayoría de las empresas del Grupo Austral. Viajó hasta a China y toda Europa por negocios y por placer. En solo dos años pasó de ser deudor a millonario: en 2013 declaró ante el fisco un patrimonio de 30 millones de pesos; entonces, solo tenía 32 años.

Creció en los rubros de compra y venta de autos importados, la actividad petrolera, productoras de televisión, agencias de publicidad, negocios inmobiliarios, la organización de eventos y hasta la reparación de cubiertas."Lo que hacemos por nosotros muere con nosotros", escribió el 18 de febrero de 2013 desde su celular en su muro de facebook, cuando estalló el escándalo por la ruta del dinero que involucraba a su familia, invisibilizó su cuenta en la red social. Quedó detenido el 7 de febrero pasado en el penal de Ezeiza junto a su padre, por haber sacado U$S 5 millones de una cuenta en las Bahamas, pese a estar bajo inhibición judicial.

Melina Soledad Báez, hija (31 años)

Es la menor de las mujeres, la única que no figura como titular o accionistas en las empresas de su padre. Por edad, es la más cercana a Leandro Báez con quien vivieron juntos en Buenos Aires, mientras eran estudiantes. Su hermanó declaró que juntos viajaban a Río Gallegos tanto en vuelos de línea, como en el avión privado de su padre, viajes que solían compartir con amigos.

Según los registros comerciales aparece como empleada en Austral Construcciones, Don Francisco SA y su ultimo registro comercial es en Las Olas SRL, la empresa que alquiló la estación de servicio de los Báez. Cuando allanaron su casa, encontraron fajos con dólares. Cuando fue imputada en la causa de lavado, fue la que más sorprendió, ya que es la que menos involucrada estuvo en las empresas familiares.

Leandro Antonio Báez, hijo (28 años)

Es el menor de los hermanos, y el mas enfrentado a su padre. Distanciamiento que se mantiene hasta hoy. Durante el juicio, se refirió a su padre en tercera persona, y lo responsabilizó de todo lo ocurrido en la empresa. Por el enfrentamiento con su padre, fue alejado del corazón de los negocios por el propio Baéz, aseguran quienes lo conocen de cerca.

"Los dos somos parecidos, frontales", dijo las diferencias con su padre. En el 2011, trabajó en la parte administrativa de Austral Construcciones, para luego dedicarse exclusivamente al trabajo y administración de los campos.

Es accionario en por lo menos tres empresas familiares. Acumula 38 mil hectáreas en campos que compró por 3.4 millones según lo declarado en los registros catastrales. Ayer explicó que su tarea en los campos la realizó a través de la empresa Austral Agro, creada para administrar los campos que compraba Báez, aunque negó conocer el origen del dinero con el que se realizaba las compras, pese a que firmaba como apoderado. Desde que empezaron los problemas judiciales a los Báez, fue el que tuvo una fuerte acción defensiva, supo recusar al juez federal Sebastián Casanello y apuntó a los Kirchner.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.