Leandro Báez se despegó de su padre y se refirió al vínculo con los Kirchner

Señaló que Lázaro "manejaba la caja" y precisó encuentros con el expresidente en Santa Cruz, Olivos y la Casa Rosada; también mencionó a Cristina y Máximo; desconoció las acusaciones
Señaló que Lázaro "manejaba la caja" y precisó encuentros con el expresidente en Santa Cruz, Olivos y la Casa Rosada; también mencionó a Cristina y Máximo; desconoció las acusaciones Crédito: Captura video CIJ
Candela Ini
(0)
24 de abril de 2019  • 11:26

Leandro Báez, el hijo menor del detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez, afirmó este miércoles, en el juicio de la causa conocida como la ruta del dinero, que se enteró de que figuraba como beneficiario en cuentas en el exterior a raíz de la apertura de la causa judicial por lavado de activos contra su padre, con quien dijo estar "confrontado".

Sentado en el banquillo de los acusados, Báez respondió las preguntas del fiscal Abel Córdoba y de las querellas. Dijo que no sabe en cuántas cuentas aparece como beneficiario ni cuánto dinero hay en ellas ni qué significa ser beneficiario.

"Me enteré en 2013, supe que figuraba como beneficiario en la cuenta con la causa judicial", y a través del programa del periodista Jorge Lanata, aseguró Leandro, el menor de los dos hijos varones de Báez, ante los integrantes del Tribunal Oral Nº 4. Leandro y sus tres hermanos -Martín, Melina y Luciana- son juzgados junto a su padre y otros acusados, como el arrepentido Leonardo Fariña, por maniobras de lavado de activos por 60 millones de dólares provenientes de la obra pública en Santa Cruz durante el kirchnerismo.

"De los fondos en el exterior me enteré en 2013", sostuvo, y afirmó que hasta ahora no pudo hablar del tema con su padre.

La declaración de Leandro Báez ante el fiscal - Fuente: Télam

00:00
Video

"No tuve oportunidad de aclarar el tema con Lázaro, estoy medio confrontado", dijo al tribunal en la audiencia del juicio por la llamada "ruta del dinero K". Y agregó: "Por año nos peleamos tres o cuatro veces". A su padre aludió en todo momento como "Lázaro", de quien dijo: "Manejaba la caja".

Además, tomó distancia de las decisiones en Austral Construcciones, la nave insignia. "Era su empresa, hacía lo que quería", dijo Leandro. También confirmó numerosos encuentros de su padre con Néstor Kirchner en Santa Cruz, en la quinta de Olivos y en la Casa Rosada. Y mencionó a Cristina y Máximo.

Ante la pregunta del representante de la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre si él conocía a Néstor, Cristina y Máximo Kirchner, respondió: "Como ya declaré en el juzgado de [Claudio] Bonadio, los conocí. Fue en un asado en la estancia Cruz Aike en el que estaban los tres, y después en la chacra de Lázaro, donde estuvo tres o cuatro veces Néstor Kirchner".

Ante una pregunta del fiscal sostuvo no saber "en cuántas cuentas aparece ni por cuánto dinero" y que su pasaporte estaba en la oficina de su padre en Río Gallegos.

Esto lo aclaró porque una copia se adjuntó como documentación a las cuentas offshore de las que era beneficiario junto a sus tres hermanos.

Además, relató que viajó a China y otros lugares junto a su hermano Martín -detenido junto a su padre en esta causa- para acompañarlo, "conocer y abrir un poco la cabeza".

Leandro dijo que a esos viajes lo mandaba su padre, que él tenía 21 años y que en uno de ellos viajó con Javier Sánchez Caballero, de la firma Iecsa, porque se negociaba la construcción de dos represas en el sur del país. Báez se presentó con su empresa Austral al proceso licitatorio para ganar la adjudicación del contrato para construir las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa (antes llamadas Kirchner y Cepernic), pero en cambio lo obtuvo una UTE integrada por el consorcio chino Gezhouba y las empresas Hidrocuyo y Electroingeniería, esta última del detenido Gerardo Ferreyra.

El hijo de Báez recordó que cobraba unos 250.000 pesos por su trabajo en las empresas del padre y que viajó a Francia, España y China.

Sobre el arrepentido Leonardo Fariña, uno de los responsables de que este caso haya salido a la luz, sostuvo que "trataba con Lázaro directamente", pero dijo que lo conoció en Austral Construcciones y que lo vio seis o siete veces.

Fariña fue quien reveló cómo giraba dinero negro de Lázaro Báez al exterior a través de un circuito ilícito. El delito precedente, es decir, las irregularidades en la adjudicación y el direccionamiento de contratos de obras públicas a la empresa Austral Construcciones, se juzgará a partir del 21 de mayo en los tribunales de Comodoro Py. En esa causa se encuentra imputada la expresidenta Cristina Kirchner, así como también exfuncionarios del Ministerio de Planificación, que encabezaba Julio De Vido, y el mismo Lázaro Báez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.